PPiiNA avisa de que las madres serán «las cuidadoras principales» aunque se eleve el permiso de paternidad por decreto

PPiiNA avisa de que las madres serán «las cuidadoras principales» aunque se eleve el permiso de paternidad por decreto

Solicita la devolución del IRPF por maternidad

La Plataforma de Permisos Iguales afirma que el decreto ley del Gobierno es una «trampa para perpetuar el modelo del padre ayudante, no corresponsable»

 

La Plataforma de Permisos Iguales e Intransferibles (PPiiNA) ha celebrado que el Gobierno de Pedro Sánchez quiera aprobar un decreto ley que aumentaría el permiso de paternidad de manera progresiva hasta las 16 semanas en 2021, pero ha avisado de que si se aprueba tal como está el borrador, «no será equiparación» ya que las madres «seguirán siendo las cuidadoras principales» de los hijos.

El borrador del Real decreto ley establece un aumento progresivo del permiso de paternidad, pasando de las cinco semanas actuales a ocho semanas en 2019; a 12 semanas en 2020; hasta finalmente llegar a las 16 en el año 2021, igualándolos al de maternidad, siendo intranferibles y pagadas al 100%. Según se recoge en el texto, «serán obligatorias las seis semanas ininterrumpidas inmediatamente posteriores al parto», a disfrutar «a jornada completa».

Desde la Plataforma han celebrado que el Gobierno vuelva a reconocer la necesidad urgente de la equiparación de los permisos. «Ya es hora de que se haga realidad el derecho de los padres a cuidar en igualdad con las madres», sostiene.

Sin embargo, ha avisado de que, si se aprueba tal como está el borrador entregado a los agentes sociales, «no será equiparación por mucho que la llamen así porque las madres seguirán cuidando a sus bebés más que los padres y durante mucho más tiempo».

Fuentes de Vicepresidencia confirmaron a Europa Press que está previsto que el decreto ley vaya al Consejo de Ministros del próximo viernes, 1 de marzo, si bien han subrayado que el texto definitivo «no está cerrado». Una vez aprobado la medida entrará en vigor tras su publicación en el B.O.E, aunque el texto deba ser convalidado posteriormente por el Congreso.

Desde la PPiiNA, lamentan que el borrador prevea que las seis primeras semanas tengan que ser simultáneas a partir del nacimiento –-tal y como lo son ya las actuales 5 semanas–. «¿Por qué esa restricción? ¿Por qué obligar a todo el mundo a simultanear 6 semanas, en vez de simplemente permitir que quien quiera lo haga así y quien no quiera se pueda turnar para alargar el tiempo de cuidado del bebé en casa?», cuestiona.

PADRES «REDUCIDOS AL PAPEL DE AYUDANTES»

En su opinión, tal y como está la propuesta, «las madres seguirán siendo las cuidadoras principales en cuanto estén recuperadas del parto». Por su parte, considera que «los padres seguirán reducidos al papel de ayudantes y se verán sometidos a las presiones de la empresa para seguir conectados a su puesto de trabajo ‘porque ya está la madre para ocuparse del bebé'».

Por otro lado, la PPiiNA lamenta que el borrador no incorpore la condición de que, para tomarse el permiso a tiempo parcial, haya que trabajar el resto de la jornada. «Las mujeres se verán presionadas a reducir jornada y a quedarse todo el día en casa prolongando el permiso al doble con la mitad de la paga», subraya la plataforma, que afirma que «los hombres tenderán a tomarse el permiso a tiempo parcial pero trabajando la otra mitad del día, sin desconectarse de la empresa».

Esto es, en opinión de la PPiiNA, «otra trampa para perpetuar el modelo del padre ‘ayudante’, no corresponsable» y para «mantener la discriminación de las mujeres en el empleo. «Así ha pasado ya en otros países, pero aún estamos a tiempo de que esa condición figure en el decreto», defienden.

La plataforma apunta que el Decreto «debe dejar claro que el permiso a tiempo completo o parcial es un derecho de la persona trabajadora», algo que el actual borrador no hace pues establece que el permiso se puede tomar «en régimen de jornada completa o a tiempo parcial, previo acuerdo entre la empresa y la persona trabajadora, y conforme se determine reglamentariamente».

PLATAFORMA PETRA PIDE PERMISOS «TRANSFERIBLES»

Por su parte, las mujeres que conforman la ‘Plataforma PETRA Maternidades Feministas’ han expresado su «preocupación e indignación» ante la intención del Gobierno de aprobar la ampliación del permiso «eludiendo el necesario debate social», «sin contar con la opinión de las madres y sin realizar los estudios expertos necesarios». Asimismo, exigen una ley «que introduzca un año de permisos transferibles para que cada familia pueda gestionarlos como mejor le cuadre«.

«Si los permisos iguales e intransferibles se aprobaran por decreto ley se estaría consolidando una situación por la que los padres españoles pasarían ser los hombres europeos con más tiempo de permiso paterno intransferible y remunerado, mientras que las madres españolas seguirían como hoy, siendo las mujeres europeas con menos tiempo disponible de licencia remunerada para la crianza«, argumentan.

En PETRA consideran que se trata de una «ley patriarcal, puesto que aumenta los privilegios de los varones al tiempo que ningunea la maternidad como aportación social fundamental y como algo propio de las mujeres. «Los permisos iguales e intransferibles no van a alterar el machismo en el mercado laboral, un mercado diseñado para personas sin responsabilidades de cuidados, y tampoco van cambiar las pautas de corresponsabilidad en los varones que previamente no estén ya concienciados de la necesidad de ese cambio», recalcan.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )