Feministas, indignadas con la medida del PP: «Si gobierna, hará un Ministerio que será un auténtico alquiler de úteros»

Feministas, indignadas con la medida del PP: «Si gobierna, hará un Ministerio que será un auténtico alquiler de úteros»

Varias organizaciones feministas han expresado su malestar e indignación con la propuesta del PP sobre que las mujeres en situación irregular en España no sean expulsadas de España durante el periodo de embarazo en el caso de decida dar a su bebé en adopción. «Estoy temblando de que estos en algún momento puedan gobernar porque van a hacer un Ministerio de la Familia que va a ser el auténtico alquiler de úteros de las mujeres», ha declarado a Europa Press la presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo.

El PP liderado por Pablo Casado contempla, si consigue llegar al Gobierno, la puesta en marcha de una Ley de Apoyo a la Maternidad en la que incluye que una mujer ‘sin papeles’ en España no sea expulsada durante el periodo de embarazo si decide dar a su bebé en adopción. Por su parte, fuentes del Ministerio del Interior aseguran a Europa Press que «nunca se expulsa» a una mujer embarazada que esté en situación irregular porque se «prioriza» el interés superior del menor.

En declaraciones a Europa Press, Pérez del Campo se ha mostrado «atónita» ante esta propuesta «incalificable». «Quien dice esto y amenaza con esto no puede gobernar en un país democrático», ha recalcado.

Por su parte, la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, ha tachado la propuesta de «indignante e incalificable». Además, la ve «contradictoria» con los posicionamientos del PP que, por un lado «quiere potenciar y defender la maternidad» y, por otro, olvida ese «ideal de la maternidad» para las que son extranjeras y no tienen recursos.

«Es una posición misoginia, clasista y xenófoba» ha manifestado, incidiendo en que la medida es «contraria» a los derechos humanos porque priva a algunas mujeres de sus propios hijos. «Nos parece una medida que está fuera de lugar y que no debería tener cabida. El PP, que dice que defiende el ideal de la maternidad, si lo que quiere es potenciar la natalidad debe saber que así no se potencia», ha remarcado.

Así, les ha emplazado a adoptar medidas «efectivas» que, entre otras cosas, potencien la corresponsabilidad y reparto de tareas», ha señalado, expresando su «sorpresa» por esta propuesta «atentatoria de todos los derechos» por parte de un partido que ha tenido responsabilidad de Gobierno. «Me preocupa la deriva del PP», ha sentenciado.

«PROTEGER LA MATERNIDAD ES PROTEGER A LAS MADRES Y SUS DERECHOS»

En esta misma línea se ha pronunciado la directora de Fundación Mujeres, Marisa Soleto, que ha afirmado que proteger la maternidad implica «proteger de manera efectiva» a las madres y los derechos de las mujeres, fundamentalmente los laborales.

Según ha indicado a Europa Press, precisamente aquellos países en los que se han adoptado medidas para erradicar la discriminación y para que la maternidad con tenga «costes laborales» son los que mantienen altos niveles de natalidad.

Para Soleto, además, existen «dudas» acerca de si la medida del PP «respeta la legalidad y los derechos humanos» y muestra la «insolidaridad» hacia una población migrante y «lo mal» que se entiende la protección de la maternidad de las que «son de fuera», frente a la de las de aquí.

«Estoy temblando», ha dicho Soleto, preguntada por la postura del PP «endurecida» por la irrupción de la extrema derecha en el panorama político español y por sus «ocurrencias» ante la campaña electoral por los comicios anticipados del 28 de abril.

«DEBATE PERVERSO Y MAL ENFOCADO»

Por su parte, la abogada de Women’s Link, Teresa Fernández, cree que la propuesta del PP «plantea un debate perverso y mal enfocado que obvia» que «en ningún caso los derechos humanos de las mujeres pueden depender de su situación migratoria, sino que siempre deben ser protegidos».

«Las mujeres migrantes, como el resto de mujeres, cuentan con una serie de derechos fundamentales que deben ser protegidos de forma integral. Entre ellos está el derecho a decidir libremente, sin presiones, si quieren ser madres o no, y si deciden serlo, tienen derecho a permanecer con sus hijos e hijas sin ser discriminadas por su estatus migratorio y sin que su decisión vaya a repercutir negativamente en su situación administrativa», ha señalado a Europa Press.

En su opinión, esta medida «no tiene como finalidad proteger a las mujeres, sino que únicamente quiere limitar sus derechos, entre ellos el derecho al aborto, y condicionar su capacidad de decidir libremente si quieren ser o no madres».

La abogada ha subrayado que este tipo de medidas «no son nuevas» ya que en muchos Estados hay iniciativas «encaminadas a separar a las madres migrantes de sus hijos e hijas en base a estereotipos racistas y machistas». «Esto sucede en muchos países del mundo, no solo en España. Ahora mismo, está sucediendo en Estados Unidos con las mujeres migrantes procedentes de Latinoamérica o en la frontera entre Colombia y Venezuela», ha concluido.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )