El machismo sigue en La Iglesia Católica

Hoy entre en una preciosa iglesia de Madrid, nunca la había visto por dentro. Me senté a observarla y pronto llego un sacerdote y comenzó con sus rituales. Mi mente se sorprendía de como era capaz de repetir cual papagayo cada frase contestando al unisonó con quienes me rodeaban. Han sido decenas de años de machacarnos con las mismas frases, que yo complete en un colegio de monjas, estudiando toda la religión posible, elaborando un álbum completo de los distintos momentos de la liturgia.
Había en la iglesia, ademas de este retablo, un Belen y me di cuenta de como en esas representaciones se juntan tiempos y espacios. Se entienden juntas realidades distantes. Se veía el nacimiento y la anunciación en una esquina cual si pudiese producirse a la vez.  La Iglesia nos ha enseñado a  tener fe hasta limites insospechados.
En esto que llegaron las lecturas, sin darme cuenta y sube un feligrés y nos lee lo siguiente  :
Había un hombre sufita, oriundo de Ramá, en la serranía de Efraín, llamado Elcaná, hijo de Yeroján, hijo de Elihú, hijo de Toju, hijo de Suf, efraimita. Tenía dos mujeres: una se llamaba Ana y la otra Fenina; Fenina tenía hijos, y Ana no los tenía. Aquel hombre solía subir todos los años desde su pueblo, para adorar y ofrecer sacrificios al Señor de los ejércitos en Siló, donde estaban de sacerdotes del Señor los dos hijos de Elí, Jofní y Fineés. Llegado el día de ofrecer el sacrificio, repartía raciones a su mujer Fenina para sus hijos e hijas, mientras que a Ana le daba sólo una ración; y eso que la quería, pero el Señor la había hecho estéril. Su rival la insultaba, ensañándose con ella para mortificarla, porque el Señor la había hecho estéril. Así hacía año tras año; siempre que subían al templo del Señor, solía insultarla así.
Una vez Ana lloraba y no comía. Y Elcaná, su marido, le dijo: «Ana, ¿por qué lloras y no comes? ¿Por qué te afliges? ¿No te valgo yo más que diez hijos?»
Tras esta historia se afirma que es palabra de Diós y todos responden : Te alabamos señor 
Y yo me pregunto: ¿es una lectura que nos enseñe algo más que el machismo de la iglesia a día de hoy? ¿ No había otra lectura posible ? ¿ con que criterio se elije este texto ?
Vemos por un lado como se fija la descendencia en base a los hombres, luego normalizamos que un hombre se case con dos mujeres  sigue  contándonos lo mala que es una de las  mujeres y  finaliza mostrándonos lo encantador que es el bígamo.
Realmente me enfadó este texto y no debiera. Vi clara la reacción del papa ante  la mujer que llevaba tiempo esperandole. Veo cada día como no se cuestionan tanta virginidad de Maria ( valorandola más que la propia maternidad) y me hace gracia como nos quieren vender la “Sagrada familia» como modelo  con una comprensión extrema de un modelo de familia en la que el padre no es tal, cuando luego ponen todas las pegas a otros tipos de familia .

Me sorprende también el respeto que tenemos en ese lugar, que creo  no lo tenemos en ningún otro. Sinceramente deseé cuestionar públicamente esa lectura, pero nunca vi que nadie hiciera eso. Nos han enseñado a respetar su autoridad y tras ella pueden sorprendernos con cualquier cosa.

Por supuesto sigue inamovible su concepción de la superioridad masculina y su empeño en entender a las mujeres como menores de edad y no permitirnos decidir sobre nuestros cuerpos 
 
Siento que en esta iglesia Católica los valores de Jesús, quedaron en el pasado, como muestra el retablo de la iglesia;   Nada más lejos del amor, la comprensión y  el poner la otra mejilla. Me sumo a que su enseñanzas eran muy femeninas.
Me duele  porque en tiempos de dolor y dificultad  la religión es un calmante y sus autoridades usan este poder para seguir a su ritmo con ascensiones y resurrecciones, alejados de la problematica de las mujeres y la gente de a pie. Desde aquí agradezco a tanta monja que ayuda a los enfermos y necesitados, porque ellas si dan testimonio de amor en muchos lugares del mundo.
CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Osvaldo Buscaya 1 semana

    “El machismo sigue en La Iglesia Católica”, porque en lo religioso inquisidor de la hoguera sobre la mujer el signo más importante del sometimiento, radica en la conducta de la mujer frente al transexual ecuménico perverso varón. En efecto, a la mujer se la ha “conducido” en la civilización con respecto a lo social, como un ser inferior al que se le sustrae todo valor de persona, debiendo mantenerse “funcional” para el varón y sólo debe ver, comprender y responder al macho. Es una manifestación tan notable, que bien puede permitirnos comprender la relación entre sierva y señor. El hecho de que el mundo de la mujer se restringe, por así decirlo, al varón no sería la única característica de este estado, siendo incomprensible, hoy, la convivencia de una mujer con un varón.
    Por eso el sentido y la verdad del feminismo (la mujer) es absolutamente la derrota del varón; perverso irresoluble y ambiguo sexual.
    Mi Femeninologia Ciencia de lo femenino es la serie de configuraciones que con mi conciencia voy recorriendo constituyendo, más bien, la historia que desarrollo en la formación de mi conceptualización. Es decir, una suerte de escepticismo consumado, que en realidad sería, el propósito de no rendirme, a la autoridad de los pensamientos de otro, sino de examinarlo todo por mí mismo ajustándome a mi propia convicción; o mejor aún, producirlo todo por mí mismo y considerar como verdadero tan solo lo que yo hago.
    *Hoy, como ese infante entre los 4 a 5 años adaptando mi pensar en la realidad, interpretando mi actividad onírica . . .
    Por Osvaldo Buscaya (Bya)
    (Psicoanalítico)
    Femeninologia (Ciencia de lo femenino)
    Lo femenino es el camino
    Buenos Aires
    Argentina

  • Disqus ( )