Rechazan la sentencia de prisión contra tres mujeres iraníes por protestar contra el hijab

Rechazan la sentencia de prisión contra tres mujeres iraníes por protestar contra el hijab

Varios expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas han condenado la detención y las sentencias de cárcel prolongadas dictadas contra tres mujeres en Irán por protestar pacífica y públicamente contra la imposición de llevar hiyab (velo) a las mujeres en el país, lo que incurre, según las autoridades iraníes, en «ofensas a la moralidad y seguridad nacional».

«Nos alarma que el arresto y las largas sentencias que han recibido estas mujeres estén directamente relacionadas con el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y reunión en la lucha por la igualdad de género en Irán», han declarado los expertos, que han hecho un llamamiento a las autoridades iraníes para anular las sentencias y liberar inmediatamente a todas las personas encarceladas por su trabajo en la defensa de los derechos de las mujeres.

Los expertos han indicado que el cumplimiento de los derechos de las mujeres es una condición indispensable para que los Derechos Humanos en general estén garantizados y han recordado que la manifestación pacífica contra la imposición de un código de vestimenta a las mujeres es un mecanismo para defender un derecho que ya debería estar garantizado universalmente.

Yasaman Aryani y Moniré Arabshahi han sido condenadas a 16 años de prisión por los cargos de «alentar la corrupción y la prostitución morales», mientras que Mojgan Keshavarz ha sido sentenciada a 23 años y medio por los mismos cargos y por «insulto a lo sagrado».

Los hechos por los que se las acusa de dichos cargos ocurrieron el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, cuando las tres mujeres repartían flores en el metro de Teherán con la cabeza descubierta y protestaban pacíficamente contra la ley que impone el uso de hiyab a las mujeres iraníes.

Un vídeo mostrando estas acciones fue la causa de su detención en abril, tras la cual las tres estuvieron desaparecidas entre nueve y 14 días, sin acceso a un abogado. En el juicio no se permitió tampoco la representación legal de estas mujeres, por lo que los expertos de la ONU han expresado una especial preocupación por la aparente violación del derecho a un juicio justo.

Estas mujeres son solo tres de los numerosos defensores de los Derechos Humanos que han terminado en prisión por cargos que alegan «razones de seguridad nacional», por defender la igualdad de la mujer. Según los expertos, al menos 32 personas han sido arrestadas y diez de ellas están en prisión por protestar contra el uso obligatorio del hiyab desde enero de 2018.

Las autoridades de Irán han sido notificadas de la opinión de estos expertos, pero han contestado que otras personas que protesten por ese motivo serán acusadas igualmente de atentar contra la seguridad nacional.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )