Pilar González Casado, primera catedrática del mundo de Literatura árabe cristiana

El cardenal arzobispo de Madrid Carlos Osoro, Gran Canciller de la Universidad Eclesiástica San Dámaso (UESD), ha nombrado catedrática de Literatura árabe cristiana a la profesora Pilar González Casado. Se trata de la primera cátedra de este tipo a nivel internacional, según informa la UESD.

«En el caso concreto de la Cátedra de Literatura Árabe Cristiana, la responsabilidad que conlleva está relacionada con la novedad y la importancia de la materia que imparto más que con el hecho de ser mujer, ya que la Cátedra no existe en ninguna otra Universidad y, por tanto, por ahora, no hay ningún otro catedrático hombre o mujer», ha explicado Pilar González Casado en una entrevista con Europa Press.

Esta enseñanza universitaria «llena un vacío» en el ámbito académico español y europeo en el que los estudios árabes están centrados, «casi exclusivamente», en el ámbito de la cultura islámica compuesta en árabe, según precisa la Universidad.

«La literatura árabe cristiana recoge la producción literaria de los autores cristianos de Oriente Próximo que, tras la llegada del Islam se arabizaron, abandonando paulatinamente otras lenguas literarias cristianas como el griego, el siriaco, el copto, el etiópico, que fueron suplantadas por el árabe, la lengua de la nueva religión y del nuevo sistema político», ha señalado González Casado.

Según precisa, comprende un arco cronológico muy amplio, cuyo inicio se sitúa a finales del siglo VIII y que llegaría hasta la época actual, y trata un gran número de géneros. Su importancia reside, según añade, en que es «la primera respuesta que los teólogos cristianos dan al Islam y que tiene como consecuencia que estos vuelvan a plantear los temas clave de la identidad cristiana».

Aunque en distintos centros de estudio y universidades hay más investigadores dedicados a este campo, su investigación no se plasma en la docencia. La mayoría de ellos imparten clases de literatura islámica mientras que su investigación está dedicada a la literatura árabe cristiana.

La UESD es la única universidad donde confluyen investigación y docencia ya que la literatura árabe cristiana también se imparte como asignatura. Actualmente, González Casado da clases en la Facultad de Literatura Cristiana y Clásica San Justino, perteneciente a la UESD, en materias como lengua árabe, lengua siriaca, lectura de textos árabes y literatura árabe cristiana.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este viernes 8 de marzo, González Casado ha defendido la «competencia profesional» de las mujeres que actualmente enseñan en la Universidad y aunque ha reconocido que su número tanto en la docencia como en los puestos de dirección «es menor que el de los hombres», ha precisado que no cree que sea «por falta de pericia u oportunidades, sino probablemente por causas de otro tipo».

En concreto, ha puntualizado que «sobre todo determinadas etapas de la vida hacen que algunas mujeres decidan entre la vida laboral y la familiar y prioricen esta última». «En la sociedad española actual todavía es muy difícil compaginar la vida laboral y la familiar sin que esta última se resienta», ha añadido.

«LO IMPORTANTE ES HACERLO BIEN, NO CUÁNTAS SEAMOS»

Atendiendo al número de catedráticas, ha indicado que no puede asegurar si el número de mujeres está creciendo en relación con el de hombres pero ha matizado que no le gusta «que el criterio para valorar el papel de la mujer en la sociedad sea únicamente cuantitativo». «Si somos muchas, pero desempeñamos mal nuestro trabajo, este no va a ser valorado. Lo importante es hacerlo bien, no cuántas seamos», ha apostillado.

Para la catedrática, lo verdaderamente «novedoso» es que haya una catedrática mujer, laica y casada en una Universidad Eclesiástica, erigida por la Congregación para la Educación Católica del Vaticano, «donde la mayoría de los catedráticos y profesores son sacerdotes». A su juicio, esto demuestra que «la Iglesia valora la dignidad de las personas» que trabajan en sus instituciones «independientemente de su sexo o su vocación personal».

Pilar González Casado nació en Madrid en 1964, está casada, es madre de tres hijos y abuela de dos nietos. Es licenciada en Filología Árabe e Islam por la Universidad Autónoma de Madrid (1987) y Doctora en Filología Árabe por la Universidad Complutense de Madrid (2000). Desde 1992 imparte clases de lengua árabe y siriaca en San Justino. A partir del año 2010, cuando el instituto ya había sido erigido en Facultad empezó también a impartir las clases de Literatura árabe cristiana en el máster.

CATEGORÍAS
Comparte