Nos quieren arrebatar las banderas latinoamericanas del feminismo

Nos quieren arrebatar las banderas latinoamericanas del feminismo

No salí de mi asombro y mi rabia, al ver que una compañera me arrobo por Twitter una convocatoria a un performance de “Un Violador en tu Camino”, el próximo 17 de diciembre a las 13:00 hrs., en la Plaza Salvador Seguí, Robardos, bajo la consigna: “El Estado Represor es un Macho Violador – Por la Erradicación de Todas las Violencias contra las ‘Trabajadoras Sexuales’”, llamada por “Putas Libertarias del Raval”, IAC, Genera y Ambit Prevenció Fundació. Y en el Tweet que me arrobaron me dicen: “Grupos vinculados/aliados del proxenetismo en España, apropiándose de nuestra causa latinoamericana y de nuestros símbolos de lucha contra el #PatriarcadoViolador, cuya una de sus expresiones más crimínales es precisamente la #Prostitución.

Lo que es más preocupante es que se nos dispute una expresión feminista para tratar de legitimar el “trabajo sexual”, que reduce a las mujeres y a las niñas a objetos para el placer sexual de los consumidores de sexo de paga o puteros que abusan de su poder porque pueden pagar por el acceso al cuerpo de las mujeres convirtiéndolas y tratándolas como si fueran una mercancía más en la economía de mercado, victimizadas por el sistema capitalista o neoliberal.

se nos dispute una expresión feminista para tratar de legitimar el “trabajo sexual”,

No nos cabe la menor duda que es una estrategia más de la industria del sexo, tratando de naturalizar y normalizar ésta que es una forma extrema de violencia contra las mujeres, en la prostitución. Una institución intrínsicamente patriarcal que intenta arrebatarnos las banderas de las feministas latinoamericanas que nos pusimos de pie en lucha contra todas las formas de violencia contra las mujeres y que desde ningún punto de vista podemos aceptar que una de las formas más extremas de esa violencia, la prostitución, sea reivindicada como trabajo.
No, me niego, no sé qué diga la Colectiva La Tesis, ni conozco su postura en relación a la prostitución y realmente espero que no sea cierto eso de que se inspiraron para hacer el performance Un Violador en Tu Camino en los textos de Rita Segato, que desde mi punto de vista es una feministas liberal que en su análisis no plantea modificar las estructuras, ni relaciona con la propiedad de los medios de producción y la subordinación de las mujeres y mucho me temo que se diga que se inspiraron en sus textos porque inicialmente estudio antropología de la música, así como arquitectura. Y que quede claro que hay textos de Segato que son muy rescatables, aunque no todos sus textos, tanto que se decanta por la violencia de género y no de violencia contra las mujeres, debido a que cree en la transitividad de género, de las identidades no binarias.

una estrategia más de la industria del sexo, tratando de naturalizar y normalizar ésta que es una forma extrema de violencia contra las mujeres, en la prostitución.

No podría esperar que la postura de Segato en torno a la prostitución fuera abolicionista y sin embargo la he oído decir que se acaba de dar cuenta que la pornografía no es lo mismo que el erotismo.
Lo que es cierto, es que a partir de los planteamientos de Segato de la crueldad en el cuerpo de las mujeres, podríamos, sin duda asumir que podría o debería ser abolicionistas y estar contra la prostitución de las mujeres y las niñas, así como lo está contra el feminicidio.
Y como decían las feministas radicales de los setentas que hay dos formas de colonizar los cuerpos de las mujeres, una es a través de la propiedad privada que la representaban a través del matrimonio y la propiedad colectiva de los cuerpos de las mujeres, a través de la prostitución.

hay textos de Segato que son muy rescatables, aunque no todos sus textos, tanto que se decanta por la violencia de género y no de violencia contra las mujeres, debido a que cree en la transitividad de género, de las identidades no binarias.

Y nadie que tenga un análisis dialéctico de la realidad, puede asegurar que el patriarcado a través de los años ha permanecido inamovible, sino que es dialectico y que avanza y transforma, hasta llegar a lo que vemos y conocemos hoy, que es el neopatriarcado, ese patriarcado que se sirva del estado para mantener su estatus quo, a través de la represión, de sus leyes, de las instituciones de administración y procuración de justicia, las policías y los ejércitos, de la consolidación y enriquecimiento de la iniciativa privada, de los medios de comunicación y hoy, de las tecnologías de la información, todas, estas últimas, parte integrante de la superestructura.
Y es en este campo donde se articulan los altos niveles de impunidad, la represión, la violación por agentes del Estado, con tal de no permitir que las mujeres rompan los espacios y el control de sus vidas y sus cuerpos que les ha otorgado el patriarcado, cada vez con niveles más extremos de violencia.

nadie que tenga un análisis dialéctico de la realidad, puede asegurar que el patriarcado a través de los años ha permanecido inamovible, sino que es dialectico y que avanza y transforma, hasta llegar a lo que vemos y conocemos hoy, que es el neopatriarcado

Y es aquí, donde surge el performance que se ha convertido en un himno feminista contra la violencia hacia las mujeres. Y a este panorama debemos agregar toda la violencia que ha traído a las mujeres, sus cuerpos, su desplazamiento, su desaparición, su feminicidio, la presencia de la delincuencia organizada, donde también crece y se expande con la complacencia de las estructuras gubernamentales, la explotación y esclavitud sexual de las mujeres.
Sin embargo, el discurso reglamentarista ha permeado en nuestras jóvenes, que dentro del discurso de la agencia de la mujeres y su autonomía han sido convencidas de que si tienen el derecho a decidir sobre sus cuerpos para abortar, por qué no tendrían el derecho a decidir prostituirse.
Lo que no podemos negar es que tanto el colonialismo de los cuerpos de las mujeres, el ejercicio del poder del patriarcado al violentar sus cuerpos tanto en el ámbito público como en el privado, esclavizarlas y explotarlas en la prostitución y otras formas de explotación sexual, el feminicidio, la violación y la desaparición de mujeres, son expresiones modernas de poder y violencia extrema contra las mujeres.
No, no se los vamos a permitir, las banderas del feminismo contra las violencias hacia las mujeres no las debe, ni las puede utilizar el proxenetismo, los puteros, ni la industria global del sexo, esas banderas son nuestras, y son de las sobrevivientes de la trata y la prostitución.
No se los permitamos…

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Osvaldo Buscaya 7 meses

    “Nos quieren arrebatar las banderas latinoamericanas del feminismo” y la angustia sobrecoge a la mujer en un panorama muy triste, al reflexionar sobre los resultados de la pedantería del transexual perverso patriarcado, pero el espectáculo más lamentable se le ofrece al fijar realmente en la historia de la miserable forma cultural, que la humanidad ha adoptado, como consecuencia del sometimiento femenino y en la de sus descendientes, del derecho negado a la igualdad. El ideal de perfección que, el transexual ecuménico perverso patriarcado realiza como superior a lo femenino ha sido distinto en las diferentes épocas, además de ser, en todo tiempo genocida. La forma metodológica a saber; por la aniquilación de toda la libertad de la razón y de la voluntad femenina.
    Lo podemos juzgar viendo los héroes, en los cuales el transexual ecuménico perverso patriarcado ha encontrado realizado su ideal, pues sí reconocemos en un solo concepto lo que los machos realmente éticos y morales, pueden tener en común con los paranoicos psicopatológicos y los canallas, obtenemos aquella imposición de la voluntad, que el transexual ecuménico perverso patriarcado exige de sus ideales. La fantasía del transexual ecuménico perverso patriarcado no se escandaliza con su “mitología”. Los machos deliberan, se hacen la guerra abandonándose a su homosexualidad sádica, que satisfacen sobre la mujer “piadosamente” lograda en la jauría del combate y la ocupación
    Por Osvaldo Buscaya (Bya)
    (Psicoanalítico)
    Femeninologia (Ciencia de lo femenino)
    Lo femenino es el camino
    Buenos Aires
    Argentina

  • Disqus ( )