Otra epidemia: vientres de alquiler

Otra epidemia: vientres de alquiler

Hoy en una videoconferencia traté de hacer un diagnóstico de lo que pasa en México. Y mencioné que en México mueren 11 mujeres y niñas cada día víctimas de feminicidio y se viola a una mujer o niña cada 5 horas. Hay más de 30 mujeres y niñas desaparecidas y todo México es una inmensa fosa clandestina. Además, durante el confinamiento aumentaron alarmantemente las llamadas de auxilio al 911 por violencia familiar y se incrementó 73 por ciento el uso de pornografía infantil.

El Presidente de México, presentó el 1 de septiembre su informe de actividades. Un informe que constaba de 700 páginas, de las cuáles sólo 3 páginas están dedicadas a las mujeres, mujeres que cuidan, mujeres que son responsables de la educación, mujeres que por salir a trabajar son culpables del sicariato y, entro otras, abuelas que deben cuidar  sus nietas y nietos.

El movimiento feminista fue tachado de ser conservador y estar contra el Presidente y con los recortes presupuestales que ha acarreado la pandemia del COVID-19, se desmontado toda la estructura para el adelanto de las mujeres, combatir la violencia y la discriminación, incluso para la salud sexual y reproductiva, sí como para atender el cáncer de mama y cervicouterino.

En suma, la mujeres no somos una prioridad para el Gobierno de la República.

A este panorama tenemos que agregar la insistencia de querer reglamentar la prostitución, tanto a nivel federal, como en el Congreso de la Ciudad de México. No son pocos los funcionarios y funcionarias, representantes populares y académicas de universidades que insisten en llamar a la prostitución como “trabajo sexual”. En días pasados una reglamentarista “ilustrada” llego al colmo de decir que los hombres acuden a la prostitución porque sus mujeres son frígidas.

Además, tenemos en el Senado de la República una iniciativa para legalizar nivel federal, otra iniciativa en la Cámara de Diputados, también federal y tres iniciativas en el Congreso de la Ciudad de México. En dos Estados está prohibida y en dos Estados es Legal.

En Ecuador, se acaba de aprobar una modificación al Código Civil que legaliza los vientres de alquiler.

En Argentina, un senador que está contra el aborto, presentó una iniciativa para legalizar los vientres de alquiler, señal inequívoca de lo que este parlamentario piensa de las mujeres y de su profundo machismo.

En Colombia, se está llevando a cabo una revisión total del Código Civil por una comisión de juristas y se tiene temor fundado que traiga consigo la legalización de los vientres de alquiler.

También se discute en Guatemala y Perú.

En el caso de México, el pasado 3 de septiembre, el Frente Nacional Feminista Abolicionista presentó una Campaña titulado “Nuestros Cuerpos no son Mercancía: Alto a los Vientres de Alquiler. Esta campaña consta de 5 videos, que se van a presentar uno cada semana y una serie de infografías con el objeto de elevar la conciencia, no sólo de las autoridades y las y los representantes populares, pero también del público en general de los daños de los vientres de alquiler, que detectamos por lo menos en las siguientes áreas: trata de mujeres, tráfico de bebés y turismo reproductivo; daños en la salud de las mujeres que se embarazan y las que donan óvulos o gametos por los niveles de medicalización y altos niveles de hormonas a que son sometidas; daños psicológicos en las madres y los bebés nacidos por este medio, especialmente el que provoca el desapego impuesto y, finalmente, la violación de derechos humanos fundamentales violados, entre otros, el derecho a la filiación, derecho a la interrupción del embarazo, etc., y en las niñas y niños el derecho a conocer su origen y a convivir con su madre.

Sin lugar a duda, esta práctica enmascara la compraventa de bebés, basado en un supuesto derecho que no existe, “el derecho a ser madre o padre”.

Y es muy preocupante, porque las agencias de reproducción asistida y las grandes farmacéuticas trasnacionales tienen en este negocio grandes intereses económicos. Por lo tanto, se invierte en propaganda nacional e internacional grandes sumas de dinero, asociando este práctica a destinos turísticos, en el caso de México, por ejemplo, Cancún o la Riviera Maya.

Hoy, las mujeres del sur global, tendremos que enfrentar una nueva epidemia, la epidemia que va a provocar la recesión económica, el desempleo, la pérdida de oportunidades de sacar adelante a su familia, sin duda nuestros gobiernos no se tendrán que preocupar por ofrecer oportunidades de vida digna a las mujeres, si pueden allegarse de recursos que les permitan sobrevivir a ellas y sus familias de la prostitución o los vientres de alquiler.

Frente a este neoliberalismo salvaje, donde todo se vende, se compra o se alquila, los derechos humanos de las mujeres estorban a nuestros gobernantes. Hoy, nosotras debemos enfrentar todas las pandemias fuertes y unidas. Que se escuche, que nos oigan, ¡¡Ni un Paso Atrás!! ¡¡Los Delitos no se Reglamentan, se Sancionan!!

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Osvaldo Buscaya 2 semanas

    a) Hoy en una videoconferencia traté de hacer un diagnóstico de lo que pasa en México. Y mencioné que en México mueren 11 mujeres y niñas cada día víctimas de feminicidio y se viola a una mujer o niña cada 5 horas. Hay más de 30 mujeres y niñas desaparecidas y todo México es una inmensa fosa clandestina. Además, durante el confinamiento aumentaron alarmantemente las llamadas de auxilio al 911 por violencia familiar y se incrementó 73 por ciento el uso de pornografía infantil.
    Porque, la moral y ética del transexual ecuménico perverso patriarcado son interpretables cuando las reemplazamos por la estructurada e irresoluble perversión y ambigüedad sexual del varón, susceptibles de ser interpoladas en las áreas determinadas y conocidas de la continuidad dominante de su civilización, hoy, donde el siniestro poder mundial globalizado del patriarcado induce una fe ciega sobre un ideario atentatorio contra la dignidad e integridad adquiriéndolo como verdades incuestionables apartadas de todo razonamiento racional.
    b) A este panorama tenemos que agregar la insistencia de querer reglamentar la prostitución, tanto a nivel federal, como en el Congreso de la Ciudad de México. No son pocos los funcionarios y funcionarias, representantes populares y académicas de universidades que insisten en llamar a la prostitución como “trabajo sexual”. En días pasados una reglamentarista “ilustrada” llego al colmo de decir que los hombres acuden a la prostitución porque sus mujeres son frígidas.
    Porque, regular la prostitución, es nada más y nada menos que legitimar directamente y aceptar un modelo de relaciones asimétricas entre hombres y mujeres: sistema de subordinación y dominación de las mujeres, anulando la dura labor del feminismo de varios decenios, para mejorar la lucha contra la transexual ecuménica perversa civilización patriarcal. Legitimar la prostitución se convierte en un soporte más del control patriarcal y de la sujeción sexual de las mujeres; efecto negativo sobre las mujeres y las niñas que están en la prostitución, y sobre el conjunto de las mujeres como grupo. La prostitución reafirma y consolida las definiciones ecuménicas perversas patriarcales de las mujeres, cuya función sería la de estar al servicio sexual de los hombres y así educar a nuestros hijos e hijas con mujeres tras los escaparates como mercancías como futuro laboral de nuestras hijas. El transexual ecuménico perverso patriarcado exige reglamentar la prostitución y así integrarla a la economía de mercado, siendo una alternativa aceptable para las mujeres: siendo ocioso remover las causas y las “costumbres” sociales que aceptan que las mujeres deben ser prostituidas, normalizando la prostitución para las pobres.
    c) Hoy, las mujeres del sur global, tendremos que enfrentar una nueva epidemia, la epidemia que va a provocar la recesión económica, el desempleo, la pérdida de oportunidades de sacar adelante a su familia, sin duda nuestros gobiernos no se tendrán que preocupar por ofrecer oportunidades de vida digna a las mujeres, si pueden allegarse de recursos que les permitan sobrevivir a ellas y sus familias de la prostitución o los vientres de alquiler.
    Porque, está todo bajo una manipulación encubierta con un poder de decisión individual nulo, viviendo una realidad artificial creada a medida para fomentar el confinamiento y la obediencia. A partir de este año 2020 como esclavos del siglo XXI no arrastramos cadenas, pero sin libertad estamos todos con nuestras vidas acotadas, con lo justo para poder vivir, fomentándonos necesidades de higienes, distanciamientos, etc. para estar “entrampados” creándonos una realidad con el siniestro discurso del elemento denominado coronavirus, que evitan el pensamiento crítico. Así, han logrado mediante la globalización, “especímenes” carentes de cualquier sentimiento crítico (zombies), incapaces de considerar la verdad, manipulados por ideas que no entienden, pero que estúpidamente defienden llegando a un completo lavado de cerebro voluntario. Estos especímenes logrados, por el transexual ecuménico perverso poder mundial globalizado del patriarcado, son fácilmente manipulables como instrumentos ejecutores de políticos/seudocientíficos y financieros, que defienden incluso aquello que los perjudica y no admiten ni aceptan ninguna idea contraria a la que le han inculcado, con lo siniestro del discurso del elemento denominado coronavirus.
    Osvaldo V. Buscaya (OBya)
    Psicoanalítico
    *FEMENINOLOGÍA
    *Ciencia de lo femenino
    9 de septiembre de 2020
    CABA
    Argentina

  • Disqus ( )