Feijóo una de cal y otra de arena sobre política de igualdad

Feijóo una de cal y otra de arena sobre política de igualdad

Las rederas gallegas, Teresa Portela, la actriz Benedicta Sánchez, la cardióloga Marisa Crespo y Jeanne Picard de Stop Accidentes se cuelgan las Medallas Castelao

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha rechazado este jueves tanto el «intento de apropiación partidaria del feminismo» como los «ataques» que recibe este movimiento «en nombre de una supuesta discriminación masculina». En este sentido, ha tachado de «posición inaceptable» la de aquellos que ven las políticas de igualdad como «una agresión».

Así lo ha expresado el titular del Gobierno autonómico durante su intervención en la entrega de las Medallas Castelao, que ha tenido lugar en la Iglesia de San Domingos de Bonaval de Santiago. El acto ha estado marcado por el tono feminista, puesto que, por primera vez en los 35 años que se lleva celebrando, todas las galardonadas son mujeres.

En concreto, el presidente de la Xunta ha colgado la medalla a la cardióloga Marisa Crespo; a la piragüista Teresa Portela; a la actriz de ‘O que Arde’ Benedicta Sánchez; a la delegada de Stop Accidentes en Galicia, Jeanne Picard; y al colectivo de rederas gallegas, en cuyo nombre ha recogido el galardón la presidenta de la Federación de Redeiras Artesás ‘O Peirao’, Verónica Veres.

El acto, que ha sido conducido por el periodista Jesús Fontenla, se ha abierto con la lectura, por parte del canciller de la Medalla y vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, del decreto por el que se concedió distintivo. Entre el público han estado presentes los conselleiros del Gobierno gallego, así como el presidente del Parlamento, Miguel Santalices, y otros representantes institucionales y políticos.

«EL TERCER REXURDIMENTO»

En el inicio de su discurso, Feijóo ha señalado que las Medallas Castelao, entregadas «en nombre de todos los gallegos», son un homenaje a lo que ha denominado «tercer Rexurdimento».

Según sus palabras, tras el primer Rexurdimento, de carácter «cultural», y el segundo, en el ámbito «democrático» con la Constitución y el Estatuto de Autonomía, Galicia vive ahora el tercero, «que tiene el sello de la mujer gallega». «La mujer estuvo presente en el primero y en el segundo, pero muchas veces en una injusta posición subordinada y obligada a posponer indefinidamente sus reivindicaciones», ha asentado.

Así, ha dicho que «todos» tienen la «obligación» de participar en este Rexurdimento que abandona la idea de «aquella mujer resignada a suplir al hombre que se había ido» para pasar a la de aquella «que define su destino».

En este contexto, Feijóo ha proclamado que el feminismo «viene a completar una realidad incompleta». Y es que, para el presidente gallego, quien «combate» o «se mofa» de las herramientas legales por la igualdad, se sitúa «fuera de los criterios que definen las políticas democráticas a esta altura del siglo XXI».

MARISA CRESPO

La primera en recibir la Medalla Castelao ha sido la doctora Marisa Crespo, a quien Feijóo ha erigido en «uno de los grandes referentes internacionales» en el ámbito de la Insuficiencia Carcíaca y Transplante Cardíaco, lo que le llevó a dirigir esta unidad en el Complexo Hospitalario Universitario da Coruña (Chuac).

Visiblemente emocionada y con voz entrecortada, Crespo ha recordado a sus dos padres, que «por desgracia» no la pueden acompañar. «Qué orgullosos estarían de este reconocimiento, de los que ellos forman parte», ha expresado.

Crespo ha citado al polifacético galleguista Alfonso Daniel Rodríguez Castelao para reivindicar que a su unidad en el Chuac, con la que ha compartido la Medalla, «también le gusta transformar los ideales en realidades». «El éxito es el trabajo en equipo multidisciplinar y focalizado en el paciente», ha explicado, para después señalar que el reconocimiento es «un estímulo» para la sanidad gallega.

