«Mercado Canalla»  Reflexiones sobre la prostitución y la pornografía en Alcalá de Henares

«Mercado Canalla» Reflexiones sobre la prostitución y la pornografía en Alcalá de Henares

Con motivo de la conmemoración del 23 de septiembre como día internacional contra la explotación sexual y la trata de mujeres y niñas, la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Alcalá de Henares ha organizado la exposición «Mercado Canalla». Se inaugurará el próximo 24 de septiembre a las 19 horas en el Centro Municipal de Salud (C/ Santiago, 13) con una visita guiada y una performance.

Se podrá visitar hasta el 8 de octubre
La clausurará tendra lugar el 8 de octubre con una conferencia a cargo de Isabel de Ocampo, directora de cine y de Pilar V. de Foronda, comisaria de la exposición que tendrá lugar en el salón de actos de Alcalá Desarrollo (C/ Victoria, 10) a las 12 horas.

Reflexiones sobre la prostitución y la pornografía en la construcción de las masculinidades

Este proyecto artístico es un lugar de reflexión colectiva en torno al 23 de septiembre, Día Internacional contra la explotación sexual y la trata de mujeres, niñas y niños. Este día fue instaurado por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladés, en enero de 1999. En el mundo, 1,8 millones de personas sufren la lacra de un delito cuya magnitud y rentabilidad solo es equiparable al tráfico de drogas y de armas. Es necesario hacer una reflexión colectiva que acabe con esta esclavitud contemporánea que nos coloca en un lugar muy devaluado socialmente hablando: una clara vulneración de los derechos humanos de las personas, fundamentalmente de las mujeres, dado que son estas las que sufren esta trata y esta explotación sexual…

El proyecto artístico que presenta la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, es parte de esta reflexión hecha a nivel colectivo desde muy distintos ámbitos. La artista Pilar V. de Foronda viene recogiendo en un texto sin fin las frases resultado de debates y reflexiones que tienen lugar en torno a la celebración de este día y de estos estudios desde hace varios años. Tanto en talleres con alumnado joven, como en talleres con víctimas de violencia de género, como en conferencias de mujeres especialistas en trata, pornografía y prostitución, la artista ha venido recopilando las distintas respuestas a la pregunta “¿Tienen los hombres derecho a usar mi cuerpo a cambio de dinero?” “¿Por qué te consideras con derecho a pagar por usarme?” “¿Por qué puedes usarme?”.

Años de reflexión e investigación desde el arte sobre la situación de la mujer como objeto y como sujeto en la historia del arte llevan a la conclusión de que una de las respuestas a estas preguntas es la objetualización de los cuerpos. Si se nos cosifica se nos puede maltratar y pegar porque se nos deshumaniza. Y esto es lo que tiene lugar a través de la trata: se nos puede “tratar” porque no se nos considera personas. Por esta razón el uso de los maniquíes intervenidos y “vestidos” con estas frases producto de la reflexión colectiva, por esta razón el atarlos como paquetes transportables a cualquier lugar y en cualquier condición. Por esta razón esas fotos desoladas en ese entorno donde un maniquí solo es parte de un paisaje de usar y tirar: la depredación como sistema, el mercado canalla.

Si los hombres saben que esto está sucediendo ¿Cómo se dejan hacer cómplices de un sistema que nos enferma a todos? Según la ONU España es un país con un nivel alto de recepción de victimas de trata. Nos hemos convertido en un país receptor de turismo sexual y eso es algo que habla de nosotros como de una sociedad enferma que debe revisar sus parámetros de conducta y debe poner sobre la mesa determinados comportamientos que a nadie benefician.

Esta exposición, aspira a contribuir, de un modo modesto, a esta revisión, en su dimensión cultural y formativa, resultado del trabajo con la juventud, convertido aquí en lenguaje para analizar y deconstruir. Es el lenguaje asociado a la pornografía, consumo masivo masculino, que perpetúa esa humillación de cara a la mujer, como un producto más de consumo en la era del “low cost” y que inocula los mensajes sexistas inconscientemente en la mente de chicos y chicas.

Se trabaja también la dimensión artística a través de la metáfora de la mujer deshuesada -el maniquí, la mujer espantapájaros- atada con cuerdas y transportada a los parajes desolados de la destrucción y la melancolía. La serie fotográfica que aporta María Jesús Aragoneses, comisaria de la exposición,
proporciona una visión lírica de esa realidad, demasiado siniestra para mostrarse de una forma explícita.

Rosa Gallego del Peso trabaja con la dimensión del espectador, ese elemento fundamental en la experiencia artística, que no solo mira, sino que desea participar en el proceso de denuncia. Por eso propone una instalación interactiva que invita a expresar las emociones en varios escenarios que forman parte del entorno de la exposición. Esa pro-actividad de quién visita la exposición formará parte del trabajo en proceso que se irá desarrollando, en futuras intervenciones.

El resultado es una instalación “site specific”, un peldaño más de un proyecto que no termina aquí, sino que se retroalimenta y permite ir evolucionando y creando una conciencia social que acelere esa revolución silenciosa que nos cambiará a mujeres y hombres. Porque toda la sociedad debe protagonizar ese cambio de mentalidad, trabajando en colaboración con las instituciones que, como el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, están comprometidas en esta labor.

CATEGORÍAS
Comparte