UNAF denuncia obstáculos en el acceso al aborto legal de las mujeres migrantes

UNAF denuncia obstáculos en el acceso al aborto legal de las mujeres migrantes

• La Unión de Asociaciones Familiares exige al Gobierno que con el Real Decreto-Ley de Acceso Universal al Sistema Nacional de Salud ninguna mujer quede excluida del derecho a la IVE.
• La entidad pide poner fin a las trabas burocráticas y formar en competencias interculturales a las y los profesionales para que todas las mujeres, sea cual sea su situación administrativa, puedan hacer efectivo su derecho a interrumpir el embarazo si así lo desean.

Con motivo del Día Internacional de los Derechos Sexuales y Reproductivos que se celebra el 28 de septiembre, la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) denuncia la existencia de obstáculos y dificultades de las mujeres migrantes a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), lo que supone una vulneración de sus derechos sexuales y reproductivos.

Durante una sesión de intercambio de información con activistas y entidades expertas celebrada esta semana por UNAF, ha quedado de manifiesto la exclusión del derecho a la IVE de muchas mujeres por su situación administrativa. Si bien UNAF aplaude la intención de recuperar la sanidad universal a través del Real Decreto-Ley 7/2018, muestra su preocupación porque este no garantiza la asistencia a todas mujeres embarazadas al quedar fuera aquellas que no tengan acreditada una estancia mínima de 90 días en territorio español. En el caso del derecho a la IVE, esto pone en riesgo el cumplimiento de los plazos máximos (14 semanas) para poder llevarla a cabo.
“Confiamos en que el Gobierno apruebe de forma urgente el Reglamento que desarrolla este Real Decreto y que, de esta forma, garantice la atención inmediata a todas las personas que residan en territorio español, con el fin de que no se produzca una vulneración de derechos, y en el caso de la IVE, de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres que están precisamente en una situación más vulnerable”, señala Ascensión Iglesias, Presidenta de UNAF.

Además, UNAF constata numerosas trabas burocráticas y administrativas que obstaculizan el derecho de muchas mujeres a la IVE, especialmente de aquellas en situaciones de vulnerabilidad y exclusión social. «El itinerario burocrático actual para llevar a cabo una interrupción voluntaria del embarazo afecta sobre todo a estas mujeres, que por su realidad laboral, socioeconómica o incluso de emergencia (mujeres en frontera, trata), se ven excluidas de este derecho a los servicios públicos de salud y obligadas a recurrir a servicios privados o a medios clandestinos, poniendo en peligro su salud y su vida».
Por otro lado, UNAF pone de manifiesto la importancia de que las y los profesionales desarrollen competencias interculturales para garantizar al acceso en igualdad a la asistencia sanitaria de todas las mujeres, independientemente de su origen y cultura. «Es necesario sensibilizar al personal administrativo y sanitario de la situación de vulnerabilidad integral que viven estas mujeres para que puedan facilitar un uso efectivo de los recursos a los que tienen derecho».

Además, en el caso de interrupción voluntaria del embarazo, existen numerosos mitos y tabúes asociados y muchas mujeres reciben presiones de sus parejas, familias y entorno sin poder decidir libremente. «Todo esto debe tenerse en cuenta para ofrecer la información y la atención adecuadas».
Consciente de esta necesidad de introducir el enfoque intercultural, UNAF contribuye a la formación y sensibilización del personal sanitario de centros de salud y hospitales, aproximándoles a estas situaciones de vulnerabilidad así como a las claves culturales para comprender determinadas creencias, superar prejuicios y mejorar la atención a todas las mujeres en materia de derechos sexuales y reproductivos.

 

CATEGORÍAS
Comparte