Seis cosas muy importantes que debes saber antes de tener un hijo por vientre de alquiler:   

Seis cosas muy importantes que debes saber antes de tener un hijo por vientre de alquiler:  

Vanesa Rodríguez Vilas

  1. Lo primero es pensar en cuánto dinero te quieres gastar. Existen países low cost que serían como las marcas blancas y otros donde el proceso te puede salir más caro pero quizás puedas disfrutar de otras experiencias cuando viajes a recoger tu producto. ¿Cuáles son esas experiencias? Por ejemplo, puedes sacarte fotos con tu gestante y toda su familia mientras les haces una tortilla española (son escenas que quedan muy bien en el álbum familiar). Sin embargo, en los países low cost, sacarte una foto con una mujer racializada gestando “tu” futuro bebé puede verse como algo clasista y racista. Personalmente creo que eso pierde el encanto que tiene la subrogación. En estos destinos, la pobreza puede ser más evidente, lo cual hará que no disfrutes tanto del proceso y te veas como un explotador. Es cierto que, las mujeres se ofrecen para ser madres de alquiler por necesidades económicas, pero siempre es mejor que dichas necesidades sean las de pagar una hipoteca de una casa con jardín y no las de evitar morirse de hambre y pagar un alquiler de una casa sin agua potable.
  2. Lo más importante es tu genética, pero en el caso de que no puedas aportar tus genes al 100% (de momento no podemos tener un clon) lo segundo más importante es elegir unos buenos gametos. España es un buen sitio, puedes encontrar un gran mercado de óvulos de mujeres blancas europeas. Una vez pagues, esos gametos, te pertenecen y son de tu propiedad.
  3. No escuches a la gente que habla de la epigenética, sólo quieren confundirte y decirte que es más importante el embarazo que los genes.
  4. Busca bien, muchas empresas te ofrecen enviar los gametos por mensajería, te puedes ahorrar mucho dinero no teniendo que acudir presencialmente a pajearte en un tarrito a 10.000km de tu casa. Además de ser un engorro, tanto viajecito puede incrementar el precio final.
  5. Cuando la gente (que la hay muy mala) te pregunte porque explotas a otras mujeres, no te enfrentes, pon cara de pena (y que salte alguna lagrimilla) mientras cuentas que es el sueño de tu vida. Si eres hombre tienes tres supuestos: el de hombre soltero (pobrecito yo, que no encuentro con quién ser papá), el de hombre con pareja homosexual (pobrecitos nosotros, que queremos ser papás y solos no podemos) o el de hombre con pareja heterosexual cuya mujer no puede llevar un embarazo a término (soy tan buena persona que en vez de cambiar de pareja nos iremos a otro país a buscar a otra mujer para que mis genes sigan su linaje).
  6. No te asustes si el bebé llora buscando a su madre, es normal que pase, todavía es muy pequeño y no entiende cómo funciona el capitalismo. Como tendrás la suerte de educarle a tu imagen y semejanza ya le explicarás la historia de amor que tú quieras.

Esperemos que estos consejos sean de vuestro interés, futuros surropapis y surromamis, y recordad no hay nada que el dinero no pueda comprar.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )