Adelante ve «gamberra» la petición de Vox sobre empleados de violencia machista por «actitud enfermiza de Serrano»

Adelante ve «gamberra» la petición de Vox sobre empleados de violencia machista por «actitud enfermiza de Serrano»

Adelante Andalucía ha criticado este viernes que Vox haya presentado en el Parlamento una solicitud de información para conocer los nombres y apellidos de los trabajadores de las Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género que existen en la comunidad, petición «gamberra» que responde, a su juicio, «a una actitud absolutamente enfermiza» por parte del presidente del grupo parlamentario, Francisco Serrano.

Así se ha pronunciado la portavoz adjunta de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, en un audio difundido por la confluencia, donde ha tildado de «absoluto despropósito» que Vox haya presentado en el Parlamento una solicitud de información para conocer los nombres y apellidos de esos trabajadores.

«Es un absoluto despropósito que Vox pretenda tener el listado funcionarios de la Junta acusándolos de ideologización, falta de profesionalidad y de rigor en su trabajo», ha sostenido la dirigente de la confluencia de Podemos e IU, que ve en esta solicitud «una muestra evidente de una política que parece más una vendetta personal de un juez prevaricador que piensa todos son de su condición».

Así, ha advertido de que «además de una afrenta a la profesionalidad de estos trabajadores, es una actitud absolutamente enfermiza de Serrano, que considera todos los demás son tan capaces de prevaricar con lo hizo él en su día».

Adelante Andalucía cree que se produce una «persecución inadmisible» a estos profesionales y también que «se pone bajo sospecha las miles de denuncias que son reales de tantas mujeres que sufren la lacra de la violencia estructural machista». «Es una actitud absolutamente gamberra desde le punto de vista político, que pretende poner el ventilador para que parezcan todas las denuncias falsas y que la lacra de la violencia machista es un invento», ha zanjado Aguilera.

Sobre este asunto también se pronunció en Twitter el portavoz parlamentario de la confluencia y coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, afirmando que «la ultraderecha pide la identidad de las personas que trabajan contra la violencia de género. Sentíos orgullosos, PP y Ciudadanos, de vuestros compañeros de viaje», y también defendiendo que el 8 de marzo, cuando se conmemora el Día Internacional de la Mujer, «la respuesta debe ser histórica».

De su lado, Vox ha enmarcado la petición de información que ha presentado en el Parlamento andaluz en relación con los nombres y apellidos y número de colegiados de los trabajadores de Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género en la necesidad de «fiscalizar y comprobar el destino» de las ayudas concedidas por la Junta en los últimos años.

El portavoz parlamentario, Alejandro Hernández, ha explicado que esta es sólo una de «las muchas peticiones de información que están realizando y realizará el grupo para fiscalizar y comprobar el destino que se le ha ido dando a las ayudas y fondos concedidos por la Junta en los últimos años».

CATEGORÍAS
Comparte