Misoginia transgénero contra las niñas y niños

Misoginia transgénero contra las niñas y niños

Mientras leía un artículo en internet, me encontré la frase “bloqueadores de pubertad”, y no tenía ni idea de qué estaban hablando. Así que busqué en internet y me sentí horrorizada al encontrar un artículo en el sitio web de Planned Parenthood’s titulado Qué son los bloqueadores de pubertad en el siguiente link:

https://www.plannedparenthood.org/learn/teens/puberty/what-are-puberty-blockers  Me asustó muchísimo.

 

¿Qué son los bloqueadores de pubertad?

Si eres transgénero, intersexual o no binario, la pubertad puede sentirse especialmente difícil. A veces, durante la pubertad, es posible que los cambios que están sucediendo en tu cuerpo no se alineen con tu identidad de género. Si esto te suena como lo que estás pasando, debes saber que no estás solo.

Tu identidad de género es real, y hay tratamientos médicos que puedes usar para ayudar a tu cuerpo a reflejar mejor quién eres. Algunas personas jóvenes trans, intersexuales y de género no binarias pueden decidir tomar bloqueadores de la pubertad después de hablar de ello con sus padres o tutores y una enfermera o médico. Los bloqueadores de la pubertad son medicamentos que impiden que la pubertad ocurra. Funcionan bloqueando las hormonas —testosterona y estrógeno— que conducen a cambios relacionados con la pubertad en el cuerpo. Esto detiene cosas como períodos o menstruaciones y crecimiento de los senos, o profundización de la voz y crecimiento del vello facial.

Hay dos clases de bloqueadores de la pubertad:

  • Una varilla flexible llamada acetato de histelina que va debajo de la piel del brazo y dura 1 año.
  • Una inyección llamada acetato de leuprolida, que funciona durante 1, 3 o 4 meses a la vez.

Anti-andrógenos son otra clase de medicina que las niñas y las personas no binarias a quienes se les asignó como hombres al nacer pueden tomar para disminuir los niveles de testosteronas en sus cuerpos.

Los bloqueadores de pubertad son diabólicos. Especialmente Lupron que se utiliza fuera de etiqueta en el tratamiento de FIV y ‘donación’ de óvulos. Sólo fue aprobado por la FDA para el cáncer de próstata en los hombres.

Conduce al adelgazamiento óseo y a la osteoporosis que puede conducir al desmoronamiento de la columna vertebral a los 20 años. Lo sabemos porque también se le dio a las chicas muy altas para atrofiar su crecimiento.

Es un abuso infantil administrar estas medicinas a las niñas y niños que son adoctrinados por sus maestras y maestros/madres y padres/la sociedad haciéndoles pensar que se les asignó un género incorrecto al nacer. Pero lo que es cierto es que no se nos asigna un género al nacer. Nacemos mujeres XX, hombres XY o intersexuales.

El hecho de que este sinsentido /delirio sigue siendo aceptado por más y más personas es alucinante….

Y como dice la famosa feminista Renate Klein, el tratamiento de testosteronas no es barato, cuesta entre doscientos y cuatrocientos dólares de por vida. Estas pobres niñas/mujeres a niños… ¿Es acaso la eliminación de las mujeres?… El patriarcado es muy inteligente con su bolsa de trampas.

Lo que me sorprendió aún más que descubrir que la organización Planned Parenthood está empujando esta agenda, fue el hecho de que mientras se rechaza a las mujeres el control de la natalidad en muchas partes, castigadas (incluso criminalizadas) por buscar o tener un aborto, los hombres están siendo alentados a buscar intervención médica para poder tener hijos. Entonces me acordé de Marx, y me di cuenta de que los propósitos están claros si sólo «seguimos el dinero».

Pero el daño hecho a estos cuerpos jóvenes me aterroriza.

Este es, sin duda, uno de los aspectos más ominosos de la ideología transmisógina: los bloqueadores de la pubertad para los niños. Y el uso de hormonas para cambiar de género las convierte en una inversión muy lucrativa, ya que, como lo mencionamos líneas arriba, el costo actual del tratamiento de testosteronas para quien transita a hombre en los Estados Unidos está en el rango de $200-400 dólares por un mes, gasto que se tiene que hacer de por vida.

Otro hecho ominoso, como lo reporta Feminist Current  (que les recomiendo para información sobre las ciencias y las políticas transgénero) ya que actualmente hay muchas más niñas y mujeres que quieren transitar a hombres que hombres y niños que quieren transitar a mujeres.  Existen estimaciones de que la proporción es 3 a 1 de niñas a niños. (Vea https://www.thetimes.co.uk/article/surge-in-girls-switching-gender-c69nl57vt  Cuando algunas de nosotras hablamos de la desaparición de las mujeres que sugiere esta tendencia de niñas a niños, nos sugiere que esto no es una exageración, ya que estás jóvenes mujeres desaparecerán como mujeres cuando empiecen a transitar a hombres.

Si estas mujeres jóvenes comienzan a tomar testosterona – incluso suponiendo que son mayores de 18 años – su riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, presión arterial alta y colesterol alto puede subir, y la esperanza de vida podría bajar, porque los hombres viven en promedio 5 años menos que las mujeres, en parte, como resultado de la testosterona.

Me sorprenden los hechos y la política en este campo, pero más me sorprende el horrible silencio en lugar de sostener una discusión racional sobre este tema y este es sólo un ejemplo de lo que está sucediendo a partir de la ideología queer y de las identidades de género que ya no corresponden a las mujeres, ni a sus derechos.

 

 

CATEGORÍAS
Comparte