La cifra de niñas sometidas a mutilación genital aumentará a 4,6 millones en 2030

La cifra de niñas sometidas a mutilación genital aumentará a 4,6 millones en 2030

La cifra anual de niñas que son sometidas a la mutilación genital femenina aumentará a 4,6 millones en el año 2030, según ha avisado Plan International. Esta ONG ha urgido a los gobiernos que pongan en marcha medidas «efectivas» que prohíban esta «problemática global que todavía afecta a millones de niñas».

Con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, que se celebra el 6 de febrero, Plan International ha recordado que al menos 200 millones de niñas y mujeres en el mundo han sido sometidas esta «grave violación de los derechos humanos», según un informe de UNICEF. Además, ha destacado que en España alrededor de 17.000 niñas corren el riesgo de sufrirla.

Tal y como ha destacado, Sierra Leona ha sido el último país el prohibir esta práctica en el año 2019, país que tiene una de las mayores tasas de mutilación genital femenina con cerca de un 90% de niñas y mujeres mutiladas genitalmente.

Sewanatu, de Sierra Leona, tenía seis años cuando fue sometida a mutilación genital. «Mi abuela me pidió que la acompañara y, cuando le pregunté a dónde íbamos, me respondió que iba a pasar a formar parte de la familia. No entendí de qué hablaba, pero la seguí y vi a otras cuatro personas. Una de ellas cogió mi pierna izquierda, otra la pierna derecha; la tercera una mano y la cuarta la otra. Abrieron mis piernas y me mutilaron», ha relatado.

Actualmente esta práctica se realiza en 29 países. A pesar de que se ha producido un descenso general en la prevalencia, el número de niñas que la sufren está aumentando debido al crecimiento de la población, tal y como ha avisado la ONG.

Las cifras proyectan que las estimaciones actuales de 3,9 millones de niñas mutiladas cada año aumentarán a 4,6 millones para 2030, según han asegurado desde Plan International. En este contexto, la ONG ha avisado de que, de mantenerse las tendencias actuales, «más de 40 millones de niñas y adolescentes de entre 15 y 19 años serán sometidas a la práctica hasta 2030».

El objetivo número 5 de los objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible incluye entre sus metas la erradicación de la mutilación genital femenina, entre otras violencias contra la mujer. «Para cumplir con los ODS para 2030, es necesario un enfoque integral, que incluya sensibilización, educación, medidas legislativas y protección infantil», ha subrayado la directora general de Plan International, Concha López.

Desde la ONG han hecho un llamamiento para poner fin a esta grave violación de los derechos humanos «con carácter urgente» para evitar que los millones de niñas y jóvenes que todavía corren el riesgo de ser mutiladas en los próximos diez años no sean obligadas a someterse a esta práctica.

Tal y como ha incidido, esta práctica puede «tener consecuencias físicas como hemorragias, problemas urinarios y, a largo plazo, cistitis, infecciones, infertilidad, complicaciones en el parto y aumento el riesgo de mortalidad de la madre y el bebé. Además, tienen «efectos psicológicos duraderos en las niñas y mujeres que pueden conducir a problemas de salud mental y disfunción sexual

WORLD VISION ABOGA POR UNA IMPLICACIÓN «EJEMPLAR»

Por su parte, World Vision también ha avisado de que «30 millones más de niñas y mujeres corren el riesgo de ser mutiladas» y ha afirmado que «para frenar esto es necesaria una implicación ejemplar de gobiernos, entidades y organizaciones». Esta ONG ofrece protección a las niñas en riesgo de mutilación genital en centros de rescate.

«Es necesario tener leyes que prohíben esta práctica pero también es necesario invertir en campañas de información y concienciación a las familias, padres, madres, niñas y niños de las consecuencias de esta práctica», ha aseverado la coordinadora de Comunicación de World Vision España, Eloísa Molina.

Al respecto, ha apuntado que la mayoría de los 30 países donde se practica la mutilación genital femenina han legislado en su contra. Sin embargo, hasta que las normas sociales no cambien, la práctica continúa realizándose en secreto, tal y como ha incidido la organización.

Desde la organización han ofrecido el testimonio de Cherop, una niña de 14 años que se crió en Kenia, concretamente en el condado de West Pokot, y se benefició del un proyecto llamado ‘Hasta la última’ — ELO por sus siglas en inglés (Every Last One)–.

Se trata de un centro de rescate en la Escuela Primaria Morpus, donde las niñas que huyen de la ablación o matrimonio concertado pueden vivir mientras asisten a la escuela y disfrutar de la vida como toda niña debería disfrutar.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )