El 61% de mujeres de más de 60 años no conocen la osteoporosis pese a que un tercio puede sufrir una fractura

El 61% de mujeres de más de 60 años no conocen la osteoporosis pese a que un tercio puede sufrir una fractura

BRUSELAS, October 18, 2018 /PRNewswire/ —

– Según una encuesta realizada en 10 países europeos, por UCB y Harris Interactive Ltd., y hecha pública con motivo del Día Mundial de la Osteoporosis – Más de la mitad de las encuestadas (el 55%) cree que las fracturas por fragilidad en los mayores son resultado de una caída desafortunada o de un accidente, no del resultado de una enfermedad ósea anterior[1] – Y más de un tercio (el 37%) aseguró que su profesional de la salud nunca les había hablado sobre la osteoporosis o las fracturas por fragilidad[1] – Es el momento de plantearnos por qué se está pasando por alto una enfermedad que causa más de 8,9 millones de fracturas por fragilidad cada año en todo el mundo[2] – Los resultados de la encuesta, solo en España, se encuentran al final del documento.

Pese a que en la actualidad, una de cada tres mujeres de 50 años en adelante experimentará una fractura por fragilidad a causa de la osteoporosis; sin embargo, los resultados publicados hoy de una encuesta realizada por UCB y Harris Interactive Ltd. a más de 4.000 mujeres de más de 60 años de 10 países de nuestro entorno -incluido España-, han puesto de manifiesto que el 61% aseguró tener poco o nulo conocimiento sobre esta enfermedad1. Incluso, el 55% considera que las fracturas por fragilidad en personas de edad avanzada son el resultado de una caída desafortunada o un accidente, sin relacionarlas con la osteoporosis .

Esta es una de las principales conclusiones de la encuesta que ha hecho pública hoy UCB, con motivo del Día Mundial de la Osteoporosis 2018, y que revela la enorme falta de conocimiento y comprensión que existe, aún hoy en día, sobre la osteoporosis y las fracturas por fragilidad en las personas que son más propensas a sufrirlas.

Buenos ejemplos de este desconocimiento es que:

– El 68% cree que es inevitable tener huesos frágiles con el paso de la edad;1 – El 70% considera que también es inevitable que vaya aumentando el riesgo de sufrir fracturas por fragilidad;1 – El 17%, casi una de cada cinco mujeres consultadas, siente que hay poco que se pueda hacer para evitar la osteoporosis, aunque haya formas de prevenir la pérdida ósea y de mantener la solidez de los huesos.1

La osteoporosis es una enfermedad que afecta a unos 200 millones de personas3 en todo el mundo, siendo la enfermedad de los huesos más frecuente; y de la que resultan más 8,9 millones de fracturas por fragilidad ósea cada año2. Esta patología lo que provoca es que los huesos se debiliten antes de lo normal y se hagan frágiles y propensos a roturas.

De modo que a las personas con osteoporosis, cualquier golpe o caída leve puede provocar una fractura por fragilidad. Además, los estudios apuntan a que después de haber sufrido una primera fractura, la probabilidad de sufrir otra durante el siguiente año se multiplica por cinco4.

Si tenemos en cuenta que la población mundial se enfrenta a un cambio demográfico, la proporción de personas mayores de 60 años llegará aproximadamente a duplicarse de un 12% a un 22% entre los años 2015 y 20505. «La gente vive más tiempo y espera más de la vida, pero los peligros que acompañan este cambio son silenciosos», explica el doctor Philippe Halbout, jefe ejecutivo de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF, por sus siglas en inglés). «El impacto físico y fisiológico de la osteoporosis y de las fracturas por fragilidad es enorme, y si no se lo trata con la misma urgencia que otras enfermedades podría debilitar los sistemas de cuidado de la salud, la sociedad, las familias y los individuos de todo el mundo».

Sobre la comunicación médico – pacientes

A pesar de que las mujeres de más de 60 años son las más propensas a padecer osteoporosis y fracturas por fragilidad, el 37% de las mujeres encuestadas aseguró que los profesionales de la salud que les tratan nunca les habían hablado sobre estos temas1. Los resultados de la encuesta también revelaron que la mitad de las mujeres consultadas (el 54%) confía en que sean precisamente los profesionales de la salud quienes les hablen de los temas pertinentes para ellos; mientras que al 32% le gustaría que su profesional de la salud le ofrezca más información sobre cómo mantenerse saludable sin tener que pedírselo1.

Las fracturas por fragilidad tienen el potencial de generar un problema significativo en la vida de las personas, y a menudo dificultan la realización de actividades sencillas diarias como alimentarse, vestirse, salir de compras o conducir6. De los que sufren una fractura de cadera, el 40% no puede volver a caminar de manera independiente, y hasta un cuarto de los que sufren esta fractura pueden, Incluso, fallecer durante el primer año posterior a la fractura7,8,9,10.

La encuesta hecha pública por UCB revela que, después de los 60 años, la gente sigue teniendo pasión por la vida y desea mantenerse activa: el 47% suele tomarse vacaciones y optar por recorrer el mundo1.

Sobre las expectativas de la calidad de vida del paciente

Cuando se les pidió que reflejaran sus experiencias y expectativas para la vida adulta en comparación con la generación de sus padres, el 85% subrayó que siente que su generación está más interesada en administrar su salud y bienestar de una manera proactiva; el 84% dijo que espera vivir más tiempo y de una manera más saludable; y el 82% dijo que tienen mayores expectativas para sus últimos años de vida1. A pesar de estas expectativas, la osteoporosis y las fracturas por fragilidad pueden suponer una amenaza significativa para una vida activa. Si no se toman las medidas necesarias desde el momento en que una mujer sufre una fractura por fragilidad, estas expectativas y esperanzas para una vida activa y saludable pueden verse mermadas.

«En todo el mundo, las fracturas por fragilidad afectan a una de cada tres mujeres de 50 años o mayores. La encuesta, además, revela que las personas más propensas a sufrir una fractura por fragilidad desconocen la enfermedad y el impacto significativo que puede tener en su independencia y calidad de vida», dice la doctora Pascale Richetta, jefa del Departamento Óseo y vicepresidenta ejecutiva de UCB. «A partir de esta encuesta se puede ver que las personas mayores de 60 años de hoy en día mantienen una gran pasión por vivir y tienen expectativas mayores a las de la generación de sus padres, por eso nos tenemos que preguntar por qué se está ignorando una enfermedad que hoy en día causa más de 8,9 millones de fracturas por fragilidad al año y puede ser un obstáculo para envejecer de forma saludable».

 


 

 

CATEGORÍAS
Comparte