El equipo del suplemento femenino de ‘L’Osservatore Romano’ presenta su dimisión al Papa por «el clima de desconfianza»

El equipo del suplemento femenino de ‘L’Osservatore Romano’ presenta su dimisión al Papa por «el clima de desconfianza»

La directora del ‘Vaticano Scaraffia’, el suplemento femenino de ‘L’Osservatore Romano’, Lucetta Scaraffia –quien ha criticado en varias ocasiones que la Iglesia ignore a las mujeres–, ha presentado su dimisión al Papa tras aducir que su equipo editorial se siente rodeado «de un clima de desconfianza y de deslegitimación progresiva».

«Tiramos la toalla porque nos sentimos rodeados por un clima de desconfianza y deslegitimación progresiva, desde una mirada en la que no sentimos estima y crédito para continuar nuestra colaboración», ha señalado en una carta a la que ha tenido acceso Europa Press.

Junto con Scaraffia, también han renunciado las 11 mujeres que colaboraban con la revista, que se publicará por última vez este mes de abril.

La intelectual católica italiana, que se define como feminista, ha lamentado que han pasado de «trabajar desde el corazón del Vaticano con el corazón libre» y el apoyo de dos papas, a estar en un suplemento que «se ha reducido al silencio». Y ha especificado: «Volvemos a la costumbre anticuada y árida de elegir desde arriba, bajo el control directo del hombre, a mujeres consideradas de confianza».

Scaraffia ha remarcado que no se han sentido apoyadas por el nuevo director de ‘L’Osservatore Romano’ (Andrea Monda) que, a su juicio, «apunta más bien a debilitar, lanzando colaboraciones e iniciativas que parecen ser competitivas, con el efecto de poner a las mujeres en contra, solicitar comparaciones abiertas y, por lo tanto, no considera que los miembros del equipo editorial sean de su confianza».

«Consideramos que esta elección es necesaria para salvaguardar nuestra dignidad y, por lo tanto, evitar el proceso de desgaste que, lamentablemente, está en curso», ha concluido.

Por su parte, el nuevo director de ‘L’Osservatore Romano’, Andrea Monda, ha desmentido que haya ejercido presiones en Scaraffia y su equipo.

«En estos pocos meses, desde que he sido nombrado director, he garantizado para Scaraffia y para el equipo editorial de mujeres, la misma autonomía y la misma libertad que han caracterizado la revista mensual desde que nació, absteniéndome de interferir de cualquier manera en la creación del suplemento mensual del periódico», ha manifestado en una carta publicada por la oficina de prensa del Vaticano.

Monda ha negado cualquier tipo de injerencia al tiempo que ha señalado que el suplemento femenino de ‘L’Osservatore Romano’ «no se interrumpe» y va a continuar «sin ningún tipo de clericalismo».

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )