El abolicionismo catalán se posiciona ante el V Encuentro Estatal del 8M

El abolicionismo catalán se posiciona ante el V Encuentro Estatal del 8M

Las entidades abolicionistas firmantes, que trabajamos en Catalunya, exponemos ante el V Encuentro Estatal del 8M hoy, 26 de enero de 2019, los siguientes acuerdos, con el fin de daros a conocer a todas las compañeras, se adhieran a los mismos y terminar, de una vez por todas, con la infiltración de la industria de la prostitución en los espacios feministas.

Decimos que lo que no se nombra no existe y desde hace ya demasiado se impone un consenso que silencia por completo la abolición de la prostitución como idea política, consenso que silencia todas y cada una de sus alternativas, todos sus principios, sus acciones y a las militantes abolicionistas se nos señala con la misma vergüenza con la que hace bien poco se señalaba el feminismo.
También se dice que una imagen vale más que mil palabras y en Barcelona estamos hartas de ver fotos con políticos y representantes institucionales junto al sistema prostituyente. Estamos hartas de que se promocione desde hace varios gobiernos la prostitución como una emprendiduría laboral, de que se publicite la prostitución para todos los públicos a través de conferencias y cursos que glamurizan la mercantilización del cuerpo de las mujeres.
El sistema prostituyente se mueve cómodamente entre nuestros representantes y élites, y mientras toda la ciudad se desmercantiliza, nuestros cuerpos se ponen a la venta entre risas cínicas y estúpidas. Mientras el sistema neoliberal que nos rige quiere desregular absolutamente todo porque le sobran las leyes, también quiere asegurarse e imponer por ley que las mujeres tengamos que vender nuestros cuerpos para la prostitución o para el alquiler de vientres.
Cuando los movimientos se hacen institucionales pueden defender la prostitución como una oportunidad para las mujeres pobres. Pero no defienden los derechos de las mujeres sino de sus proxenetas y puteros y sus propios intereses.
Somos mujeres trabajadoras libres y hemos tardado siglos en poder acceder al trabajo remunerado y, de hecho, estamos lejos aún de la igualdad salarial y del acceso a los lugares de toma de decisiones, recayendo siempre sobre nosotras los trabajos más precarios, invisibles y denigrantes, tratadas durante siglos como escoria en el mercado laboral. Pero, con todo, hoy somos mujeres trabajadoras libres que, hemos luchado por ello y otras antes que nosotras, porque el patriarcado nos quería putas y esclavas. NO vamos a aceptar que nos impongan la prostitución o el alquiler de vientres como un trabajo, no vamos a aceptar tener que vender nuestros hijos para sobrevivir. NO existe el trabajo sexual, existe la violencia sexual, la explotación sexual. Las mujeres en prostitución solo somos objetos de la gran industria del sexo machista. Los que se enriquecen con nuestros cuerpos son otros: proxenetas que quieren denominarse empresarios, extrema derecha con poderes en la sombra, mafiosos de mayor o menor jerarquía, madames…y puteros de derecha e izquierda.
No vamos a aceptar la excusa de una ley del silencio o del apocalíptico que viene el fascismo. El fascismo está en nuestras instituciones y en nuestras organizaciones porque le hemos invitado a entrar. Las relaciones del sistema prostituyente y sus organizaciones con la ultraderecha son de sobras conocidas. La única forma de echarlos es desenmascarar sus mentiras.
El feminismo que ha abrazado tantas causas no puede ingenuamente abrazar la imposición de la esclavitud, no puede renegar del abolicionismo ni de las abolicionistas. El feminismo es abolicionista. Las abolicionistas somos y estamos orgullosas de serlo. Nuestra causa es legítima le pese a quién le pese. El abolicionismo es la REVOLUCIÓN.

Es por ello que, una vez más en los últimos días y como siempre a lo largo de la historia, las abolicionistas catalanas ACORDAMOS:
– ACORDAMOS VIVIR. Y vivir libres de toda violencia, especialmente de la violencia sexual que nos esclaviza, cosifica y maltrata.
– ACORDAMOS que el ABOLICIONISMO es un pilar fundamental del feminismo y que así debe quedar reflejado explícitamente en todos los manifiestos del 8M, excluyendo cualquier mención a la prostitución que no se refiera a ella como que es, la institución patriarcal más violenta, y en ningún caso, un trabajo normalizado.
– ACORDAMOS exigir que todos los espacios feministas estén libres del lobby putero y proxeneta que atenta contra los derechos humanos de todas y que sólo nos utiliza para asegurar sus intereses económicos. Por ello solicitamos que se EXPULSE a los representantes del declarado NULO sindicato pro prostitución OTRAS, DE TODAS LAS ASAMBLEAS DEL 8M donde estén infiltrados, puesto que sus fines atentan contra nuestros derechos como humanas y promueven la venta de mujeres para satisfacción de los puteros.
– ACORDAMOS condenar de manera rotunda las agresiones que vivimos las abolicionistas el pasado 20 de enero en Ca la Dona, así como todas las que hayan podido sufrir otras compañeras a manos del lobby putero en las asambleas territoriales del 8M. Exigimos la disolución de esas asambleas territoriales, en las que el lobby putero participe en la organización y toma de decisiones del 8M, especialmente de la Assemblea Vaga Feminista 8M de Barcelona.

STOP TRATA
ASOCIACIÓN INTERNACIONAL L’ESCOLA AC
FEDERACIÓ DE DONES PER LA IGUALTAT DE CATALUNYA
PSLF
ZERO MACHOS
ASSOCIACIÓ DE VEÏNS ILLA ROBADORS-PICALQUERS-ROIG
MUJERES POR LA ABOLICIÓN
PARTIDO FEMINISTA DE ESPAÑA

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )