Trece localidades de Burkina Faso se comprometen a poner fin a la mutilación genital femenina

Trece localidades de Burkina Faso se comprometen a poner fin a la mutilación genital femenina

Un total de trece localidades del norte de Burkina Faso se han comprometido este jueves a poner fin a la práctica de la mutilación genital femenina, según han anunciado las autoridades del país africano.

Las localidades de Bayendfoulgo, Félinga, Foutenga, Kamsandé, Kora, Koulporé, Namassa, Ranga, Sakoudi, Sankondé, Sika, Totenga y Zimtanga, todas ellas en la provincia de Bam, han firmado un comunicado conjunto a tal efecto.

El compromiso ha sido alcanzado tras una serie de reuniones entre las autoridades y líderes religiosos y locales para intentar poner fin a esta práctica en el país africano, tal y como ha recogido la agencia estatal burkinesa de noticias, AIB.

«Cuando éramos niños no existían los documentos de identidad. Las diferentes etnias y familias reales eran identificadas por sus cicatrices. A día de hoy, los documentos de identidad han permitido poner fin a esta práctica, que devalúa al hombre», han explicado.

«Era igualmente practicada por razones que no tienen cabida en nuestros días. Eso significa que la práctica no debe seguir existiendo y nos comprometemos públicamente a trabajar en nuestras localidades para el abandono definitivo de esta forma de violencia», han dicho.

El director del departamento provincial de Asuntos de la Mujer, Abdoulaye Ouédraogo, ha dicho que la decisión ha sido adoptada en el marco de un programa conjunto del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

Un informe publicado en septiembre de 2018 denunció que millones de niñas en África están en riesgo de mutilación genital femenina debido a que sus gobiernos no aplican las leyes que prohíben esta práctica, condenada internacionalmente.

Un total de seis países, en los que residen 16 millones de niñas –Chad, Liberia, Malí, Sierra Leona, Somalia y Sudán–, ni siquiera han criminalizado la ablación, tal y como recoge el documento sobre leyes en los 28 países en los que esta práctica es endémica.

COMPROMISO PARA ACABAR CON LA ABLACIÓN

Los líderes mundiales se han comprometido a poner fin a la práctica, que implica la retirada total o parcial de los genitales externos y que afecta a 200 millones de niñas y mujeres, según los objetivos de desarrollo acordados en 2015.

Sin embargo, las leyes en los 22 países que ya han ilegalizado esta práctica son aplicadas en general de forma inadecuada e infrecuente, según el informe.

Muchas comunidades que llevan a cabo esta práctica la consideran crucial para el estatus social de las mujeres y como un requisito para su matrimonio, si bien el ritual causa graves daños físicos y psicológicos.

Los autores del informe calculan que 55 millones de niñas menores de 15 años en África han sido sometidas a la ablación o están en riesgo de serlo. La mitad viven en tres países –Egipto, Etiopía y Nigeria– que ya han prohibido la práctica.

Asimismo, destacan que únicamente dos países, Kenia y Uganda, tienen una legislación robusta, al tiempo que alertan de que la mayoría de las legislaciones nacionales no hacen frente a la tendencia creciente de que profesionales médicos lleven a cabo la ablación.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )