Carta abierta al presidente del gobierno de España del Front Abolicionista del País Valencià

Carta abierta al presidente del gobierno de España del Front Abolicionista del País Valencià

Valencia, 21 de octubre de 2021. 

Señor Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de coalición, secretario general del PSOE:

El Front Abolicionista del País Valencià es la plataforma abolicionista de la Comunidad Valenciana integrada por más de 50 asociaciones feministas y por un número cada vez mayor de mujeres feministas que de forma individual se integran en ella. El objetivo que perseguimos es la abolición de toda forma de mercantilización de las mujeres y las/los menores y la desmantelación de la construcción social lastrada por el género, que es la que ha hecho posible esa mercantilización.

Este fin de semana, tras su 40º Congreso Federal, el partido que usted dirige ha hecho público su compromiso político con la aprobación de una ley abolicionista de la prostitución. Nos alegra que el PSOE haya asumido ese compromiso político que lleva pendiente desde 2007, tras la presentación del Informe sobre el estudio de la prostitución en nuestro país, encargada a la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades por parte del Congreso de los Diputados.

Nos resulta enormemente desconcertante comprobar que, al mismo tiempo, ese mismo partido, asume otro compromiso incompatible con el primero: “El PSOE ha obviado finalmente las enmiendas presentadas por algunas federaciones expresamente en contra de la ley trans, a la que el partido dará un respaldo claro, ya que ley trans «materializa un compromiso histórico tanto programático como orgánico» del PSOE”. (Europa Press, 16/12/2021).

Señor secretario general del PSOE y presidente del Gobierno de coalición: La ¨ley trans” está elaborada asumiendo los criterios dogmáticos de la diversidad, y la ley Orgánica Abolicionista del Sistema Prostitucional (LOASP) que se ha comprometido a aprobar tiene que elaborarse asumiendo los principios de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Conceptualizar bien para politizar bien es una recomendación de la insigne maestra Celia Amorós que la teoría ética y la política feminista siempre ha seguido, y que es un motivo más para exigir la paralización de la aprobación de la llamada “ley trans”:

La diversidad no reclama ni garantiza la igualdad de derechos, oportunidades y responsabilidades entre mujeres y hombres, es decir, entre todos los seres humanos. Es indiferente a la desigualdad estructural entre mujeres y hombres, a los sistemas de poder establecidos en base a ella y a las estructuras de dominio generadas gracias a la configuración e imposición del género a través de las normas, usos, costumbres y leyes que nos han acompañado hasta ahora, y que históricamente han vinculado el poder y el dominio al varón y lo masculino, y la dependencia y la sumisión a la mujer y lo femenino. Por tanto carece de los  recursos éticos con carácter universalista que posibilitan la reciprocidad entre todos los seres humanos y el respeto mutuo.

En el Congreso Federal las socialistas feministas defendieron que el PSOE debería ser un partido «alejado de los postulados identitarios de género» y que otra cosa supondría «la ruptura con la agenda feminista»

La ablación del clítoris, los matrimonios infantiles, los matrimonios forzosos en los que se obliga a la mujer violada a casarse con su violador, el acoso sexual, la prostitución, la pornografía, la llamada asistencia sexual (otro eufemismo para la prostitución), la violación, el feminicidio, la explotación reproductiva de las mujeres (como el llamado alquiler de úteros), todos los tipos de violencia que un varón supremacista de género (machista) utiliza con su pareja (sexual, psicológica, vicaria, económica), o con otras mujeres… existen y se mantienen porque satisfacen expectativas y deseos que los varones asumen como propios al presentarlos el género como valores masculinos.

  • La igualdad busca la equiparación de derechos, oportunidades y responsabilidades entre mujeres y hombres, es decir, entre todos los seres humanos, y su carácter universalista blinda la reciprocidad y el respeto mutuo, y protege a la vez el respeto hacia la diversidad inherente a los seres humanos. En palabras de Soledad Murillo: “Hay países donde un hombre puede casarse con una niña de 10 años, legislativamente puede casarse con una niña de 10 años, y por lo tanto la diferencia, y es importante resaltarlo, está entre la legalidad y la legitimidad. La legalidad está expuesta y cautiva de la voluntad política de los gobiernos y de la misoginia adquirida por nuestra socialización patriarcal, la legitimidad la damos nosotras, el movimiento feminista, que es un movimiento civilizatorio”.

Señor secretario general del PSOE y presidente del Gobierno de coalición: En el Congreso Federal las socialistas feministas defendieron que el PSOE debería ser un partido «alejado de los postulados identitarios de género» y que otra cosa supondría «la ruptura con la agenda feminista» y una falta de respeto al «legado de las feministas». (El Independiente, 19/10/21).

Y tienen razón, porque la mercantilización de las mujeres y menores sólo ha sido posible debido a la posición de subsidiariedad de las mujeres respecto a los varones, gestada y sostenida por una desigualdad estructural impuesta a través del género, por lo que resulta absolutamente imprescindible la paralización de la “ley trans”, ya que sus principios ideológicos resultan incompatibles con la puesta en práctica de medidas que garanticen la Igualdad Efectiva entre mujeres y hombres, como por ejemplo la LOASP.

La PAP (Plataforma Estatal de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución) de la que el Front forma parte, ha elaborado un Anteproyecto de Ley Orgánica Abolicionista del Sistema Prostitucional, LOASP, y lo presentó el 4 de diciembre a la ministra de Igualdad, quien se comprometió a concertar una segunda reunión tras su lectura y análisis, compromiso que no ha cumplido. La PAP también solicitó una reunión con usted, reunión que no aceptó y derivó su solicitud a la ministra de Igualdad.

Pero la PAP no está sola, existe una Red de CC. AA por una vida libre de Violencia para las mujeres en contexto de Protitución, Trata y Esia (Explotación Sexual en Infancia y Adolescencia), una Red de Ayuntamientos y Municipios Libres de Trata y Explotación Sexual, una Red Académica Internacional de Estudios sobre Prostitución y Pornografía, leyes abolicionistas aprobadas hace años en países europeos (que han demostrado su eficacia al contrario de lo ocurrido con las leyes regulacionistas, que han supuesto una aumento exponencial de la violencia contra mujeres y niñas), y un potentísimo movimiento feminista abolicionista perfecto conocedor de la realidad del fenómeno de la explotación sexual.

Por todo lo dicho señor presidente, le instamos a que el Gobierno de coalición que preside incorpore la agenda feminista al ideario político que configura las medidas y decisiones que señalan y distinguen claramente a un gobierno como progresista y feminista, y que garantizarían su efectividad. Sin esa incorporación una parte muy importante de la sociedad española seguirá sin sentirse representada por este gobierno de coalición, a cuya formación contribuyó con su voto.

Hemos firmado el manifiesto elaborado para la manifestación del 23 de octubre en Madrid bajo el lema La fuerza de las mujeres es el futuro de todas: ese día nuestra voz se unirá al clamor de todas las feministas que reclaman que la agenda feminista se tenga en cuenta como base para la elaboración de todas las políticas, en estricto cumplimiento con lo establecido por la Ley para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres de 2007: “La mayor novedad de esta ley radica en la consideración de la dimensión transversal de la igualdad, seña de identidad del moderno derecho antidiscriminatorio”.

España debe volver a situarse a la vanguardia de los países comprometidos con la elaboración e implementación de medidas políticas y dotación de recursos públicos para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, es decir, para la consecución de una sociedad igualitaria, socialmente justa y asentada sobre un modelo socioeconómico garante del bien común.

Señor presidente: Ustedes se han declarado feministas y eso conlleva ser coherentes y asumir estas responsabilidades por su parte. Ahora cumplan su palabra.

 

 

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )