La Barcelona insegura de la Prostitucion-Friendly

La Barcelona insegura de la Prostitucion-Friendly

Potenciar el sentimiento ciudadano sobre inseguridad siempre ha sido un recurso populista utilizado por los políticos y creadores de opinión para provocar esa emoción en las personas que se llama miedo y que tiene siempre una utilidad evidente. El miedo y la inseguridad son armas políticas de primer orden que, bien manejadas, nos llevan a los estratos más primitivos de la evolución humana. El problema surge cuando esa emoción provocada deja de serlo y se convierte en una evidencia racional. Ahí, se dice, es cuando el miedo cambia de bando.

En estos últimos días nos hemos visto bombardeadas por tierra, mar y aire, con las noticias que nos hablan del aumento de la criminalidad y los delitos que incrementan la inseguridad ciudadana, especialmente en determinados barrios. Lo dicen las estadísticas, los números de contar, que aunque también pueden ser manipulados e interpretados a conveniencia, es una de las formas que usamos los humanos, no posmodernos, para reflejar y medir ciertas realidades.

Las situaciones que molestan políticamente no se definen, no se conceptualizan y por lo tanto no existen ni se contabilizan, no salen en las estadísticas, aunque ocurran en la realidad o como hechos probados.

Una de las estrategias políticas, muy conocida también, es no medir. No contabilizar lo que no interesa. Las situaciones que molestan políticamente no se definen, no se conceptualizan y por lo tanto no existen ni se contabilizan, no salen en las estadísticas, aunque ocurran en la realidad o como hechos probados.
Por poner un ejemplo, las mujeres prostituidas que son asesinadas, agredidas o violadas por sus “clientes” puteros o sus proxenetas, no entran en las estadísticas de violencia de género. Si no se define el concepto, la realidad descrita, simplemente no está ni se la espera.

Muchos responsables políticos dedicados a ser los brazos ejecutores de las políticas que favorecen el turismo sexual de la ciudad, tienen la intención de que esa realidad no sea contada, no salga en los registros, no se vea reflejada socialmente.

Por dicho motivo, y aunque es una evidencia, llegar a saber en qué medida el negocio turístico de la prostitución y la trata en la ciudad aumenta los delitos asociados a ella y por tanto la inseguridad para las mujeres y la ciudadanía, es una realidad no contabilizada, porque molesta. Los responsables si conocen los datos, pero públicamente se mantienen ocultos, invisibilizándolos social y estadísticamente.

Las mujeres feministas podríamos pensar, con razón, que lo que no ven o no les resulta evidente a esas políticas y políticos profesionales, es la violencia patriarcal: “son ignorantes o no son feministas, no ven el patriarcado en su manifestación más evidente y arcaica”, podríamos pensar. Sin embargo, si hiciéramos eso, no se correspondería con lo que ellos mismos manifiestan. Algunas y algunos se declaran abiertamente feministas, incluso proclaman a bombo y platillo que la ciudad también lo es.

Sin embargo, resulta altamente disonante con su feminismo autopercibido, que, mientras potencian el negocio de los cuerpos de mujer en la ciudad, subvencionando con dinero público cursos para aprender o para que otros impartan clases prácticas de cómo convertirse en mujeres prostituidas o buenas putas, patrocinen jornadas y se fotografíen en el balcón del Ayuntamiento, con representantes de la industria de la prostitución de la ciudad, sería contradictorio, digo, que se preocuparan en relacionar el aumento de la violencia y de los delitos, asociándolos al aumento de la industria de la prostitución en Barcelona para el consumo y negocio turístico y de congresos, o que contabilizaran a las mujeres agredidas, asesinas, violentadas, por “clientes” puteros y mafias, o las procedentes de las redes de trata, como víctimas de la violencia en aumento en la ciudad.

En este estado de cosas ¿Cómo va a salir en ninguna estadística la relación directa que existe entre el fomento de la prostitución como negocio turístico y el aumento de la criminalidad y la violencia en Barcelona?

Sin embargo esa relación existe. Ciudades que han legalizado a los proxenetas y a las mafias convirtiéndolos en emprendedores y empresarios, sí que muestran en sus estadísticas un aumento de la criminalidad asociada, hasta el punto de llegar a plantearse si regular esa institución machista como negocio legal, fue una decisión política con resultado de mayor seguridad para las mujeres o para la sociedad.

cuando una sociedad incita a sus mujeres a prostituirse, cuando una ciudad se convierte en #BcNProstitución-friendly y potencia las industrias de los cuerpos para el negocio turístico, cualquier tipo de dignidad y de cultura civilizatoria feminista, contraria a las leyes del mercado, se convierte en pura resistencia.

En ningún caso, incluso escuchando a las pocas que hacen propaganda, libremente o no, de las bondades de los negocios que giran en torno a sus cuerpos, ellas son las responsables directas de la existencia de las mafias y de la delincuencia que rodea a esta industria: explotación de menores, trata, proxenetismo, tráfico de drogas, robos, violencia…
Sí lo son sin embargo, los puteros y los políticos que no sólo protegen, si no que incentivan, esta industria y mercantilización de los cuerpos de mujeres y jóvenes al servicio del patriarcado y el neoliberalismo.

Lo que también está demostrado es que cuando una sociedad incita a sus mujeres a prostituirse, cuando una ciudad se convierte en #BcNProstitución-friendly y potencia las industrias de los cuerpos para el negocio turístico, cualquier tipo de dignidad y de cultura civilizatoria feminista, contraria a las leyes del mercado, se convierte en pura resistencia. Eso sí, hasta que el miedo y la inseguridad que ahora sufrimos los ciudadanos de algunos barrios pero específicamente las mujeres, cambie de bando.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (2)
  • comment-avatar
    Eva Paz 2 meses

    El motor de la prostitucion en Europa es Alemania, Holanda, Suiza, Turquia, y otros paises, donde los prostibulos son legales y la depravacion es maxima.
    https://www.20minutos.es/noticia/3172835/0/mapa-europeo-estatus-legal-prostitucion/

    El feminismo de izquierdas debe reconocer que el enemigo esta en el feminismo de izquierdas de otros paises. Que el dinero de Bruselas viene sucio de flujos y drogas. Que no es cierto que exista una unidad feminista en Europa, sino que unas estan echando la basura sobre otras.

    Que es una injusticia que en unos paises sean legales los prostibulos, que en otros paises se multe a los hombres, y que en otros paises se multe a las mujeres, teniendo todos la misma moneda y libre circulacion de personas, mercancias y capitales.

    • comment-avatar
      Eva Paz 2 meses

      Por su parte, los paises que lo dejan en vacio legal son el furgon de cola, que sigue la ruta trazada por los otros.

  • Disqus ( )