Interior desestima el recurso de CEAR y continúa con repatriación de las jóvenes vietnamitas

Interior desestima el recurso de CEAR y continúa con repatriación de las jóvenes vietnamitas

El TEDH ha desestimado el recurso presentado por CEAR para evitar su deportación desde el aeropuerto de Barajas, prevista para esta tarde

El Ministerio del Interior continuará con el proceso de retorno de las dos jóvenes vietnamitas atendidas el pasado 17 de octubre por el equipo jurídico de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en el aeropuerto de Barajas. Durante las entrevistas para tramitar su solicitud de protección internacional, ambas declararon ser menores de edad y, además, esas conversaciones revelaron indicios de que podían ser víctimas de trata, según la organización.

Sin embargo, este martes las jóvenes «se han retractado» de su declaración inicial y ahora han negado ser víctimas de trata, al tiempo que han reconocido que han viajado a España para «estudiar y trabajar», según han informado a Europa Press fuentes policiales. En este contexto, las jóvenes no son potenciales beneficiarias de la protección internacional, por lo que el proceso de retorno continúa, tal y como han recalcado estas mismas fuentes.

Este mismo martes, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha desestimado el recurso presentado por CEAR contra la decisión de España de expulsar este mismo martes a las dos jóvenes vietnamitas, solicitando la suspensión de su retorno por posible violación del derecho a no sufrir tortura o esclavitud.

Respecto a si la deportación se va a hacer efectiva próximamente, fuentes del Ministerio del Interior se han limitado a recordar que el departamento no informa sobre ninguno de los vuelos de deportación de migrantes y han reiterado que en el caso de estas dos jóvenes el proceso de retorno continúa porque «se han retractado» se su versión inicial.

Aunque el proceso de retorno continúa, desde CEAR han celebrado que el vuelo de deportación –que inicialmente estaba «programado» para esta misma tarde– se haya «paralizado». Eso sí, desde la ONG han agregado que, pese a ello, «se mantiene un alto riesgo de retorno forzado».

A través de un tuit, la organización ha explicado que esta mañana ha tenido lugar una entrevista personal de las jóvenes con la presencia de la UCRIF (Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales) y de APRAMP ((Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida), iniciándose así el procedimiento de identificación de víctimas de trata.

Tras este encuentro, CEAR ha afirmado que la UCRIF y APRAMP elevarán informes a la Delegación del Gobierno de Madrid, que ahora deberá decidir si concede a las chicas un periodo de restablecimiento y, por tanto, si autoriza o no su entrada en España.

LA POLICÍA «NO DETECTÓ INDICIOS» DE TRATA
Por su parte, fuentes del Ministerio del Interior aseguraron este lunes a Europa Press que la UCRIF ya evaluó los casos y «no se detectaron indicios para activar los protocolos de trata».

Pero desde CEAR, cuyo equipo jurídico atendió las solicitudes de asilo de las jóvenes presentadas el pasado 17 de octubre, sostienen que la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) «comunicó que podían ser víctimas de trata a la UCRIF» y, por su parte, APRAMP «confirmó indicios tras entrevistarse con ellas».

Respecto a la denegación de la solicitud de protección internacional –contra la que CEAR ha interpuesto un recurso contencioso administrativo–, estas mismas fuentes de Interior aseveraron que las denegaciones «se producen cuando los instructores, con la ley en la mano, no detectan motivos fundados de persecución en sus países de origen».

«La Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior no tiene margen discrecional para aceptar o denegar solicitudes de protección internacional, sino que sus resoluciones se dictan en aplicación de la Ley reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria», dijeron.

En cualquier caso, desde Interior recordaron que el sistema es «garantista» y las resoluciones pueden ser recurridas por la vía judicial. Al respecto, agregaron que en el año 2018 «la autoridad judicial solo estimó 61 recursos».

CEAR también ha solicitado a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras que autorice la entrada excepcional de estas jóvenes en virtud del artículo 4.2 del Reglamento de Extranjería, es decir, cuando existen razones excepcionales de índole humanitaria, interés público o cumplimiento de compromisos adquiridos por España.

En este contexto, la organización también acudió al Defensor del Pueblo ante el que presentó este fin de semana una queja que ha sido admitida a trámite este lunes, según han confirmado a Europa Press fuentes de la institución.

MENORES Y VÍCTIMAS DE TRATA
Tal y como ha asegurado la organización, las dos jóvenes declararon ser menores de edad, aunque viajaban con pasaporte válido de mayores de edad, tramitado por la persona que las trajo a España, según sus testimonios. La Policía informó de esto a la Fiscalía de Menores que, según ha afirmado CEAR, «por ahora no ha adoptado ninguna medida».

Aparte de interponer un recurso contra la denegación de protección internacional de las dos jóvenes, la ONG solicitó medidas cautelarísimas para suspender la expulsión de las dos jóvenes, aunque según ha informado la organización, «fueron denegadas por la Audiencia Nacional».

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )