PSOE evita pedir al Gobierno permisos retribuidos para empleados/as con hijos en cuarentena preventiva

PSOE evita pedir al Gobierno permisos retribuidos para empleados/as con hijos en cuarentena preventiva

La oposición reprocha que los socialistas registren medidas que pueden poner en marcha desde la Moncloa

 

El PSOE no ha aceptado las enmiendas de Ciudadanos, Esquerra Republicana y Más País en las que se instaba al Gobierno a poner en marcha las medidas necesarias para que los empleados que tuvieran que reducir o renunciar a su jornada laboral por tener que cuidar a un hijo en cuarentena preventiva por la pandemia, no tuvieran que renunciar a su sueldo o a parte de él.

Estas formaciones querían añadir sus aportaciones en esta materia a una proposición no de ley sobre la profesionalización del sector de los cuidados que el PSOE ha llevado a debate al Pleno del Congreso de este martes.

La portavoz de Igualdad de los socialistas, Laura Berja, ha agradecido a todas las formaciones que han enmendado el texto sus propuestas, pero ha señalado que algunos de estos puntos se deben «dirimir en el contexto de otras iniciativas» porque «se alejan del espíritu inicial» de la propuesta. Según ha relatado en su intervención, esta iniciativa tiene que ver con la corresponsabilida y en la necesidad de lograr un «reparto más igualitario» de las tareas de cuidados que, en la actualidad, recaen en su mayoría en las mujeres.

Berja ha asegurado que «las mujeres están hartas de hacer lo que no hacen los hombres» y ha lamentado que esta situación «empeora» o «retrocede» durante los gobiernos de la derecha, Como ejemplo, ha puesto la reforma laboral del PP que, según ha declarado «expulsó del mercado» laboral a unas mujeres y «precarizó» la situación de otras.

UNA MEDIDA «INSUFICIENTE» EN PLENA PANDEMIA

Del mismo modo, se ha dirigido directamente a Vox para reprocharles la enmienda que han presentado a esta iniciativa, que ha calificado de «alegato machista». Para la socialista, los de Vox son el «partido de la misoginia» y «del odio» y les ha acusado de ser «cómplices» de la «desigualdad» y «de la violencia machista».

Las razones del PSOE para no aceptar las enmiendas no han sido comprendidas por la mayoría de los partidos. Toda la oposción, a excepción de Vox, ha reprochado a los socialistas el registro de una iniciativa «insuficiente» para la defensa de la corresponsabilidad que reivindican y que incluye medidas que ellos mismos pueden tomar desde la Moncloa.

La portavoz de Ciudadanos en materia de Igualdad, Sara Jiménez, ha señalado que, con la pandemia, «a nadie se le escapa ya» la necesidad» de «mejora de los recursos que facilitan la corresponsabilidad» y reprocha al PSOE que se esté olvidando «del problema central de los cuidados» en «plena ‘vuelta al cole’. «Sus medidas son insuficientes y están siendo criticadas», ha apuntado Jiménez, para añadir que no todas las familias pueden hacer teletrabajo o prescindir de parte del sueldo por una reducción de jornada. «Y se obvia a los autónomos», ha concluido.

Para la representante de ERC, Pilar Vallugera, es incomprensible que los socialistas lleven a debate una propuesta en lugar de «publicar» las medidas en el BOE. Unas iniciativas que, además, no considera suficientes. La diputada ha señalado que sin la educación de 0 a 3 años garantizada no hay conciliación y tampoco cuando la Ley de Dependencia «no cubre las necesidades» de los mayores.

VOX LES ACUSA DE QUERER «METERSE» EN SUS CASAS

El portavoz parlamentario de Más País, Iñigo Errejón, ha tirado de ironía para señalar que «ojalá» el PSOE «estiviera en el Gobierno» para poder poner en marcha las propuestas que incluye en la proposición no de ley. Aún así, ha criticado la planificación del inicio del curso, que ha calificado de «desastre», y ha reclamado «bajas y permisos remunerados» para los trabajadores que tengan que cuidar a sus hijos en cuarentena. Sin ellos, ha indicado, no acabará la «ansiedad» que las familias están sufriendo durante esta pandemia.

Del mismo modo, el PP ha presentado una enmienda en la que, aunque no es tan precisa como la de otras formaciones, sí pide «mejorar y fortalecer» las ayudas a la conciliación de los trabajadores con personas a su cargo. Para la portavoz ‘popular’ en este debate, Alicia Garcia, el PSOE «siempre llega muy tarde», dejando «a las mujeres atrás», y ha criticado que «el Gobierno más progresista y feminista de la historia» permita que las mujeres terminen «más desiguales» y «precarias».

Como ejemplo, ha señalado que hay más de 300.000 mujeres en el paro, que hay más mujeres acogidas a la reducción de jornada y que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) está dejando en la estacada a más de 100.000 familias monoparentales, de las que el 90% son monomarentales.

Por su parte, Vox ha acusado al partido que sustenta el Gobierno de «victimizar a la mujer» a través de las medidas que «papá Estado y mamá feminismo» impone. Según ha indicado su portavoz de Igualdad, Carla Toscano, el PSOE quiere «imponer la pespectiva de género» con estas iniciativas y, además «meterse en las casas y en las familias» para «planificar» cómo organizarlas. Toscano cree que las medidas por la corresponsabilidad «implican un sin fin de chiringuitos y observatorios» y ha acusado a los socialistas de ser «un grupo totalitario».

También se ha mostrado crítico con los socialistas el PNV, cuyo portavoz Joseba Agirretxea, ha asegurado que esta iniciativa «no aporta» nada nuevo al problema de la conciliación, mientras que su homóloga de EH Bildu, Isabel Pozueta, ha mostrado su temor a que este tipo de iniciativas se queden sólo en meras intenciones y no en hechos.

Desde el Junts, Genís Boadella, del PDeCAT, ha pedido al Ejecutivo que «aterrice a la realidad» y dé a los padres instrumentos para poder conciliar el trabajo con el cuidado de los hijos en cuarentena y que no se olvide de la situación que vivirán las empresas cuando muchos de sus empleados tengan que recurrir a bajas o flxibilizaciones de jornada. La portavoz parlamentaria de CUP, Mireia Vehí, quiere que el PSOE ponga las instituciones públicas «al servicio de la vida y no del mercado», mientras que el representante del BNG, Néstor Rego, ha reclamado al Ejecutivo que «recursos» para el sector de la dependencia y que «colaborare» con las autonomías.

PODEMOS DEFIENDE LA MEDIDA

Además, el diputado Unión del Pubelo Navarro (UPN), Carlos García Adanero, cree que esta propuesta está hecha para «afear» a Podemos su labor en esta materia, que es competencia de la ministra de Trabajo y de la vicepresidencia segunda de Asuntos Sociales, dirigidos por los morados Yolanda Díaz y Pablo Iglesias; y el portavoz de Foro Asturias, Iñigo Martínez Oblanca, ha criticado la «palabrería» de la iniciativa y ha acusado al PSOE de presentar propuestas vacías cuando están en el Ejecutivo.

La única formación que ha salido en defensa de la iniciativa ha sido Unidas Podemos, sus socios en el Gobierno. La portavoz morada de Igualdad, Sofía Castañón, ha animado a Vox a leer la Convención de los Derechos del Niño y ha apuntado que las diferentes administraciones se «tienen que sentir interpeladas» en estas medidas, puesto que la corresponsabilidad «también se hace» en autonomías y ayuntamientos. En su intervención, Castañón ha recordado al PSOE que la ley para lograr la corresponsabilidad ya tienen nombre, ley de tiempo corresponsable, y, según ha indicado, espera que los socialistas sean «un firme aliado» de este texto –redactado por Unidas Podemos– cuando llegue al Congreso.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )