La UNED coordina un proyecto internacional para promover la implicación de los hombres en los cuidados familiares

La UNED coordina un proyecto internacional para promover la implicación de los hombres en los cuidados familiares

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) ha asumido la coordinación del proyecto internacional ‘Men in Care: Workplace support for caring masculinities’ que tiene como objetivo promover la conciliación y la implicación de los hombres en los cuidados del ámbito familiar.

El Proyecto MiC, que se llevará a cabo entre 2019 y 2021, integra a más de 20 entidades asociadas de siete países, todas ellas vinculadas desde distintos ámbitos a la potenciación de medidas de conciliación y corresponsabilidad que impliquen repartos equitativos como «elemento imprescindible para avanzar en igualdad de género».

De manera especial, según informa la UNED, el proyecto MiC, que cuenta con un presupuesto de más de 900.000 euros y la participación de España, Polonia, Eslovenia, Alemania, Austria, Islandia y Noruega, se propone investigar, detectar, proponer y promover acciones dirigidas a implicar a los hombres en roles de cuidado a través de su impulso y puesta en marcha en el ámbito laboral.

Para la profesora de Sociología e investigadora principal del proyecto, Teresa Jurado, «lo más interesante de este proyecto es precisamente que cuenta con la participación de agentes sociales». En el caso de España, de la Secretaría de Igualdad de Comisiones Obreras (CCOO), la Fundación 1º de Mayo, Emakunde y PPiiNA.

«En nuestro caso, dado que se acaba de reformar el permiso de paternidad y se ha ampliado a ocho semanas, vamos a poner el foco en corregir la realidad que dificulta en muchos casos su disfrute completo, mientras que en Austria, por ejemplo, van a definir estrategias encaminadas a fomentar el autocuidado», añade.

Otra de las características de este proyecto es que amplía el concepto de «cuidados» sin limitarlos al de los menores en el ámbito de la pareja. La atención en MiC se define no solo como «encargarse de las tareas de cuidado», sino también como «abarcar el apoyo emocional, mostrar afecto, prestar atención a las necesidades de la pareja, las necesidades de los niños y las necesidades de los amigos, ancianos, vecinos, compañeros de trabajo y familiares».

MEJORAR LOS ENTORNOS LABORALES
Por una parte, el proyecto trabajará para identificar y compartir modelos de mejores prácticas para lograr un alto nivel de equilibrio entre el trabajo y la vida personal para permitir que, tanto hombres como mujeres, tengan tiempo y flexibilidad para cuidar a sus familiares.

También se pondrán en marcha talleres y otro tipo de acciones encaminadas a implementar estas buenas prácticas en las empresas y entornos laborales que no las incluyen y para mejorarlas en las que ya las han introducido.

El próximo mes de julio tendrá lugar el primer encuentro entre ‘stake holders’: empresas y entidades como sindicatos, asociaciones profesionales, entidades certificadoras del ámbito de la igualdad a las que se presentará el proyecto.

«En esta ocasión nos centraremos en los permisos por paternidad, aunque iremos incorporando otras cuestiones relacionadas con buenas prácticas como las jornadas compactas de 35 horas, las bolsas de trabajo o el teletrabajo», explica Teresa Jurado.

«La falta de corresponsabilidad del hombre y el hecho de que no se sumen al trabajo no remunerado y a los cuidados tradicionalmente asimilados a la mujer, es un freno en esta carrera de obstáculos a la que se enfrentan las mujeres y, en especial, las madres de hoy en día», concluye esta investigadora.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )