Conclusiones del Seminario ‘Dividendo y diversidad demográfica: soluciones para impulsar la Agenda de El Cairo y el desarrollo sostenible’

Madrid, 16 julio. 19. AmecoPress.- En el Seminario ‘Dividendo y diversidad demográfica: soluciones para impulsar la Agenda de El Cairo y el desarrollo sostenible’, celebrado el pasado 9 de julio en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, se abordaron temas vinculados a la evolución demográfica de los países -analizando sus tasas de natalidad y mortalidad- y estrategias desarrolladas por los diferentes Estados sobre derechos y salud sexual y reproductiva. Además, otro objetivo era compartir e intercambiar análisis y experiencias vinculadas a la promoción de la salud y los derechos sexuales y reproductivos de los países, así como conocer y analizar las consecuencias del envejecimiento, para así identificar qué medidas pueden facilitar que se impulse el Programa de Acción de El Cairo, 25 años después de su aprobación. A pesar de muchos avances, la mayoría de los retos que se plantearon en el año 1994, siguen vigentes en su 25º aniversario.

Afortunadamente hay experiencias y buenas prácticas sobre la mesa que animan a la esperanza, las diferentes ponentes pusieron de manifiesto que apostar por políticas públicas basadas en derechos, incluyendo la participación de las organizaciones de las sociedad civil y de mujeres que incorporan un enfoque de género, tienen consecuencias muy positivas. Ana Labandera, la actual directora de Iniciativas Sanitarias en Uruguay, explicó como en su país han reducido las muertes por aborto inseguro hasta casi cero, mientras que en el año 1991 -previo a la aprobación del Plan de Acción de El Cairo- eran del 48%.

Se destacó la importancia de fomentar el empoderamiento y la participación de las mujeres en la toma de decisiones, así como la necesidad de promover la formación y sensibilización para que los profesionales sanitarios se conviertan en sujetos activos de cambio social.

Así mismo, se planteó que las leyes y las regulaciones son fundamentales aunque no sean la única cuestión importante. En el Estado español existe una normativa que apuesta por la educación sexual y reproductiva como una responsabilidad pública, pero el hecho es que esta formación, cuando se imparte, se realiza mayoritariamente fuera del horario escolar, por parte de asociaciones. Enrique del Olmo, responsable de Servicio de Salud de la Mujer y de la Infancia del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, atribuyó esta falta de “voluntad política” a cuestiones ideológicas que en ocasiones determinan el cumplimiento de las leyes, su implementación por parte de las comunidades autónomas y la falta de realización de las evaluaciones previstas.

A su vez, Fernando Conde, sociólogo experto en demografía y población, planteaba por ejemplo la revisión de las políticas de vivienda y empleo, y el incremento de medidas orientadas a facilitar la corresponsabilidad y la conciliación entre la vida personal y laboral, como es el tema de los cuidados y las escuelas infantiles en el tramo 0-3 años, éstas políticas públicas, pueden ser buenas fórmulas para afrontar la bajada de la natalidad.

Necesidad de reformar el marco de las narrativas y estrategias para hacer frente a la nueva situación y a la actual ofensiva de los movimientos coercitivos y más beligerantes

Por desgracia, el cuestionamiento de estos logros y derechos está aumentando en el contexto económico y político de los últimos años. Algunos de los y las ponentes presentes se interrogaban y respondían a las posibles causas de por qué se está queriendo frenar estos avances en derechos sexuales y reproductivos, y cuál tiene que ser el posicionamiento de las organizaciones sociales.

En este sentido, Álvaro Bermejo, director de IPFF, planteaba que las organizaciones sociales que trabajan por la defensa de la salud sexual y reproductiva y los derechos, deben reformar el marco de sus narrativas y estrategias para hacer frente a la nueva situación y a la actual ofensiva de los movimientos coercitivos y más beligerantes.

A lo largo de todo el Seminario en sus diferentes ponencias, se ha puesto de relieve la necesidad de abordar tanto la salud como los derechos sexuales y reproductivos. Así como, el necesario establecimiento de estrategias concretas dirigidas a fomentar la natalidad, con un enfoque multifactorial y multidisciplinar que contemple la diversidad de variables y realidades presentes en las sociedades actuales.

Cara al futuro, se abren ante los diferentes representantes de países participantes en el Seminario y sus políticas públicas diversos desafíos, que es necesario afrontar. Por una parte, tenemos el escenario demográfico presente especialmente en China y España, con una tasa global de fecundidad inferior a la de reemplazo -siendo actualmente de 1,2 en el caso de España-, considerando también que esta realidad está presente en países de América Latina como Uruguay, Chile o Puerto Rico.

Además, actualmente se cumple el 25º aniversario del Plan de Acción de El Cairo, que marcó un antes y un después en la conquista y el avance en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos. Y no hay que olvidar que este Plan -aprobado en el año 1994- ha sido apoyado a nivel institucional y social, tanto por parte de responsables políticos y gobiernos, como por parte de diversas organizaciones de la sociedad civil y otros sectores. Sigue siendo un reto a afrontar, que los objetivos de dicho Plan de Acción se mantengan y se siga avanzando, profundizando en los logros conseguidos.

Foto: AmecoPress

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )