El PP se queda solo en su intención de derogar ley del aborto de Zapatero y volver a la de 1985

El PP se queda solo en su intención de derogar ley del aborto de Zapatero y volver a la de 1985

 

20 enero 2019, Política, PP, Pablo Casado (Foto de ARCHIVO)

El PP se ha quedado solo en su intención de derogar la actual ley del aborto, que aprobó en 2010 el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, y regresar a la que vio la luz en 1985, bajo el mandato del también socialista Felipe González. Tanto PSOE, como Unidos Podemos y Ciudadanos han rechazado esta propuesta. Incluso Vox sería contrario, ya que su fin es prohibir esta práctica.

Desde su nombramiento como presidente de los ‘populares’, Pablo Casado, ha mostrado su deseo de regresar a la ley del aborto de 1985 porque, según ha explicado en sus intervenciones, contó con el apoyo mayoritario de los partidos y, también, con una «mayor aceptación social».

Esta norma despenalizó por primera vez esta práctica, un delito hasta ese momento en España, pero sólo en tres supuestos: violación, riesgo para la salud física y psíquica de la madre y malformación del feto. Mientras, la reforma que el equipo de Zapatero llevó a cabo 25 años después, permite el aborto libre hasta las 14 primeras semanas de gestación y hasta la 22 si existe riesgo para la vida o salud de la madre. Para Casado, este periodo es «excesivo».

VOCES DISCORDANTES

El líder de los ‘populares’ tiene el apoyo de su vicesecretario nacional de Organización, Javier Maroto, que respalda una reforma de esta ley, vinculándola a la necesidad de solucionar los problemas de natalidad del país. A su juicio, el aborto se está utilizando como una herramienta de conciliación y son las familias que esperan su tercer hijo los que más interrumpen su embarazo en la actualidad.

Sin embargo, han salido también voces discordantes dentro de la propia formación. Una de ellas es la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, para quien sería más «sensato» esperar a ver «qué resuelve el Tribunal Constitucional» tras el recurso su propio partido interpuso contra la norma de Zapatero y que lleva pendiente de resolución más de ocho años y medio.

Por su parte, la conselleira gallega de Igualdad, Susana López Abella, ha calificado la norma actual como «adecuada» y ha defendido que «cada persona tiene que tomar su decisión» porque «es dueña de su cuerpo». «También hay que respetar a las personas, tomen la decisión que tomen», ha apuntado.

El PSOE, a través de su portavoz de Igualdad en el Congreso, Ángeles Álvarez, ha acusado al PP de recuperar el debate sobre la reforma de la ley del aborto para «polarizar la opinión política» de los españoles y «jalear a las huestes de la extrema derecha», una situación que, a su juicio, no conviene ahora mismo en el país.

En relacion a la polémica, Alvarez ha indicado que «España necesita ahora reposo, tranquilidad, pedagogía y defensa de las leyes de las que nos hemos dotado y que han sido reclamadas por los españoles», defendió la diputada.

CIUDADANOS SE DESMARCA

También Ciudadanos cree que el PP está usando este tema para «dividir a los españoles con debates puramente ideológicos» que, a su juicio, «ya están superados» utilizando una ley que, además, el PP no derogó durante los años que gobernó con mayoría absoluta.

La portavoz de Igualdad de los ‘naranjas’ en el Congreso, Patricia Reyes, ha criticado, por su parte, la falta de políticas de conciliación y políticas que favorezcan la corresponsabilidad para que los españoles quieran tener más hijos, y no le parece una prioridad tener que tratar ahora una reforma sobre el aborto.

Los de Albert Rivera se desmarcan así del PP en un tema que ya fue protagonista en los acuerdos de los ‘populares’ con Ciudadanos y con Vox en Andalucía. El partido que dirige Santiago Abascal, exigió a los de Casado una Consejería de Familia y Natalidad que tratara esta práctica y que, finalmente se ha creado.

PODEMOS QUIERE MEJORAR LA LEY DE 2010

Sin embargo, las posturas de PP y Vox no coinciden en esta materia. A pesar de que los ‘populares’ buscan, con el regreso a 1985, un endurecimiento de esta práctica, Vox reclama la prohibición de la interrupción libre del embarazo.

La formación de ultraderecha está en la línea de las asociaciones provida que señalan que la «situación ideal» para el país sería que no hubiese «ninguna» ley de aborto y sí ayudas a la maternidad.

En el lado opuesto se encuentra Unidos Podemos que llama, incluso, a «mejorar» la ley actual, dando mayor libertad y garantías a las mujeres que decidan abortar. La portavoz del grupo confederal en materia de Igualdad, la diputada de En Marea Ángela Rodríguez, ha defendido que esta práctica es un «derecho» de las mujeres y ha destacado que con la actual ley «han disminuido» los abortos «cada año».

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )