Tres de cada cuatro nuevos parados de enero fueron mujeres

Tres de cada cuatro nuevos parados de enero fueron mujeres

Los sindicatos advierten contra la estacionalidad y la mala calidad del empleo.

Para UGT, CCOO y USO, el incremento de paro de enero demuestra que la precariedad de los empleos en España incrementa la estacionalidad del mercado laboral.

Los sindicatos han advertido al Gobierno acerca de la necesidad de implantar cuanto antes las reformas pactadas en la Mesa de Diálogo Social para reducir la precariedad y la mala calidad del empleo que, a su juicio, lo hacen demasiado dependiente de la estacionalidad.

«Mala calidad» del empleo en España

La Unión General del Trabajadores (UGT) considera que los datos de paro del mes de enero, que reflejan un aumento del desempleo de 83.464 personas, muestran la tendencia que se repite anualmente: la finalización de la campaña navideña y como consecuencia un aumento del paro y una reducción de la afiliación, lo que evidencia el «carácter estacional» que tiene buena parte del empleo generado en el país.

Según el sindicato, se trata de unas cifras que están marcadas por la continua precarización en el empleo: ante el moderado aumento de la contratación indefinida (en un año 8.395 contratos más, un 4,85%) destaca el ascenso de los contratos temporales (99.771 más, un 6,33%), ya que sólo el 6,22% de los contratos firmados son indefinidos a tiempo completo.

Junto a ello, añade UGT, persiste la «mala calidad» en el desempleo, con el descenso continuado de la tasa de cobertura (del 70,6% en 2011 al 60,44%, con datos de diciembre de 2018) y la extensión del paro de larga duración, lo que, a su juicio, obliga a poner en marcha «de forma urgente» verdaderas políticas de empleo que protejan a las personas en desempleo vía prestaciones, combinando las ayudas con medidas activas de empleo, de orientación, formación e inserción. Por todo ello, UGT reclama la «restitución de los derechos de los trabajadores» con la derogación de la reforma laboral de 2012, que sólo ha conseguido «precarizar» las condiciones laborales y «empobrecer» cada vez más a la población de nuestro país.

A su vez, Comisiones Obreras (CCOO) urge a que «se pise el acelerador» en el diálogo social para poner en marcha medidas en favor del empleo en vez de conformarse con la tendencia habitual que muestran los datos de paro y afiliación. «En CCOO nos negamos a aceptar que como éste es el comportamiento habitual se sigan haciendo las mismas cosas. Gobierno, empresas y sindicatos tenemos la obligación de diseñar medidas para la creación de empleo», ha subrayado la secretaria de Empleo del sindicato, Lola Santillana.

CC.OO. advierte de que mientras no se rompa la tendencia habitual de los meses de enero, no se pondrá rumbo a la recuperación real, y critica que la estacionalidad y la alta rotación laboral se hayan convertido en «señas de identidad» del mercado de trabajo español. Para combatir esta situación, el sindicato que lidera Unai Sordo apuesta por impulsar aquellos sectores económicos basados en la estabilidad y que ofrecen condiciones laborales dignas para los trabajadores. Asimismo, la secretaria de Empleo de CC.OO. ha alertado de que tres de cada cuatro nuevos parados de enero fueron mujeres, por lo que ha pedido que «se pase de los discursos y los grandes anuncios a la concreción y aplicación de medidas que conviertan en realidad la igualdad laboral».

Datos de desempleo de la crisis en plena recuperación

Por su parte, la Unión Sindical Obrera (USO) ha emplazado al Gobierno a cumplir sus promesas y plantear reformas laborales después de un «nefasto» mes de enero para el empleo. «La expansión ha finalizado y la recuperación del empleo se ha quedado a medias. El paro ha subido, como cada enero, pero lo ha hecho a niveles de 2014, al igual que la bajada de afiliación a la Seguridad Social, que recuerda a 2013, es decir, a los años centrales de la crisis», ha advertido el sindicato. USO ha señalado que la reforma laboral del PP, que cumple ahora siete años de vigencia, se ha demostrado ineficaz para crear empleo y ha precarizado «aún más» el que ya había, pues la contratación indefinida no llega al 10% y de ella más de la mitad es a tiempo parcial.

«Estamos esperando que el Gobierno, que ya no puede calificarse de nuevo Gobierno, plantee de una vez por todas las reformas laborales necesarias y ponga en marcha medidas propias que mitiguen los efectos de la reforma laboral. Estos ocho meses se han caracterizado por no caracterizarse por nada: inacción absoluta y habitual ciclo de meses buenos a costa de las migajas semanales de campañas comerciales y turísticas», ha denunciado el secretario general de USO, Joaquín Pérez, en un comunicado.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )