Tres referentes andaluzas del feminismo, la lucha obrera y la educación pública analizan un posible PP, C,s y Vox

Tres referentes andaluzas del feminismo, la lucha obrera y la educación pública analizan un posible PP, C,s y Vox

JUAN LUIS VALENZUELA

Auxi Jiménez, Pilar Triguero y Meli Galarza

Tras la resaca de los resultados de las elecciones autonómicas andaluzas es hora de hacer análisis. Que la formación ultraderechista VOX haya obtenido doce escaños ha sido una de las sorpresas negativas. Que el partido de Santiago Abascal sea decisivo, vinculante y decisivo en la posible conformación de un gobierno de las dos derechas, Ciudadanos y Partido Popular, comienza a ser preocupante para la sociedad civil y para quienes defienden lo logrado en distintos gobiernos socialistas de la Junta. Lo es y mucho para quienes lideraron la lucha en materia de igualdad de la mujer y contra la violencia de género. También preocupa a los andaluces y andaluzas que se dejaron la piel por materias tan sensibles como los derechos de los trabajadores, la educación pública o la libertad de información.

Hoy traemos a ELPLURAL.COM la opinión que en materia de igualdad de la mujer y su futuro mantienen tres andaluzas activistas de movimientos como el propio feminismo, la educación pública o la defensa de los trabajadores. Hablamos con Meli Galarza, Auxi Jiménez y Pilar Triguero, tres andaluzas brillantes, luchadoras y referentes de la sociedad.

Meli Galarza es profesora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y además de impartir charlas, conferencias y colaborar con el movimiento feminista preside la asociación para la Defensa de la Imagen Pública de la Mujer. Auxi Jiménez, curtida en mil batallas sociolaborales, es abogada y funcionaria y fue la primera mujer que rompió el tradicional mundo sindical del hombre como secretaria general de la UGT de Málaga que fue. Pilar Triguero presidió durante años la Confederación Democrática de Asociaciones de Padres de Andalucía (CODAPA), una lideresa regional y nacional en defensa de la educación pública y de calidad.

A las tres le planteamos que sensaciones e impresiones tienen ante el hecho de que VOX pueda dar y condicionar un posible gobierno Cs-PP en la Junta. Le pedimos su análisis sobre las tesis de esta fuerza de eliminar el aborto de la sanidad pública, sobre lo que denominan el «yihadismo de género» o de quitar el aborto y las operaciones de cambio de sexo de la sanidad pública. También VOX pretende que desaparezcan las cuotas de las listas electorales y suprimir “órganos feministas» así como derogar la Ley de Violencia de Género para sustituirla por una norma «de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños». En su programa esta formación de ultraderecha promete suprimir todos los «organismos feministas radicales subvencionados» y sostienen que el sistema actual ha posibilitado la existencia de una inmensa “mayoría de denuncias falsas contra los hombres por violencia de género ya los datos oficiales se ocultan”.

Auxi Jiménez: “Conmoción, rechazo, desconcierto e incertidumbre”

Con estos antecedentes preguntamos a Auxi Jiménez cuál es el sentimiento que le embarga como mujer ante la elección de estos doce diputados de VOX. Nos responde que “son muchos, desde la conmoción inicial ya que creo que para muchas de nosotras era inimaginable que un partido de ese perfil ideológico emergiera con tanta fuerza en el Parlamento andaluz, hasta el rechazo y el desconcierto de no entender cómo ha podido ser votado, y la incertidumbre de que sus planteamientos (retrógrados, machistas y falaces) puedan tener cabida en el Gobierno de esta Comunidad autónoma. En cualquier caso, confío en que este resultado no sea más que la manifestación de un descontento y que la mayoría de los andaluces y las andaluzas que lo han votado (muchos de ellos/as sin conocer su programa siquiera) entiendan que los problemas complejos que afectan a nuestra sociedad no tienen soluciones simples, y que la vuelta a nuestro peor pasado desde luego no es una de ellas.

 

Pilar Triguero:”Absoluta tristeza e indignación”

Preguntada por la misma cuestión Pilar Trigueros cree “el primero es de absoluta tristeza, seguido de un sentimiento de indignación, no creía posible que después de tantos años de lucha para lograr pequeños avances en la Igualdad de Género,  en concienciar sobre esta lacra social, que ha dejado más mujeres muertas que el número de personas asesinadas por la banda terrorista ETA, en pleno siglo XXI,  en nuestra tierra, tuviera que asistir al lamentable espectáculo de ver a “políticos”  clamar por una vuelta al pasado más oscuro y que hayan obtenido representación parlamentaria, alimentándose de la incertidumbre y la inseguridad ante el futuro y del hartazgo ante la corrupción.  Como mujer, hija, madre y  abuela  siento que estoy siendo atacada por quien dice defender los ‘derechos de la familia’. Y soy rotunda al afirmar que no van a lograr hacernos retroceder ni un solo paso hacia ese oscuro túnel en el tiempo que propugna esta formación política que cree que somos seres sociales y biológicos inferiores a los varones y que nuestro papel es subsidiario y nuestro lugar, la familia patriarcal”.

Pilar Triguero.

Meli Galarza: “Desasosiego porque VOX es fascismo”
nos refiere que “como feminista demócrata”  la noche electoral sintió “desasosiego”. En su opinión “VOX es fascismo y por el contrario el feminismo impulsa a una mayor democratización de la sociedad y es el mejor antídoto contra los populismos. Solo hay que conocer la historia. Antes de las elecciones ya conocía las propuestas de VOX contra los derechos fundamentales y humanos de las mujeres. Se les conoce como “Unga Ungas”, un concepto milenial de antifeminismo, que imita a los monos (pobres primates que salen perdiendo). Por tanto, lo que tenía en la mente y en el corazón era a las mujeres y lo que significaba la entrada de esta fuerza política en el Parlamento andaluz en términos de vulneración de nuestros derechos, como ya hizo Serrano condenado por prevaricación.

Nuestra segunda pregunta a este trío de mujeres comprometidas en distintas causas va en relación a saber si temen que si el pacto Ciudadanos-PP fragua puedan desarrollarse en Andalucía políticas regresivas contra la mujer al depender parlamentariamente de VOX.

Piensa Meli Galarza que “sin lugar a duda lo intentarán, pero no lo conseguirán: el movimiento feminista está muy vivo, articulado y conectado. Se acaban de aprobar en el Parlamento andaluz las modificaciones de dos leyes fundamentales para salvaguardar los derechos de las mujeres en particular y de la sociedad en general, la de igualdad y la de violencia de género. Así que después de todo el trabajo y el esfuerzo, de llegar a consensos, de trabajar activamente por una sociedad más justa e igualitaria en Andalucía. Sin embargo, es probable que nos veamos respondiendo reactivamente a la amenaza que supone que para apoyar el pacto de gobernabilidad la moneda de cambio sean precisamente las políticas de igualdad”.

“El pacto con el patriarcado de las derechas existe, la respuesta feminista también”
Cree esta profesora de la UMA y activista por los derechos de la mujer que “las feministas somos conscientes de que el PP cuando ha gobernado no ha hecho políticas de igualdad sino de mujeres. Es decir y ejemplificando: hay ayuntamientos gobernados por el PP donde el área de igualdad propone talleres para aprender a decorar la mesa para Navidad (sic). Es decir, la igualdad real y efectiva no está contemplada como la estrategia a seguir al definir objetivos y acciones que llevar a cabo. Por otro lado, sabemos que las tres formaciones confluyen ideológicamente en rechazar el feminismo como movimiento pacífico transformador de la sociedad que pretende la igualdad entre mujeres y hombres y, aunque no vayan a llevar a cabo algunas cuestiones concretas por desacuerdo, como es el caso del alquiler de vientres, sí lo están en la esencia. Es decir, el pacto con el patriarcado por parte de las derechas existe, la respuesta feminista frente al mismo también”.

Para la abogada y ex dirigente sindical, Auxi Jiménez “muchas de esta medidas no son posibles de llevar a cabo de forma real ni jurídicamente en el ámbito autonómico, pero tanto el Partido Popular como Ciudadanos no son precisamente formaciones caracterizadas por un perfil de defensa de los derechos de la mujer, sino marcadas por un fondo profundamente ultraconservador que discute muchos de los derechos adquiridos por la mujeres en estos últimos años. De ahí el temor de que muchos de los planteamientos retrógrados de VOX puedan tener cabida en un posible gobierno conservador.

Peligro de que el PP y Cs se escoren a la derecha más extrema

La defensora y luchadora por una educación pública, Pilar Trigueros se niega “racionalmente a creer que PP o Ciudadanos entren en el peligroso juego de negociar medidas a aplicar con VOX, todo su programa electoral se resume en medidas para conseguir una sociedad fascista por decirlo sin ambages. Pero si algo he aprendido en mis años dedicada al voluntariado y por tanto en contacto directo con políticos de todo signo, es que el sentido común que aplicamos las personas de a pie, no suele regir sus decisiones. Me asusta la idea de que PP o Ciudadanos asuman parte de su programa con la única intención de llegar a gobernar y ese afán les lleve a escorarse hacia la derecha más extrema”.

La tercera pregunta que formulamos es cómo debería actuar la sociedad andaluza y en concreto el colectivo feminista si se recortan drásticamente los derechos. Auxi Jiménez cree que “los avances conseguidos socialmente tienen una difícil vuelta atrás, más allá de lo que pudiera parecerles a algunos. Y en cualquier caso, estoy convencida de que el feminismo y gran parte de la sociedad andaluza en su conjunto se movilizará en defensa de derechos que a estas alturas tienen poca o ninguna discusión. Hay que estar especialmente vigilante y actuar con inmediatez ante cualquier tipo de ataque o recorte. El movimiento feminista lleva siglos de lucha por la igualdad, no va a retroceder por mucho que unos pocos pretendan llevarnos a tiempos felizmente ya superados.”

“Si perdemos pues a volver empezar… tenemos capacidad de movilización, razón y no miedo”

Por su parte Pilar Trigueros recuerda a Pepe Mujica: “Si perdemos, tenemos que volver a  empezar porque no hay otra”. Cree Pilar que  “todo el trabajo realizado y todo el esfuerzo invertido no van a desaparecer, el hecho de nacer y ser mujer en Andalucía no puede ser un factor de riesgo, la sociedad andaluza no lo va a permitir, ya lo demostró en las multitudinarias manifestaciones del Día de la Mujer. El colectivo feminista tiene un trabajo ingente pero vital contra estas políticas neofascistas, y no solo tenemos capacidad de movilización, tenemos razón y no miedo”.

“Ahora va a tocar hacer política reactiva”

A esta pregunta Meli Galarza responde que “la sociedad debe estar alerta. Para nosotras como asociación perteneciente al movimiento feminista, estar alerta y hacer incidencia política forma parte de nuestro ser feminista y nuestro activismo. Ahora, ciertamente, más si cabe. Se han ido logrando avances en materia de igualdad durante todos estos años, avances que han tenido sus dificultades, pero que respondían a una hacer política de manera activa. Ahora va a tocar hacer política reactiva. Solo tenemos que acordarnos de la amenaza de Gallardón con la Ley del aborto y de nuestra respuesta: el tren de la libertad. El movimiento feminista está cohesionado, trabajamos en red. Solo hay que fijarse en el #MeToo americano, el #NiUnaMenos argentino, el #8M español,… Así, nuestra respuesta será las movilizaciones, pero también la incidencia en las políticas públicas a través de los órganos existentes para la interlocución entre la sociedad civil y el poder político y económico. Pero que quede claro que no solo nos afectan los recortes en materia de igualdad, sino también los de sanidad o los de educación, por poner dos ejemplos, puesto que hasta ahora estas políticas llevaban incorporadas la perspectiva de género. La respuesta más importante ante los hechos que están aconteciendo a nivel internacional viene de la mano del movimiento feminista.

Por último le hemos formulado a cada una de nuestras tres entrevistadas su opinión en clave de amenaza o limitación de derechos que pueda suponer VOX y su influencia en un previsible gobierno coaligado en las áreas en las que trabajan cada una.

“Las políticas laborales justas, van a verse comprometidas. Hay que prepararse para ello”

A Auxi Jiménez como responsable sindical que fue le preguntamos si teme que los derechos de los trabajadores están amenazados ante este nuevo escenario político y nos dice que  “quienes creemos en una sociedad más justa, más igualitaria y más equitativa tenemos motivos para estar profundamente preocupados. Y los trabajadores y trabajadoras, y quienes se encuentran en los sectores más desfavorecidos de nuestra sociedad, muy especialmente. Ya hemos visto lo que supuso la llegada al poder a nivel nacional de un partido conservador (el PP) para la clase trabajadora (recortes en derechos sociales, desmantelamiento progresivo del Estado del Bienestar, una reforma laboral que prácticamente acababa con el equilibrio de fuerzas entre trabajador/empresario otorgándole el poder a este último y destruyendo la negociación colectiva, etc.). Tanto PP, como Cs y VOX son partidos que creen en el liberalismo económico a ultranza, y eso implica que las políticas de redistribución de la riqueza y todo lo que ello conlleva, incluyendo políticas laborales justas, van a verse seriamente comprometidas. Habrá que estar preparados/as para ello”.

Preocupación por el futuro de la educación pública en Andalucía

A Pilar Triguero, referencia andaluza de la defensa de la educación pública le demandamos que nos comente en qué situación se hallaría este sistema tras los resultados electorales. Su respuesta es que entiende que sería “una situación francamente preocupante, y no sólo por la aparición de VOX en escena, el ideario del PP no contempla la Educación Pública como garante de educación de calidad en igualdad, con el falso pretexto de “la libertad de elección de las familias” siempre y donde han tenido la oportunidad de gobernar, priman un modelo de educación privada y fundamentalmente religiosa, sostenida en su mayoría con fondos públicos. La única Comunidad Autónoma que mantiene el porcentaje de prevalencia de pública sobre concertada y privada es Andalucía. Con  la LOMCE ya dejaron clara su voluntad de no llegar a ningún acuerdo, y las medidas segregadoras que pusieron en marcha  están siendo un fracaso para mejorar la calidad. Andalucía  ha hecho un esfuerzo muy importante en medidas para garantizar el derecho a una educación pública de calidad en igualdad para todos y en estos momentos toda la Comunidad Educativa miramos preocupados por su futuro”.

“Los medios públicos podrán verse en la situación que Rajoy y el PP han tenido a TVE”

Y finalizamos preguntando a Meli Galarza como profesora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación si teme que los medios de comunicación, especialmente los públicos y la libertad de expresión pueden sufrir recortes en este nuevo y posible escenario político. Su respuesta es clara y rotunda: “parece evidente que los medios públicos se pueden ver en una situación a la que ha tenido TVE en los años de gobierno del PP con Rajoy al frente, por ejemplo con constantes denuncias por manipulación en sus informativos. O podría ser que también fuera moneda de pago la supresión de la RTVA, cuando el pluralismo político es uno de los valores superiores del ordenamiento jurídico consagrado en la mismísima Constitución Española, por otro lado, al igual que las autonomías, pero parece que estos planteamientos anticonstitucionales no son suficientes para declararlo un partido ilegal. En otro orden de cosas, tanto la Ley de Igualdad como la de Violencia de Género estipulan medidas relacionadas con los medios. Es más, la ley de comunicación también de reciente aprobación establece medidas específicas relacionadas con la igualdad entre hombres y mujeres. Desde ADIPM defenderemos cada una de estas medidas; ese es nuestro mayor cometido.

CATEGORÍAS
Comparte