Casi el 70% de los hombres españoles afirma haber crecido basándose en estereotipos

Casi el 70% de los hombres españoles afirma haber crecido basándose en estereotipos

El 69% de los hombres españoles afirma haber crecido basándose en estereotipos, según se desprende de las conclusiones del estudio ‘Hay que Ser Muy Hombre’, promovido por Gillette y realizado a lo largo de este pasado mes de mayo.

El estudio –realizado también por Salvetti Llombart a 2.000 personas de entre 18 y 59 años de la Península Ibérica– también revela que el 75% de los encuestados no se identifica con el modelo tradicional de hombre y espera educar a sus hijos sobre la base de un concepto «evolucionado y positivo».

Además,, el 68% considera que el hecho de nacer hombre «no es suficiente para incluirse bajo el paraguas de la masculinidad», un concepto que se percibe «polémico» para un 38% de los encuestados y reñido con el feminismo para un 44%. Además, el 36% cree que el concepto de masculinidad se percibe como algo negativo.

El estudio también pone de manifiesto la dificultad de ignorar los valores tradicionalmente asociados al concepto de masculinidad en la sociedad actual, y cómo la presión social y el miedo a ser diferente influyen en el comportamiento de los hombres. En este punto, el 45% reconoce haberse sentido presionado «alguna vez» para actuar dentro de las normas que se presuponen correctas.

En cualquier caso, los encuestados han manifestado su intención de cambiar la manera de educar a las nuevas generaciones, están más concienciados y no quieren repetir los mismos patrones y más del 80% de los hombres españoles afirma que cambiará (o ya lo hace) la forma de educar a sus hijos para «no caer en los mismos estereotipos y normas de masculinidad bajo los que ellos fueron educados».

El estudio añade que a 8 de cada 10 hombres les han dicho cómo debe comportarse «un hombre de verdad», haciendo alusión a aspectos como la fuerza (48%), el control (27%) o la heterosexualidad (26%). Además, un 79% dice no sentirse identificado con el tipo de masculinidad que se refleja en medios publicitarios.

En este sentido, el 75% de los hombres dice no sentirse identificado con el «modelo tradicional de hombre» y la mayoría apuesta por transmitir conceptos como ser natural (30%) o demostrar seguridad (25%), entre otros aspectos.

Así, preguntados por cómo educarían en un futuro en el capítulo de las emociones, el 60% afirma que la sociedad en la que se educó dice que llorar en público hace débil a un hombre pero a un 79% le gustaría educar en lo contrario; o un 66% señala que la sociedad en la que se educó dice que un hombre debe de aguantar el dolor pero a un 65% le gustaría educar en lo contrario.

Además, para un 75% la sociedad en la que se educó dice que debe mostrar seguridad aunque tenga miedo y que a un 50% le gustaría educar en lo contrario, en línea con un 81% al que le gustaría educar enseñando que un hombre que no habla de sus sentimientos no es un blando; o un 72% quisiera educar enseñando que un hombre con inseguridades no es menos hombre.

En cuanto a las responsabilidades, al 76% de los hombres le gustaría educar enseñando que las tareas domésticas se comparten en igualdad; a un 75% le gustaría enseñar que un hombre también puede pedir ayuda; a un 77% que los hombres que no alcanzan sus metas no son unos fracasados; o a un 84% le gustaría educar enseñando que si ganan menos que una mujer no son inferiores, entre otros aspectos.

En el capítulo de aspecto físico, al 86% le gustaría transimitir que el éxito no se mide por su físico; al 61% que la fuerza no genera confianza; al 76% que el hombre no tiene por qué mostrar su lado más duro para no perder el respeto de los demás; o al 72% que los músculos no dan al hombre un aspecto varonil; entre otros supuestos.

En el capítulo de relaciones, aunque el 58% cree que la sociedad enseña que un hombre que tiene muchas relaciones es un triunfador, al 80% le gustaría educar en la idea contraria; así como a un 79% al que le gustaría educar en que un hombre que renuncia al sexo no es menos hombre; o un 86% quiere educar en que un hombre no debe sentirse inferior si su jefe es una mujer, entre otros aspectos.

CHARLAS CON ADOLESCENTES

Los resultados de este estudio se han reflejado en la campaña de Gillette ‘Hay que ser muy hombre’, basada en la redefinición del tópico español. Asismismo, Gillette ha indicado que financiará un programa de charlas participativas para adolescentes centrado en ensalzar los valores de la masculinidad.

Así, los jóvenes podrán debatir, reflexionar y aprender en un entorno seguro y de confianza cosas tan elementales, pero necesarias, como que la masculinidad no está reñida con los sentimientos, con el sexo o con el físico. El objetivo final de este curso es ayudar a los jóvenes a romper cualquier barrera que les impida ser ellos mismos.

El programa estará elaborado por sociólogos y psicólogos, e incluirá colaboraciones con universidades y otras instituciones relacionadas con el público adolescente. Se impartirá a partir de septiembre en más de 320 colegios repartidos por todo el país involucrando a unos 20.000 jóvenes, chicos y chicas de entre 16 y 18 años, estudiantes de Primero y Segundo de Bachillerato y FP.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )