Abolición o legalización: ¿Qué opinan los partidos sobre la prostitución?

Abolición o legalización: ¿Qué opinan los partidos sobre la prostitución?

Natalia Castro

PSOE y PP apuestan por abolir la prostitución para acabar con la trata, mientras Ciudadanos quiere regularla y Podemos sigue pensándose su respuesta.

Unos 10 millones de euros. Esta es la cifra que mueve diariamente la prostitución en España. Un negocio que juega con la vida y los cuerpos de unas 100.000 prostitutas en manos de la trata de personas, de mafias que controlan esta explotación que se desarrolla en las calles de las grandes ciudades, clubs y pisos ocultos.

Para acabar con esta lacra social, las asociaciones de mujeres que trabajan con las supervivientes exigen que se cierre el debate sobre la abolición o la legalización de la prostitución. Para ellas, sólo hay una opción y pasa por que los políticos se pongan manos a la obra para conseguir una ley abolicionista. Sólo prohibiendo la prostitución se podrá luchar contra la trata.

Ahora, es el momento de que los partidos políticos recojan esta reivindicación, pero, ¿qué opina cada formación? ¿En qué lado de la balanza se colocan?. ElPlural.com se ha puesto en contacto con PSOE, Partido Popular, Ciudadanos y Podemos para saber su postura y si el fin de la prostitución y las mafias explotadoras está en su agenda.

El resultado pasa por la necesidad de un cuerdo que parece difícil de alcanzar. Como en muchos otros temas, las cuatro formaciones defienden posturas equidistantes o, incluso, ni siquiera saben por dónde empezar a trabajar pese a que este tema es uno de los principales problemas sociales de nuestra realidad.

PSOE: el Gobierno trabaja por una iniciativa para la abolición

Nada más alcanzar el Gobierno, el PSOE puso sobre la mesa su intención de trabajar junto a otros partidos para presentar en el Congreso una iniciativa para conseguir la abolición de la prostitución y, con ello, de la trata de personas explotadas sexualmente.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha sido calificado como el más feminista de la historia de la democracia de nuestro país. De hecho, es el Ejecutivo con más mujeres ministras del mundo.

De los 17 ministerios, 11 quedan en manos de mujeres que destacan por su trabajo feminista. Una de ellas es la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que al llegar al cargo anunció que trabajaban en esta iniciativa para acabar con «una gran esclavitud».

«El PSOE está trabajando, y otros partidos también, porque esta democracia se merece este debate, y se lo merece en las Cortes Generales, para que todo el mundo se pronuncie y escuchemos esta realidad», dijo en una entrevistada en el programa «Los Desayunos» de RTVE.

Ya antes de convertirse en vicepresidenta, como secretaria de Igualdad del PSOE, asistió el pasado 10 de mayo a unas jornadas de igualdad realizadas por el partido en el Senado. Allí dijo que «los prostíbulos son Guantánamos de cercanía«, por lo que veía «muy importante» empezar a tomar decisiones «legales y contundentes» para castigar a los proxenetas y a los clientes.

Incluso ha llegado a decir que “cada hombre que diga que la prostitución es una profesión que hay que regular que apunte a su hija a una academia». «En nuestro cuerpo sigue habiendo una batalla campal que la consiente el patriarcado».

“Nuestros esfuerzos tienen que ir dirigidos a erradicar la prostitución y la trata de seres humanos con fines de explotación sexual”, se podía leer en el programa electoral de los socialistas.

Sin embargo, ElPlural.com se ha puesto en contacto con el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso para saber en qué punto estaba esa iniciativa de la que habla el Gobierno. Por el momento, la propuesta no ha llegado hasta la Cámara.

Además, hay que recordar la polémica con la legalización del sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales el pasado 4 de agosto. Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, lamentó que se le hubiera colado “un gol por la escuadra” y anunció que el Ministerio emprendería urgentemente acciones para enmendar el error. Pese a ello, este diario ha podido demostrar que el Gobierno no ha trabajado para poner solución a este tema.

Partido Popular: dispuestos a trabajar con el Gobierno por la abolición

Calvo insiste en recordar que el PSOE es el «único partido que es abolicionista», pero en los últimos tiempos la abolición de la prostitución ha entrado en la agenda del PP, hasta tal punto que se muestran dispuestos a debatir con el Gobierno para sacar adelante una ley.

La portavoz de Igualdad del PP, Carmen Dueña, ha explicado a ElPlural.com que el Partido Popular está “absolutamente en contra de la legalización de la prostitución” porque “siempre hemos mantenido que no se puede legalizar una cuestión que atenta a la dignidad de las mujeres que, en la mayoría de los casos, esconde violencia contra ellas”.

Por ello, los populares han querido posicionarnos “de manera contundente” en contra de la legalización y recuerdan que en la legislatura anterior introdujeron reformas para luchar contra la trata.

“Hay que seguir trabajando en la línea de desarrollar políticas que consigan la abolición de la prostitución y todo lo que conlleva y rodea”, ha dicho Dueña. Es más, asegura que “es el momento de trabajar con el PSOE y el Gobierno, porque es una cuestión que hay que trabajar desde la unidad y el consenso para abolir esta lacra”.

Ciudadanos: la regulación como respuesta liberal

El partido de Albert Rivera se sale de las posiciones anteriores y defiende la regularización de la prostitución. “En Ciudadanos creemos que la prostitución no va a desaparecer por mirar hacia otro lado o fingir que no existe”. “Es la respuesta valiente, progresista y liberal”.

Es el único partido que apuesta por la legalización y piden que se siga la senda de otros países como Alemania, Suiza y Holanda. Creen que regular la prostitución “protege a las trabajadoras y trabajadores sexuales, garantiza sus derechos y lucha de manera efectiva contra las mafias”; mientras los expertos denuncian completamente lo contrario. La experiencia de países como Holanda demuestra que la legalización solo ha traído un mayor número de mafias, sobre todo de países del Este, que se sienten libres de operar en este entorno regulado.

Quizás, lo más llamativo de la propuesta de Ciudadanos pasa porque diferencian entre mujeres víctimas de trata y «las que ejercen la prostitución libremente» y aseguran que hay entre un 10 y un 15% de hombres y mujeres que la ejercen voluntariamente.

Podemos: sigue debatiendo su opinión

Seguimos en pleno “debate interno”. Esta es la posición de Podemos con respecto a un problema social de la prostitución y la que la formación se ha ganado la reprobación de las asociaciones feministas.

Diferentes grupos de mujeres pidieron ayuda a Podemos, pero los de Pablo Iglesias les reconocieron que, todavía a día de hoy, el partido “no tiene un posicionamiento sobre la prostitución”. No pueden opinar porque la formación sigue en “un proceso de debate interno” para ponerse de acuerdo sobre este tema.

Este diario se puso en contacto con Podemos para conocer su versión, pero el partido no quiere entrar a valorar las críticas de las feministas abolicionistas.

Y es que, dentro de Podemos hay posiciones contrarias. Para las elecciones catalanas que se celebraron el 21 de diciembre de 2017, Podemos vivió una crisis interna. Catalunya En Comú Podem, la lista donde se agrupaba Podemos con la formación de Ada Colau entre otros, llevó en su programa electoral la legalización de la prostitución.

Prometían «reconocer los derechos de las personas trabajadoras del sexo», «garantizar el derecho a una vida digna de las personas que ejercen la prostitución» y su derecho a acogerse a bajas laborales o tener un seguro por desempleo.

Sin embargo, esto no gustó nada a la dirección estatal de Podemos ni a Pablo Iglesias. Ya entonces, reconocían que en el seno del partido había diferentes sensibilidades sobre la prostitución y que no tenían una posición definida. No podían prometer ni la abolición ni la legalización.

CATEGORÍAS
Comparte

COMENTARIOS

Wordpress (0)
Disqus ( )