Personistas

Personistas

El otro día leía unas declaraciones que todavia me tienen en un estado tal que si me pinchan no sangro. Tal cual. Se trataba de una entrevista a un cantante que afirmarmaba sin despeinarse –eso nunca- que no era ni feminista ni machista, sino persona. Así como suena.

La cuestión es que el chico no solo se quedó más a gusto que un arbusto sino que a buen seguro pensó que había hecho una frase memorable. De esas que se ponen en un recuadrito con su foto como una cita imprescindible. Y, por cierto, la frase era la misma que había pronunciado su ex hacía tiempo, cuando todavía no era ex.

La cosa tiene perendengues, no crean. Que me tiene pensando desde entonces. Por un lado, acaba de descubrir una clasificación tripartita de la humanidad: hay machistas, hay feministas, y hay personas. Ahí es nada.

Pero hay algo que debe saber el autor en cuestión, su precursora y quienes piensan como ellos. Y es que, por sorprendente que parezca, las feministas somos personas. Ojo, y los feministas también. Y no solo eso. No se puede ser los primero sin ser lo segundo. Se lo digo por experiencia.

Y aún hay algo más sorprendente. También los y las machistas son personas, lo crean o no. Por más que lo intente, no consigo imaginarme a un perro, un gato, o un águila real siendo machista. Ni siquiera a un ficus o una albahaca. ¿Se imaginan a un cactus diciéndole a la cactus “quédate haciendo la fotosíntesis en la maceta mientras yo me voy a hacerme unos pinchos”? ¿Verdad que no?. Pues eso. Tampoco se puede ser machista sin ser persona. Y menos mal que no añadió lo de “persona humana”, muy querido por algunos todólogos, por más que sea imposible que una persona sea otra cosa que humana –aunque muchas carezcan de humanidad-.

Lo que tal vez desconozca es que fue precisamente el feminismo lo que logró que las mujeres fuéramos consideradas personas. Algo que no siempre ha sido así. Y no me lo invento yo, que ya el propio Aristóteles decía que las mujeres carecían de alma, el atributo que caracterizaba precisamente a las personas. Y que las primeras declaraciones de derechos se referían al hombre y al ciudadano, hasta el punto de que una persona llamada Olympia de Gauges tuvo que hacer otro tanto respecto a los derechos de las mujeres.

También debió ignorar la circunstancia de que hasta finales del pasado siglo, las españolas éramos bastante menos personas que los españoles, ya que no podíamos ni salir de viaje sin permiso del padre o el marido. Y que fueron las personas feministas las que dieron todos estos pasos, para lograr precisamente los derechos que el machismo se empeña en arrebatarnos. Un par de precisiones de nada, vaya.

Y siguiendo con el análisis de tan sesuda cita, una vez descartada la tricotomía en la clasificación del género humano, nos quedaríamos con dos clases, según el opinador: machistas y feministas. Como si se tratara de antónimos, cuando hemos predicado hasta la saciedad que no lo son. Pero como estoy generosa, ahí le dejo un ejemplo que tal vez contribuya a aclarar las cosas. Además de que el feminismo busca la igualdad que el machismo niega, o precisamente por eso, el primero es legal y postivo y el segundo ilegal y negativo. Lo que da lugar a que una asociación que promueve el feminismo sea admitida por la ley, y no lo sea nunca una entre cuyos fines se encuentre el machismo. ¿O alguien ha visto inscrita en el registro de asociaciones a alguna cuyo fin social sea “la dominación del varón superior sobre la inferior hembra”?

Pero parece que no es el único en inventar tan geniales dicotomías. En su día, se difundió la imagen de una camiseta que anuncia un establecimiento donde contrapone feminista a divertida. Optando, por supuesto, por lo segundo, que ya se sabe que donde haya unas buenas y superficiales risas lo de reivindicar derechos es una tontuna.

Así que, lamentándolo mucho, no hay por donde coger su teoría. Y conste que lo lamento no porque le vaya a dar un disgusto, sino porque una persona con una considerable repercusión pública debería pensar un poco antes de hablar. Por supuesto, sin despeinarse. O despeinándose, que a las personas también se nos revuelve la cabellera de vez en cuando. Sobre todo, al leer determinadas citas, sea en pantalla o estampadas en una camiseta.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (3)
  • comment-avatar
    Osvaldo Buscaya 2 meses

    “El otro día leía unas declaraciones que todavía me tienen en un estado tal que si me pinchan no sangro. Tal cual. Se trataba de una entrevista a un cantante que afirmaba sin despeinarse —-eso nunca—- que no era ni feminista ni machista, sino persona. Así como suena” evidencia que, el perverso varón conscientemente silencia y con toda intención en sus funciones, profesionales, estatúales, religiosas, etc., su desprecio hacia lo femenino, fundándose incluso para ello en impedimentos que aún no han logrado superar; la repugnancia a comunicar su ambigüedad sexual, que encubre en el sometimiento del travestismo —-“ni feminista ni machista, sino persona”.
    Tal sería lo que corresponde a su hipócrita insinceridad consciente. Escapa al varón el curso de las fases edípicas que lo tuvo como víctima del proceso cultural impuesto en las alternativas de iniciación machista; un orden siempre que inevitablemente vulnera irreversiblemente al infante, que sucumbe a la represión. La concepción mitológica del patriarcado, sobre su civilización perdura e impone en lo extraño de lo político, de las religiones, sectas, etc. Mitología del paraíso perdido, del pecado original, del bien y el mal. La diferencia existente entre el desplazamiento del patriarcado y el del paranoico es menos de lo que a primera vista parece. El feminismo es lo que hace que la civilización patriarcal nos aparezca tan fuera de lugar en la actualidad. En la concepción del mundo que se tenía en tiempos y por pueblos prefeministas, la paranoia patriarcal estaba justificada y era “lógica”. El inquisidor observaba a la mujer como mensajera del demonio y tenía una relativa razón de hacerlo así, pues obraba conforme a sus principios.
    Mi Ciencia de lo femenino, Femeninologia, se halla sólidamente fundada en la observación de los hechos impuestos por la transexual perversa civilización patriarcal, que satisface su homosexualidad sádica sobre la mujer como mero objeto de uso, además no hemos de asombrarnos que Femeninologia pretende explicar los fenómenos psíquicos del perverso patriarcado: Una cultura cuya ética y moral hipócrita no admite la equiparación de más del 50% de la humanidad; la mujer.
    El sentido y la verdad del feminismo (la mujer) es la derrota del varón; perverso irresoluble y ambiguo sexual.
    Por Osvaldo Buscaya (Bya)
    (Psicoanalítico)
    Femeninologia (Ciencia de lo femenino)
    Lo femenino es el camino
    Buenos Aires
    Argentina
    13/02/2019

  • comment-avatar
    beni 2 meses

    Políticos,medios,instituciones:
    Dejen de hablar e inventar conceptos de odio y discriminación como violencia machista, terrorismo machista, lacra machista señalando implícitamente a todos los hombres como culpables por los delitos cometidos por algunos de su mismo sexo, generando odio, psicosis,que llevan a crear leyes genocidas que suponen la barbaridad de aplicar castigos colectivos por crímenes individuales.Dejen de traer al presente conceptos del pasado como como machismo hetropatriarcal que en absoluto existe en la España actual para cometer una venganza de odio genocida contra todo el sexo varón heterosexual,personas que en absoluto son culpables de los delitos que pudieron cometer sus antepasados ni de los que pudieran cometer algunos de su mismo sexo en el presente.
    Imaginen la barbaridad que sería crear tribunales de excepción contra los negros por los blancos, o al revés.Especialidades jurídicas contra ellos,leyes,odio,comisarias,policias…Bastando la palabra de unos, sin más prueba, para encarcelar o condenar al otro, violando derechos humanos fundamentales y presunción de inocencia.Quizás vean la barbaridad que están aplicando contra todo el sexo masculino en sus leyes de género.Leyes que son la máxima expresión de odio,discriminación,psicosis,persecución vertida con todo el poder de un estado y todas y cada una de sus instituciones contra un sexo y una orientación sexual
    Cada vez que ocurre un atentado rápidamente hacen llamamientos para decir que negros,blancos,musulmanes, o extranjeros no son responsables de este atentado,llamando a la calma y a la razón. No cometan ese crimen de hipocresía y de odio contra todos los hombres señalándolos en todos los medios a todas horas.Tras haber creado contra todo varón leyes terribles de responsabilidad colectiva. Dejen claro de una vez que las barbaridades cometidas por las personas no representa más que al despreciable ser que comete tal acto terrible e injustificable.
    Se han instrumentalizado casos graves para crear leyes bárbaras contra todo un sexo en las leyes de género.Ya se hicieron contra los negros o contra los judios. Olvidando algo tan sencillo y vital como que culpable de un delito tan atroz solo es el despreciable ser que lo comete,jamás todos los hombres, todos los negros o blancos, o todos los que tengan su misma raza, sexo o su mismo color de piel. Hacer esto, aplicar el derecho penal de autor como se ha hecho en las leyes de género contra los hombres es una barbaridad llena de odio sexista racista genocida que avanza contra razas, sexos, géneros colectivos o contra adversarios políticos en regímenes del terror. Las leyes de género se iniciaron día de los Santos Inocentes de 2004 y a pesar de su inutilidad,contraproducencia y la gravísima violación de derechos humanos sobre personas absolutamente inocentes que suponen, no han parado de crecer ni un solo día en odio psicosis y discriminación sin la menor reflexion que no sea agrandar el monstruo legislativo dotándolo de más dinero y tentáculos incluso extendiendo la psicosis y el odio al varón desde las aulas para intentar imponer una ideología política que es contraria a la igualdad, la Constitución, los derechos humanos la razón, la vida,destruyendo la concienciación necesaria en la no violencia, debido a su terrible injusticia.
    Ningún hombre,ningún blanco,ningún negro debería vivir con terror de que alguno de su mismo sexo o su mismo color de piel cometa un delito y se hagan leyes aún más terribles y genocidas contra los hombres contra los blancos o contra los negros. Esto no es igualdad. Es un crimen terrible contra los derechos humanos.Y es exactamente lo que se ha hecho en las leyes y el perverso invento del género contra los hombres, y se sigue agrandando el monstruo legislativo cada día más a pesar de su absoluta inutilidad y que el más ciego puede ver que leyes injustas no pueden hacer más que provocar mil veces más injusticias.Cada día una nueva medida contra todos los varones heterosexuales,y en definitiva contra la Constitución en lo más sagrado, que son los derechos humanos fundamentales a los que debería tener derecho toda persona sobre la faz de la tierra,y que jamás ningún político ni ninguna ideología debería poder violar en sus leyes.

  • comment-avatar
    beni 2 meses

    Los hombres heterosexuales también son maltratados y tambien son personas.Indistinta e igualmente que cualquier ser humano de cualquier sexo raza o de cualquier orientación sexual.No son la simple basura a exterminar a quienes se pueda insultar como sexo e incitar odio a través de libros,medios, leyes,tribunales de excepción,jurisprudencias,especialidades jurídicas..,cientos de medidas de discriminación, criminalización y persecución sobre todos ellos.
    Los hombres también son maltratados porque también son personas
    Pero el peor, el peor de los maltratos es el que ejerce el estado desde todas y cada una de las instituciones como un ataque genocida. Ya llevado a cabo en la historia terrible de la humanidad, contra negros,contra homosexuales, contra judíos,contra razas,colectivos o adversarios políticos. Con leyes del odio y la discriminación sobre el derecho humano fundamental a la presunción de inocencia, tribunales de excepción cientos de medidas terribles sexistas o racistas.Ahora en las en las leyes de género.Se incita y fomenta el odio y la psicosis contra todo el sexo masculino en las aberrantes leyes de género en términos terribles como violencia machista, terrorismo machista, lacra machista, señalando implícitamente como culpable y responsable a todo el sexo masculino por delitos individuales
    Olvidando algo tan sencillo y vital como que culpable de un delito incalificable solo es el despreciable ser que lo comente, jamás todos los hombres blancos o negros. Y que crear discriminación leyes y odio contra sexos razas géneros o colectivos es un terrible delito atroz y genocida, al cual es mayor de los insultos y aberraciones es llamar leyes de la igualdad y la no discriminación. Esta es la barbarie de las leyes de género y el crimen de pretender esconder en conceptos de discriminaciones positivas o negativas el crimen del derecho penal de autor aplicado en las leyes de género contra todo el sexo masculino.Cientos de medidas de odio y discriminación.Solo el pacto de estado contra el hombre de 2017 contiene más de 200 medidas que son la prueba de la más perversa persecución y ataque sexista de nuestro tiempo sobre millones de inocentes que no son culpables del sexo con el que han nacido.
    Se está cometiendo una venganza terrible criminal,genocida sobre millones de inocentes por los abusos cometidos por nuestros antepasados varones que se puede comparar al odio,el ataque y la discriminación sufrido por los judíos los negros o los homosexuales mientras hablan de falacias inventivas demagógicas intentando justificar su ceguera voluntaria ante la evidencia, permitiendo la mayor barbarie de nuestro tiempo que hará que todos digamos una vez que haya llegado a una dimensión aún más aterradora e incalificable en que no queda nada más que desolación:
    “Ojalá nunca nadie jamás tuviera que haber escrito estas cosas”

  • Disqus ( )