Una de cada 10 mujeres migrantes que llegan a España de forma irregular dice haber sufrido agresión sexual en la ruta

Una de cada 10 mujeres migrantes que llegan a España de forma irregular dice haber sufrido agresión sexual en la ruta

Una de cada 10 mujeres migrantes que llegan a España de forma irregular dice haber sufrido alguna agresión sexual durante la ruta, según un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con la agencia de la ONU para los refugiados (Acnur).

El estudio, al que ha tenido acceso Europa Press, se basa en un total de 1.002 entrevistas individuales a adultos refugiados y migrantes que llegaron por mar a España entre el 1 de septiembre de 2017 y el 31 de diciembre de 2017 y a Melilla y Ceuta por tierra y mar entre el 1 de agosto de 2017 y el 30 de noviembre de 2017. En ese año, un total de 28.300 refugiados y migrantes llegaron a España a través de la ruta del Mediterráneo occidental.

En concreto, un 3 por ciento de los entrevistados dice haber sufrido abusos sexuales a lo largo del camino, un porcentaje que se incrementa hasta el 10 por ciento entre las mujeres. Un total de 31 migrantes aseguran haber sufrido este tipo de abusos una vez, y tres, en dos ocasiones. Sobre los perpetradores de estos abusos, los encuestados acusan a traficantes, fuerzas de seguridad y desconocidos. Un total de 18 de estos incidentes ocurrieron en Marruecos.

El informe, adelantado por El País, revela que un 58 por ciento de los migrantes y refugiados llegados a España a través de Marruecos o Argelia aseguran haber sufrido abusos (en su mayoría físicos y psicológicos) y más de la mitad denuncian que los perpetradores fueron la policía y las fuerzas de seguridad.

Del informe se desprende que en Marruecos, las tasas más altas de abusos denunciados tuvieron lugar en las regiones circundantes a Melilla (42 por ciento de los casos) y Ceuta (5 por ciento de los casos), incluidos los pasos fronterizos y Tánger (10 por ciento).

Estas denuncias a menudo se refieren, según indica el estudio, al acoso policial y al traslado forzado a otros lugares en Marruecos por parte de las autoridades nacionales que arrestan a personas cercanas a Melilla y Ceuta, y las trasladan en autobús a zonas cercanas a las fronteras de Mauritania o Argelia.

Además de los agentes de la policía, los entrevistados citan otros perpetradores de los abusos como personas desconocidas o delincuentes (23 por ciento) y traficantes (21 por ciento). Asimismo, señalan que habitualmente en los abusos estaban implicadas diferentes personas como «traficantes trabajando junto a la policía en los cruces de frontera».

Aunque la mayoría de los abusos reportados se produjeron en Marruecos, un 2 por ciento de los entrevistados (un total de 23) también dice haber sufrido abusos en España. Cinco de ellos acusa de estos abusos a las fuerzas de seguridad.

Atendiendo al tipo de abusos, el 40 por ciento del total de entrevistados señala vejaciones físicas. A estas les siguen las psicológicas y los disparos o amenazas de disparos. Además, un 3 por ciento dice haber sido víctima de abusos sexuales, en su mayoría mujeres. Asimismo, el informe pone de relieve que los más vulnerables a los abusos son los que salieron de su país siendo menores.

En cuanto al perfil de los que llegaron a España por esta ruta, el estudio muestra que son en su mayoría hombres jóvenes (ocho de cada diez), aunque en el caso de los sirios, el 15 por ciento eran mujeres y a menudo viajaban con otros miembros de la familia.

NO SOLO MIGRANTES ECONÓMICOS
Sobre los motivos para abandonar sus países de origen, el 39 por ciento menciona solo razones económicas, mientras que la mayoría (un 61 por ciento) adujo otras razones no económicas como la guerra o los conflictos (18 por ciento), disputas familiares –discriminación, matrimonios forzados, etcétera– (17 por ciento) y motivos políticos (8 por ciento).

De esta forma, el estudio pone de manifiesto que entre las personas que llegan a España a través de la ruta del Mediterráneo Occidental no solo hay migrantes económicos sino «perfiles con necesidades de protección internacional».

Precisamente, en el momento en que se realizaron las entrevistas, aproximadamente una cuarta parte de los encuestados ya había
solicitado asilo en España, especialmente sirios en Melilla. Si bien, los resultados también indican que no todos los encuestados tenían una comprensión sólida del significado de los procedimientos de solicitud de asilo.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Osvaldo Buscaya 6 meses

    “Una de cada 10 mujeres migrantes que llegan a España de forma irregular dice haber sufrido agresión sexual en la ruta” porque, el sometimiento de la mujer a la voluntad del soberano varón desde la horda primordial, es una comunidad de machos asociada para la protección del perverso patriarcado; uno para todos y todos para uno. El transexual ecuménico perverso patriarcado impone su cultura y educación como el “non plus ultra” de toda verdad y parte de este principio, y, de hecho, es así como se trata el sometimiento de la mujer.
    Por eso el sentido y la verdad del feminismo (la mujer) es absolutamente la derrota del varón; perverso irresoluble y ambiguo sexual.
    Mi Femeninologia Ciencia de lo femenino es la serie de configuraciones que con mi conciencia voy recorriendo constituyendo, más bien, la historia que desarrollo en la formación de mi conceptualización. Es decir, una suerte de escepticismo consumado, que en realidad sería, el propósito de no rendirme, a la autoridad de los pensamientos de otro, sino de examinarlo todo por mí mismo ajustándome a mi propia convicción; o mejor aún, producirlo todo por mí mismo y considerar como verdadero tan solo lo que yo hago.
    Hoy, como ese infante entre los 4 a 5 años adaptando mi pensar en la realidad, interpretando mi actividad onírica.
    Por Osvaldo Buscaya (Bya)
    (Psicoanalítico)
    Femeninologia (Ciencia de lo femenino)
    Lo femenino es el camino
    Buenos Aires
    Argentina
    23/04/2019

  • Disqus ( )