Aprobado el I Plan de Igualdad Interno del Ayuntamiento de Elda

Aprobado el I Plan de Igualdad Interno del Ayuntamiento de Elda

Tras siete meses de trabajo, el Ayuntamiento de Elda ha aprobado el I Plan de Igualdad Interno del Ayuntamiento de Elda, ratificado por decreto de Alcaldía, y con la aprobación de la Mesa General de Negociación.

Se trata de un plan que incluye 25 medidas concretas para implementar en un periodo de cinco años, entre 2018 y 2021 y, como ha indicado Alba García, edil de Igualdad y Mujer, “supone un paso adelante para trabajar en la igualdad entre hombres y mujeres en la sociedad”. En este sentido, la concejala ha indicado que “no tiene sentido que los organismos públicos estemos hablando de la importancia de trabajar en igualdad, y no empecemos por nosotros mismos”.

En este sentido, García ha destacado que “avanzar en materia de igualdad ha sido, y seguirá siendo, uno de nuestros ejes de trabajo”. Motivo por el que ha agradecido la implicación del personal del Ayuntamiento y organismos autónomos, y en especial al área de Personal “por el impulso de un estudio tan completo”.

La edil se refiere, a este sentido, al trabajo realizado por la concejalía de Personal y Recursos Humanos, que impulsó a finales de 2017 un estudio interno sobre el personal del consistorio, con el objetivo de realizar una evaluación cualitativa y cuantitativa que permitiese crear un mapa de situación para el posterior desarrollo del plan.

Una evaluación que ofrece una “composición desequilibrada” de la plantilla, tal y como ha reconocido la edil, que ha indicado “que sin embargo es, por desgracia, común en la mayoría de organismos públicos y privados de nuestro país”.

Así pues, de las 435 personas que, en 2017, prestaban su servicio en el Ayuntamiento de Elda, sólo 130 son mujeres; una desigualdad presente en todas las modalidades de contratación, aunque se manifiesta en mayor grado entre los fijos (25,4% de mujeres frente al 74,6% de los hombres) y en menor medida entre los interinos (39,7% de mujeres frente al 60,3% de hombres). Pese a ello, García ha destacado que “por el estudio podemos concluir que, a pesar de las diferencias, la incorporación de la mujer en el mercado laboral en las últimas décadas se está haciendo patente también en la plantilla de forma progresiva”.

Una incorporación, la de la mujer, que, además, está teniendo lugar en los subgrupos A1 y A2, aquellos que requieren una mayor formación, “ya que son precisamente estos grupos en los que hay mayor paridad, e incluso hay un numero ligeramente superior de mujeres en el subgrupo A1”, ha destacado la edil.

En cuanto a las áreas municipales, “nos encontramos con departamentos donde prácticamente no hay presencia femenina – almacén municipal y jardines o dependencias policiales – o directamente, no hay – cementerios. Por el lado contrario, el departamento de asesoría jurídica está conformado en su totalidad por mujeres”. Entre los departamentos más igualitarios destacan Cultura y la propia Casa Consistorial. La presencia femenina también es limitada en la representación sindical.

Así pues, la conclusión a la que se llega es que este Plan es esencial, y que debe tener como finalidad erradicar la desigualdad en todas su vertientes”, ha indicado García, que ha destacado entre otras las franjas salariales, el lenguaje sexista, la mejora de conciliación y la regulación de la paridad.

No obstante, la edil ha indicado que “la mayoría de trabajadores y trabajadoras del Ayuntamiento perciben que estamos trabajando en materia de igualdad, y la mayoría creen que en su lugar de trabajao se cumple con el principio de igualdad de trato”. Igualmente, según ha destacado García, “hay una buena acogida al planteamiento de elaborar un protocolo contra el acoso sexual y el acoso por razón de sexo”, por lo que ha destacado además la implicación del personal del Ayuntamiento.

Entre las 25 medidas a tomar, “destacan la formación en igualdad, la creación de un protocolo de actuación frente al acoso sexual, la promoción de la baja por paternidad y la inclusión en los contratos la valoración de distintivo de igualdad”, según ha detallado la concejala.

Con las conclusiones obtenidas, se han establecido cinco áreas de trabajo:

  • Conciliación de la vida personal, laboral y familiar: corresponsabilidad.

  • Formación en igualdad, comunicación, lenguaje e imagen no sexista.

  • Transversalidad de género y presencia equilibrada.

  • Acceso al empleo y desarrollo de la carrera profesional.

  • Protección frente al acoso sexual

CATEGORÍAS
Comparte