La Seguridad Social ha tramitado más de 2,7 millones de permisos de paternidad desde el año 2007

La Seguridad Social ha tramitado más de 2,7 millones de permisos de paternidad desde el año 2007

La Seguridad Social ha tramitado más de 2,7 millones de procesos de paternidad desde el año 2007, cuando se aprobó la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de hombres y mujeres que, por primera vez, incluía el permiso por paternidad como medida de apoyo a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Desde ese año hasta hoy, la duración de este permiso se ha ido ampliando: si en 2007 duraba aproximadamente 15 días, en 2017 se amplió hasta las cuatro semanas; en verano de 2018 aumentó a cinco; y a partir del 1 de abril de 2019 previsiblemente se elevará a ocho semanas; a doce en 2020 y a 16 en 2021, igualándose así al de maternidad.

Según datos de la Seguridad Social recogidos por Europa Press, la Seguridad Social ha gestionado desde 2007 hasta el año 2018 un total de 2.730.548 permisos de paternidad, que han costado al menos 2.600 millones. De acuerdo a estas cifras, de esos 2,7 permisos de paternidad tramitados en total, al menos 520.100 se gestionaron en 2017 y 2018, por lo que son de cuatro semanas o cinco de duración, en lugar de los 15 días de duración que había antes.

EVOLUCIÓN DEL PERMISO POR PATERNIDAD
La ley de Igualdad del 2007 contempló un permiso de 13 días, ampliable en caso de parto múltiple en 2 días más por cada hijo a partir del segundo. Hasta ese momento, lo único que se reconocía era el disfrute por parte del padre de dos días en el caso de nacimiento de hijo y de cuatro días si era necesario el desplazamiento, días que se sumaban a los 13 de permiso de paternidad establecidos en la norma.

En este contexto, se produjo un significativo aumento en el gasto en prestaciones de paternidad en el año 2008, cuando la Seguridad Social destinó 212,2 millones de euros al pago de prestaciones económicas por paternidad, frente a los 123,5 millones destinados en 2007.

La duración del permiso de paternidad de aproximadamente 15 días se mantuvo durante una década, hasta que en 2017 se hizo efectiva la ampliación del permiso de paternidad a cuatro semanas, un aumento que ya estaba previsto en la ley de igualdad del 2007.

El aumento del permiso hizo que en 2017 se incrementara el gasto en prestaciones de paternidad hasta los 399,8 millones, frente a los 206 millones que se gastaron en 2016 cuando todavía era de 15 días.

CINCO SEMANAS DESDE JULIO DE 2018

Pero desde el 5 de julio de 2018 los padres españoles pueden disfrutar de una semana más de permiso de paternidad, es decir, cinco en total. Fue una de las medidas incluidas en la ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2018 y fue consecuencia del acuerdo de investidura de Mariano Rajoy al que llegaron PP y Ciudadanos.

Durante ese ejercicio, el gasto en prestaciones por paternidad experimentó un incremento anual del 12,2% tras la entrada en vigor en julio de la ampliación del permiso de cuatro a cinco semanas. Según los últimos datos difundidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, se gastaron 448,7 millones en prestaciones por permisos de paternidad, frente a los 399,8 millones gastados en 2017.

Según datos del Análisis de Impacto Normativo sobre el real decreto ley que incluye la ampliación del permiso de paternidad a 8 semanas desde el 1 de abril de 2019, esto supondrá un aumento de 226 millones del gasto para el Estado, mientras que para las compañías será de unos 53 millones, como consecuencia de las cuotas empresariales.

En 2020, según el texto aprobado, las semanas de permiso paterno volverán a aumentar hasta las 12 semanas, lo que suponen 705 millones más anuales para el Estado y 166 para los empresarios. Esta cifra se elevará hasta los 1.107 millones de incremento en los Presupuestos Generales del Estado en 2021 y 261 millones en relación a las empresas, ya con las 16 semanas de permiso.

CATEGORÍAS
Comparte