Comunidad africana de Bilbao critica que Maguette no tuviera protección tras denunciar

Comunidad africana de Bilbao critica que Maguette no tuviera protección tras denunciar

 

La comunidad africana de Bilbao ha criticado hoy que Maguette Mbeugou, la joven madre de 25 años asesinada ayer, no tuviera protección después de haber puesto una denuncia ante la Policía Municipal por maltrato, no confirmada por el Ayuntamiento y sobre la que ha declinado pronunciarse el alcalde, Juan Mari Aburto.

La concentración de condena de este crimen ha reunido hoy en los alrededores del Ayuntamiento de Bilbao a representantes de todas las instituciones, junto a varios cientos de personas, entre ellas representantes de la comunidad senegalesa y africana de la capital vizcaína.
Maguette Mbeugou fue asesinada a cuchilladas en su domicilio en la calle Ollerías Altas y su marido, que permanece en dependencias de la Ertzaintza, fue detenido horas después en la localidad guipuzcoana de Mutriku como presunto autor del crimen.

Las dos hijas de la pareja, ambas de corta edad, han sido acogidas por los servicios de menores de la Diputación de Bizkaia, que en las próximas horas se reunirán con el hermano del padre, residente en Bilbao, y con el hermano de la madre, que ha llegado desde Francia, para decidir su tutela, han informado fuentes forales.
Al término de la concentración silenciosa de cinco minutos, la representante de la asociación de mujeres africanas Marie Lucia Monsheneke ha afirmado, «sin acusar a nadie», que cuando una mujer africana -«con todo el peso cultural» que lleva consigo- se atreve a denunciar «hay que tomarlo en cuenta».

Monsheneke, que ha destacado «la doble violencia que sufre la mujer inmigrante», ha señalado que «nadie habla mal» del presunto asesino de Maguette porque el maltratador «no tiene perfil» y puede ser «majo en la calle y un demonio en casa».
El presidente de la Unión de Senegaleses de Bizkaia, Abdoulaye Wade, ha afirmado que están «indignados» por el hecho de que Maguette no tuviera protección tras haber presentado una denuncia contra su marido, aunque ha recalcado que esa falta de protección no tiene que ver con una discriminación por ser inmigrante porque a otras compatriotas sí les han concedido esas medidas.
«No acuso a nadie pero a la población inmigrante que denuncia que le den asilo desde el primer momento hasta el final», ha añadido.
El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha rechazado opinar sobre este asunto en una jornada en la que solo ha querido «expresar el dolor de Bilbao y nada más», aunque previamente había dicho que «las mujeres de Bilbao y en Bilbao tienen que sentirse protegidas si fuera necesario».

«Hoy es un día triste para Bilbao y para este alcalde, en el que lloramos la muerte de una mujer de 25 años y a dos hijas huérfanas y en el que también nos alegramos porque el presunto autor de tan macabro asesinato» ha sido detenido por la policía, ha señalado.
Aburto ha sostenido que «sobran en Bilbao los asesinos, los maltratadores, los violadores, los malnacidos que no respetan a las mujeres, tenemos que ser capaces entre todos de sacar de esta sociedad a esa gentuza sin escrúpulos».
En el mismo tono indignado ha asegurado que «todo Bilbao grita y llora por Maguette. Siento asco, repugnancia por esas personas que deben ser arrancadas de nuestra sociedad y recluidas en la cárcel lejos de las mujeres a las que no saben respetar».

 

CATEGORÍAS
Comparte