HOMENAJE A LAS REDERAS

El homenaje más simbólico ha sido para las rederas de Galicia, un trabajo artesanal y mayoritariamente femenino –el 84 por ciento– que actualmente se enfrenta a la falta de relevo generacional pero que este jueves se ha colgado la Medalla Castelao.

El titular de la Xunta ha indicado que en la Comunidad hay casi 150 rederas en los puertos de Cariño, Cedeira, Malpica, Corme, Cambados, Portosín, Cangas y A Guarda, «la mayoría» agrupadas en la Federación Galega de Redeiras Artesás ‘O Peirao’, cuya presidenta, Verónica Veres, ha recogido el galardón.

La representante de este colectivo ha expresado el «orgullo» que supone formar parte del palmarés histórico de las Medallas Castelao. Así, ha reivindicado como «esencial para Galicia» el sector de la pesca y ha agradecido que «por fin se sabe» que las rederas son «imprescindibles».

JEANNE PICARD

Tras las palabras de la doctora, Feijóo ha colgado la Medalla a Jeanne Picard, una parisina que ahora vive en Galicia y que fundó Stop Accidentes España después de que en el año 2000 falleciese uno de sus tres hijos en un accidente de tráfico. Para Feijóo, una «tragedia familiar» la convirtió en una «adelantada que cambia la idea tradicional sobre los accidentes de tráfico para establecer el concepto fundamental de violencia viaria».

En su discurso, Picard ha dicho sentirse «muy honrada» y ha tenido palabras de recuerdo a su hijo fallecido hace 19 años: «Era educador social, ecologista activo. Amaba a Galicia, sus paisajes, sus gentes, y la defendía. Siguiendo su ideal, hemos transformado su dolor en nuestra lucha activa». En este sentido, ha saludado a los voluntarios y trabajadores de la organización que dirige y ha marcado el objetivo de «lograr cero víctimas» en las carreteras. «Nostros no somos héroes, somos víctimas», ha puntualizado.

TERESA PORTELA

La tercera en colgarse el galardón, la canguesa Teresa Portela, «hizo del piragüismo un arte», según palabras del presidente de la Xunta. En su palmarés cuenta con 14 medallas en el Campeonato Mundial de este deporte, 17 en el Campeonato Europeo y cinco diplomas olímpicos tras participar en cinco Juegos entre los años 2000 y 2016.

Portela, quien ha bromeado con que lo suyo «no son las palabras, sino las paladas», ha querido agradecer el «apoyo» tanto de sus padres, que son sus «pilares», como de su marido, su hija y su entrenador. Además de confesarse «orgullosa de ser gallega», ha subrayado el «poder femenino para ensalzar Galicia».

BENEDICTA SÁNCHEZ

La cuarta galardonada ha sido la novata actriz de 83 años Benedicta Sánchez, natural de O Corgo (Lugo) e integrante de la película del director Óliver Laxe ‘O que Arde’, que fue recientemente premiada en el Festival de Cannes. Aunque ha dicho no considerarse «merecedora» de la Medalla, ha agradecido a Feijóo «por su consideración» a la hora de elegirla.

«Muchos asistentes al Festival de Cannes preguntaron quién era aquella actriz desconocida que deslumbraba en la película (…) y bailaba la muiñeira delante de los fotógrafos. La nueva estrella era gallega, había nacido en O Corgo hace unos cuantos años, había sido lectora empedernida, campesina y emigrante en Brasil», ha relatado el presidente gallego.

Hacia el final de su discurso, Feijóo ha ensalzado que Galicia «es más grande» actualmente porque «la mujer recupera su protagonismo», algo que es «gracias a la lucha de las precursoras» y como consecuencia de «pequeñas conquistas que contribuyen a un gran triunfo sobre la ignorancia, la incomprensión y el fanatismo» que las tuvo como «víctimas». «Señoras y señores. Galicia es una patria y una matria. Nuestra Comunidad se conjuga en singular y plural, en masculino y femenino», ha sentenciado.

La clausura del acto ha corrido a cargo de la agrupación folclórica Cantigas e Agarimos y su interpretación del himno gallego, entonado también por todos los presentes. Tras esto, el presidente de la Xunta, el vicepresidente y las galardonadas han posado en el centro del escenario.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )