Siempre, siempre en defensa de las mujeres y de sus derechos, no de algunas sino de todas

Esta mañana vari@s miembras del Partido Feminista, leíamos complacidas el artículo del Sr Montero, publicado en Tribuna Feminista de hoy, titulado “Por una presidenta del Partido Feminista”.

Dicho artículo coincide totalmente con lo que nosotras pensamos. Tanto yo que pertenezco a la Comisión Política del Partido Feminista, hago de Jurista, interlocutora en algunas ocasiones, portera en otras, vendo carteles, hago fotocopias y más etc, como nuestra Presidenta Lidia Falcón , que lleva desde 1981 (antes no la dejaron), reclamando un espacio político para los derechos de las mujeres como 52% de la población.

Pero ete aquí, que nosotras, las de las paguitas, las de las subvenciones millonarias, y el dinero despilfarrado del Estado, no tenemos ni un euro, ni para hacer una campaña política, ni para tener estructuras a lo largo del país, como para presentarnos solas a unas elecciones. Por eso vamos de la mano de quien nos ha querido amparar o quien ha querido casarse con nosotras para darnos así pensión y sustento.

Vamos que somos muy parecidas a la mayoría de las mujeres. Alguno podría tacharnos de vagas y con poca ambición, pero mire usted, al igual también que el resto de las mujeres, no paramos de trabajar y somos multitarea. Hacemos de abogadas y bedeles, de conferenciantes y de economistas, de periodistas y vendedoras de pasquines. Hoy preparamos oposiciones a registrador de la propiedad y mañana vendemos chapas bolsas, y panfletos en la calle para financiarnos.

Tenemos Ingenieras de Caminos, Periodistas, Abogadas, Inspectoras de Hacienda, Publicistas, Opositoras, Maestras etc. Tenemos una presidenta que nunca sabemos en qué lugar del país estará dando una conferencia, o en que televisión o periódico aparecerá un artículo suyo, siempre siempre en defensa de las mujeres y de sus derechos, no de algunas sino de todas.

Es cierto que nuestra ideología es de izquierdas, no podía ser de otra manera si pensamos que la mujer es una clase social y además la más oprimida de la tierra, pero nunca hemos excluido a ninguna mujer de nuestras luchas, ni a ninguna que haya acudido en nuestra ayuda. Ni nos ha interesado lo más mínimo cuál era su orientación sexual, sino es para defender la libertad de poder elegirla. De que ella pueda libremente decidir sobre su propio cuerpo.

Estas pequeñas cosas, han hecho que seamos como el 90% de la población femenina, desposeídas de los bienes de la tierra, que se encuentran en un 90% en manos de los hombres, aquellos nacidos varones. En manos de ellas, solo el 10% según la OIT.
Con todo esto Andrés Montero, queremos decirle, que nosotras no tenemos dinero para presentar una candidatura independiente a las elecciones. Tampoco cuentas ni bienes ni en España ni en el extranjero.

A pesar de los años que llevamos trabajando por los derechos de las mujeres. Y del pensamiento actual de gran parte de este país, ni un inversor ha venido a financiarnos.

Alguna mente lúcida podría deducir de ello, que somos “gente honrada”, leal y trabajadora.
Por eso, sí puedo asegurarles, que nuestro capital humano no tiene precio.

CATEGORÍAS
Comparte