Lydia Valentín, embajadora de «Persigue tu sueño, supera los obstáculos»

Lydia Valentín, embajadora de «Persigue tu sueño, supera los obstáculos»

«Persigue tu sueño, supera los obstáculos» es una iniciativa impulsada por la compañía Bridegestone y de la que la halterófila Lydia Valentín (Ponferrada, 1985) es una de las embajadoras. EFE la entrevistó en exclusiva.

EFE: ¿Cómo se consiguen esos sueños que se persiguen?

LYDIA VALENTÍN: La clave siempre es la misma. La constancia, tener un objetivo claro y no pararse nunca.

E.: ¿Y cómo se sortean los obstáculos?

L.V.: Llevo haciendo deporte de alto rendimiento veinte años, he tenido muchísimos obstáculos. Pero siempre están ahí para hacerte más fuerte. Si los superamos es porque posiblemente lo tenemos súper claro y queremos ir siempre hasta el final. He tenido muchos por el camino y todos me han hecho más fuerte si cabe.

E.: ¿Cómo han sido estas semanas después de proclamarse campeona de Europa por cuarta vez?

L.V.: Terminé el Campeonato de Europa muy contenta y muy feliz por mis tres oros. He tenido unos días de descanso y ya después he estado alargando la preparación de cara a los Juegos de Tarragona, que me hacen especial ilusión porque son en casa. Casi no me ha dado tiempo a gestionarlo, a disfrutarlo, porque se ha pegado mucho con los Juegos de Tarragona.

E.: ¿Siente que este último éxito ha tenido más atención mediática que en otras ocasiones?

L.V.: Posiblemente sí porque fue un Europeo histórico para la halterofilia española, en el cual se consiguieron trece medallas. Tuvimos por primera vez en la halterofilia española un campeón de Europa masculino. Creo que se están haciendo las cosas muy bien, que la gente está muy motivada y considero que eso es muy bueno para hacer equipo de cara a Tokio 2020.

E.: Han decidido por unanimidad que el complejo deportivo de Ponferrada lleve su nombre. ¿Qué le dice este nuevo reconocimiento en su tierra hacia su figura?

L.V.: Cuando me lo comunicó la alcaldesa sentí mucha alegría por el hecho de que al final es mi tierra, mi ciudad, han pensado en mi para que perdure en el tiempo mi nombre en ese complejo deportivo. Tengo muchísimas ganas de que llegue el momento de la inauguración, de ver mi nombre. Todo homenaje que se me hace en mi tierra para mi es mucho más gratificante si cabe.

E.: Demuestra que cuando termine tu carrera el reconocimiento va a seguir existiendo por siempre, ¿no?

L.V.: Eso al final va a perdurar en el tiempo, va a estar siempre ahí. Es algo muy bonito hacia mi, de la ciudad, de mi gente. Yo como deportista algún día me retiraré pero esas cosas siempre quedarán y estoy muy contenta.

Todo homenaje que se me hace en mi tierra para mi es mucho más gratificante si cabe

E.: Llega un nuevo reto para usted, los Juegos del Mediterráneo. ¿Cómo los afronta?

L.V.: Alargando la preparación del Campeonato de Europa. Compito el día veintisiete. Voy con especial ilusión porque se hacen en casa, porque estaré más arropada, irá mi familia a verme, la preparación ha estado muy bien… Voy con ganas de luchar por medalla, muy motivada.

E: Que todo el mundo cuente con su medalla de oro… ¿Genera más presión?

L.V.: No. Esto es deporte y en el deporte uno más uno nunca son dos. Yo voy a disfrutar, a darlo todo como siempre he hecho. El resultado es la consecuencia de lo que yo he hecho, del trabajo realizado durante tanto tiempo. No me presiono para nada. Voy a darlo todo, al cien por cien, y una vez que termine la competición seré feliz. El resultado es la consecuencia.
Por Carlos Mateos Gil

CATEGORÍAS
Comparte