Františka Plamínková en el Lyceum Club Femenino en 1927

 

Františka Plamínková (1875-1942) fue una destacada sufragista, política en el Senado y socialista, asesinada por los nazis. No se puede entender la historia de la lucha por los derechos de la mujer en la antigua Checoslovaquia en el período de entreguerras sin referirse a esta destacada mujer, además de por sus preocupaciones sociales y su intervención en la política del país.

Pues bien, sabemos que estuvo en España a principios de 1927, en Barcelona y Madrid, durante unas tres semanas. En Madrid estuvo en el Lyceum Club Femenino, la Casa del Pueblo y la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País. Pues bien, en este breve trabajo nos hacemos eco de su visita al Lyceum. Antes aportamos algunos datos sobre esta protagonista de la Historia de los derechos de la mujer y de Checoslovaquia de la mano de El Socialista, el órgano central del PSOE, que publicó una breve biografía de la senadora, en la que se destacaba su lucha por el sufragio femenino en Checoslovaquia y en el ámbito internacional, y la fundación del Club de Mujeres Checas, cuya labor permitió la primera elección como diputada de una mujer en Bohemia en 1912, aunque sabemos que fue una elección anulada. Al término de la Gran Guerra, y con la creación de Checoslovaquia se alcanzó el reconocimiento del derecho al voto de las mujeres. El periódico obrero resaltó también la labor como viajera por el mundo de la senadora. Por fin, la biografía reseñaba alguna de sus obras dedicadas a la mujer, sus derechos y la igualdad.

En el Lyceum se organizó una recepción la tarde del viernes 21 de enero de 1927 en honor de la senadora checoslovaca, que ya había explicado dos conferencias en la Real Sociedad Económica, y que pronto estaría ante los socialistas españoles en la Casa del Pueblo.

Victoria Kent en nombre del Lyceum, dirigió a la senadora un caluroso saludo, incidiendo en cómo habían impresionado sus conferencias. Františka Plamínková explicó su alegría por encontrarse en un “hogar social femenino”, del que se esperaba sirviera para despertar en las mujeres las virtudes de la organización, con los objetivos de libertad y justicia, como perseguían las colectividades femeninas en el mundo.

La recepción reunió lo más nutrido del feminismo español dada la importancia de la invitada, pudiendo intercambiar impresiones: María Martínez Sierra, Isabel Oyarzábal, Clara Campoamor, Benita Asas Manterola, Teresa de Nyssen, Hortensia Guijarro, vizcondesa de Llanteno, viuda de Altuna, Julia Reguero de Trallero, Padrós, Verdún, Rubio, Luna, Mesa, Gorostidi, Gorbea, Madariaga, Vasser, Cervera, Caro, Huici, marquesa del Ter (al parecer fue quien invitó a la senadora socialista a visitar España. Recordemos que la marquesa Ter fue una pianista y feminista francesa que creó una de las primeras organizaciones feministas españolas, la UME, además de su intensa labor por los hospitales aliados en la Gran Guerra. Cuando se estableció en España se dedicó con ahínco a la causa de los derechos de las mujeres en nuestro país, pero también en el nivel internacional), Helly Cozzonis, María Rodrigo, Peinador, Elena Fortún, Ana María Delgado e hija, Ribas, Seriñat, Serís y Salavarría, entre muchas otras.

También asistieron el embajador de Checoslovaquia, el doctor Berka, Indalecio Prieto, y otros personajes socialistas. En este sentido, se presentó en el Lyceum para compartir el agasajo a tan ilustre invitada una parte de las socialistas en Madrid: Julia Iraretagoyena, viuda de Tomás Meabe, y del Grupo Femenino Socialista, Concepción Fernández, María Hernández y Lorenza Hita.

Hemos consultado los números 5606 y 5607 de El Socialista.

 

 

 

 

 

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )