La Volaera y la Plataforma Luna  manifestar manifiestan apoyo a la madre de la niña uruguaya cuyo caso se conoce como #MariaNoSeVa

La Volaera y la Plataforma Luna manifestar manifiestan apoyo a la madre de la niña uruguaya cuyo caso se conoce como #MariaNoSeVa

 

Son muchos los niños y niñas que son arrancados de sus madres en nombre de un falso e inexistente síndrome denominado síndrome de alienación parental (sap). La invocación de este inexistente síndrome ya sea en el sistema judicial, departamentos de infancia, servicios sociales, equipos psicosociales e incluso en los institutos de Medicina Legal y Forense, lleva aparejada de manera inmediata el arrancamiento de los hijos e hijas de sus madres apartándolas de ellas por tiempo indefinido. Durante ese tiempo indefinido no podrán tener ningún tipo de contacto con sus hijos e hijas de manera alguna y cuando lo retomen éste será controlado, VIGILADO, estableciéndose unas medidas coercitivas sobre ellas y sus hijos de una magnitud desproporcionada.

Este arrancamiento, que se produce con violencia, violando todas las garantías procesales y los derechos de la infancia se justifica como necesario por quienes lo llevan a cabo con lo que califican de  «desprogramación» de los niños y niñas, ésto es, los profesionales que lo invocan vienen a llamar falsos recuerdos a cualquier tipo de denuncia sobre malos tratos, abusos y/o negligencias sobre ellos y ellas y sobre sus madres, provocando de esa manera que  no sean creídos y sugiriendo que pueden tratarse de denuncias falsas, por lo que las madres son acusadas de mentir, manipular, obstaculizar la relación paternofilial y por tanto son tratadas como auténticas delicuentes aunque no pese sobre ellas delito alguno.

La argumentación para invocar el inexistente síndrome de alienación parental (sap), se basa en la defensa de la relación paternofilial por encima de sobre todas las cosas, hipotetizando que es la madre quien en su situación de perdedora, malvada, perversa, ha inoculado sobre sus hijos e hijas un odio injustificado hacia el padre y es por esta razón y sólo por ésta que se despliega todo un arsenal de profesionales y planes de intervención de imposible pero obligado cumplimiento para las madres si desean retomar el contacto con sus hijos e hijas, contacto que como ya hemos expuesto será mínimo y en unas condiciones inhumanas. Los equipos psicosociales en escasos veinte minutos  realizan informes donde recogen opiniones subjetivas, hipótesis, una exaltación desmesurada de la figura paterna y sus grandes capacidades para ejercer la custodia frente a un descrédito desmesurado de la madre.

Mientras se debate en España sobre otros temas, se están produciendo estos hechos de imposible reparación día sí y día también. Se producen arrancamientos en cualquier Comunidad Autónoma, en Juzgados, Diputaciones y en los puntos de encuentro familiar. No son casos aislados, somos miles y NO estamos locas ni inventamos abusos o malos tratos. Nos arrancan hijos e hijas con cualquier edad sin preservar su integridad física y emocional, estamos ante una violación reiterada de derechos.

La maquinaria atosiga y ahoga a las mujeres desde el mismo momento en que se denuncia violencia machista hacia ellas o hacia sus hijos e hijas. El sistema Viogen no recoge ningún ítem relacionado con los menores, las órdenes de protección si es que se llegan a ejecutarse son continuamente quebrantadas sin consecuencias apenas. A pesar de que el Pacto de Estado recoge que los niños y niñas son VÍCTIMAS DIRECTAS DEL MALTRATO EJERCIDO HACIA SUS MADRES, en la práctica ésto, a día de hoy, es inexistente. Estamos frente a una violación reiterada de los derechos humanos de los más desprotegidos, no nos cansaremos de repetirlo. Es inaceptable que las madres que protegen a sus hijos sean cuestionadas, humilladas, silenciadas y condenadas por ello. ¿QUÉ MENSAJE COMO SOCIEDAD ESTAMOS MANDANDO A FUTURAS GENERACIONES?

Algunos medios de comunicación tratan estos temas sin ninguna perspectiva de género, evaluando y emitiendo informes como si de peritos se tratase, desconociendo en la mayoría de los casos el fondo del asunto e invisibilizando todas estas situaciones terribles. Se da total credibilidad a los hombres frente a una destrucción injustificada de las mujeres que traslada a la opinión pública una opinión que sigue invisibilizando la violencia machista, los asesinatos de los hijos e hijas y los arrancamientos de custodias.

LOS MALTRATADORES NO SON BUENOS PADRES y debería retirarse cualquier contacto con sus hijos e hijas de manera inmediata, no seguir revictimizando a quienes ya han sufrido bastante.

A las abajo firmantes nos resulta deplorable y condenable que única y exclusivamente se persiga por parte de las instituciones la aplicación de este inexistente síndrome que invisibiliza todo tipo de malos tratos, abusos y negligencia e incluso que se financien cursos, jornadas, congresos que posibilitan su expansión con el único objetivo  una y otra vez de obligar a los hijos e hijas a vincularse (éste es el término que utilizan) con quienes no deberían  mantener contacto alguno, así como a financiar los puntos de encuentro familiar que bajo la falsa apariencia de lugares neutrales se han convertido en juez y parte de la defensa de las revinculaciones forzosas.

 

 

Para adhesiones

info@ongelpaso.org.uy

lavolaeragranada@gmail.com

plataformaluna99@gmail.com

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )