Fiscalía mantiene siete años de cárcel para el marinero de la Armada acusado de agresión sexual a una compañera

Fiscalía mantiene siete años de cárcel para el marinero de la Armada acusado de agresión sexual a una compañera

Fiscalía ha mantenido este lunes la petición de siete años de prisión para el marinero de la Armada acusado de agredir sexualmente a una compañera en el buque Contramaestre Casado, atracado en el puerto de Alicante en octubre 2014. El acusado ha reiterado su inocencia y ha declarado que a la «única persona» a la que le ha «faltado el respeto» ha sido a su mujer por «engañarla».

«Lo siento por ella y por mis dos hijas, era la única que me tenía que perdonar y ya lo ha hecho, no sé lo que pasó, yo no soy así» ha dicho el acusado entre lágrimas durante su intervención en la última sesión del juicio celebrado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, que ha quedado visto para sentencia.

El ministerio fiscal mantiene la petición de siete años de prisión por un delito de agresiones sexuales, además de su inhabilitación, una indemnización para la víctima y una orden de alejamiento de cien metros durante 10 años, mientras que la acusación reclama diez años de cárcel.

Tanto Fiscalía como acusación particular han mantenido en sus conclusiones definitivas que los hechos han quedado «totalmente acreditados y concretados» mientras que la defensa ha pedido la absolución para el marinero al considerar que no ha cometido ningún hecho delictivo dado que las relaciones «fueron consentidas».

El fiscal sostiene que el marinero acusado se introdujo en el saco de la víctima mientras esta «estaba profundamente dormida y mantuvo relaciones sexuales con la misma sin su consentimiento». La acusación mantiene que los hechos pasaron tras haber coincidido de madrugada en una discoteca de Alicante.

Asimismo la acusación pide que el acusado indemnice a la víctima, debido a la pérdida de poder adquisitivo de la misma, al no poder realizar misiones en el extranjero ni navegar por lo ocurrido.

La defensa ha alegado que la víctima denunció los hechos cuando se enteró de que «todo el barco sabía que había mantenido relaciones con su compañero y que su pareja sentimental también se iba a enterar, por lo que «decidió denunciar al marinero por algo que no ocurrió».

Añade que la víctima pudo completar la guardia del día siguiente, pese a manifestar durante su declaración que tras lo ocurrido se encontraba paralizada y muy nerviosa.

CATEGORÍAS
Comparte