El Pleno del Senado dará luz verde esta semana a la pensión de orfandad para hijos de víctimas de violencia de género

El Pleno del Senado dará luz verde esta semana a la pensión de orfandad para hijos de víctimas de violencia de género

El Pleno del Senado dará luz verde previsiblemente esta semana a la Proposición de Ley de mejora de la situación de orfandad de las hijas e hijos de víctimas de violencia de género y otras formas de violencia contra la mujer, que volverá al Congreso de los Diputados para su ratificación. La iniciativa eleva a 600 euros la pensión que recibirán, que será no contributiva, es decir, no dependerá de que la madre asesinada haya cotizado a la Seguridad Social, sino que su financiación llegaría a través de los presupuestos.

La iniciativa se votará en el próximo Pleno que se celebrará en la Cámara Alta durante los días 5, 6 y 7 de febrero. De acuerdo al orden del día, la proposición de ley se debatirá y someterá a votación el miércoles o el jueves.

Fuentes del PP en el Senado han confirmado a Europa Press que el grupo ‘popular’ –que tiene mayoría absoluta en la Cámara alta– apoyará la iniciativa, por lo que ésta regresará al Congreso para su eventual ratificación. Se remitirá con las novedades incorporadas por el PP, entre las que destaca la inclusión como beneficiarios de la mejora de la pensión de orfandad a los hijos huérfanos de las funcionarias públicas que hayan sido asesinadas por violencia de género –a manos de sus parejas o exparejas–.

La Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social del Senado incorporó al informe procedente del Congreso cuatro enmiendas impulsadas por el PP, que reclamó la incorporación de los hijos de las mujeres de este colectivo no estaban incluidas en la iniciativa procedente del Congreso.

Por su parte, la comisión del Congreso ya aprobó elevar la pensión de orfandad de los hijos de estas víctimas mortales. El objetivo es reconocer el derecho de todos los huérfanos de la violencia de género a cobrar una pensión de orfandad por encima de los 600 euros, aunque sus madres no hayan cotizado a la Seguridad Social.

Si se aprueba de manera definitiva, los huérfanos por violencia de género oficiales podrán solicitarla, independientemente de cuando se produjera el asesinato de su madre. Las condiciones para cobrarla serán las mismas que en toda pensión de orfandad, por lo que la podrán percibir hasta los 25 años en el caso de que estén estudiando.

Tanto la directora de Fundación Mujeres, Marisa Soleto, como el promotor del Fondo de Becas Soledad Cazorla, Joaquín Tagar, recientemente han reclamado «responsabilidad» a todos los grupos parlamentarios para que se apruebe «ya» esta medida. A su juicio, la tramitación de esta iniciativa está teniendo un «retraso injustificado».

«Cada Pleno que no se aprueba son meses para una familia que no está percibiendo ninguna ayuda de subsistencia y necesidad básica. Son meses más de dificultades económicas para las familias», recalcó Soleto, reivindicando la «urgencia» de esta ayuda económica y afeando a los grupos parlamentarios que «están causando un quebrando económico a las familias».

El Fondo de Becas, gestionado por la Fundación Mujeres, lleva años promoviendo la necesidad de que el Estado garantice ayudas para la reparación del daño de los familiares de las asesinadas por violencia de género.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )