Hablamos con Ana Cabirta, la impulsora de la idea de teñir de morado los Sanfermines 2018: «Vamos a luchar contigo»

Hablamos con Ana Cabirta, la impulsora de la idea de teñir de morado los Sanfermines 2018: «Vamos a luchar contigo»

Concentración feminista contra el fallo judicial de La Manada en la Puerta del Sol fuente EFE

«Estaré con el pañuelo morado para arropar a la víctima, para decirle que no está sola»

ADRIÁN LARDIEZ @adrianlardiez

La escueta sentencia contra La Manada así como la consideración de que no hubo violencia o intimidación y, por tanto, no se considera violación sino abuso sexual, ha provocado la reacción critica de la sociedad. Como si de un terremoto se tratase, el caso ha removido las placas tectónicas de la conciencia ciudadana y las reivindicaciones de lucha feminista e iniciativas de apoyo a la víctima se suceden. Con este escenario como telón de fondo, la periodista Ana Cabirta (@Anacabirta) ha propuesto teñir de morado los Sanfermines 2018. Así, los pañuelos morados sustituirían al histórico rojo por una buena causa.

El Plural ha entrevistado a la creadora e impulsora de la idea, quien asegura que se trata de un gesto de apoyo: “Yo estaré con el pañuelo morado”.
P ¿Cómo te enteras de la sentencia y cómo te sentiste? ¿Qué fue lo primero que pensaste?
R.- “Me sentí muy impactada porque ves cómo la justicia de tu país te deja absolutamente desprotegida si tienes la mala suerte de que te pase eso [que te violen]”
Yo no estaba en mi casa, me fui enterando por medios de prensa escrita y periódicos online. Me metí a leer las noticias y, según iba leyendo, no me lo podía creer. Me quedé muy impactada. Leí primero el resultado de la sentencia y luego la parte de los hechos probados de la sentencia y no podía entender cómo el hecho de que fueran cinco personas contra una no se puede considerar intimidación. No lo entendía. Y luego, encima, me leí el voto particular del magistrado que pedía la absolución para todos y, es que ni lo entendía. No entendía cómo una persona que está en ese puesto le puede hablar de esa manera a una persona que es una víctima de una violación (o incluso abuso sexual, como se empeñan en llamarlo). Resulta… anormal. Con un lenguaje hasta pornográfico.

Me sentí muy impactada, como todo el mundo que leyó la noticia, como toda la gente que salió a la calle, porque ves cómo la justicia de tu país te deja absolutamente desprotegida si tienes la mala suerte de que te pase eso. Es intolerable. Me parece surrealista.

P ¿Cómo se te ocurre la propuesta de los pañuelos morados?
R.- Se me ocurrió al día siguiente, no el mismo día de la sentencia. Estaba viendo el telediario en casa. Hablaba el abogado de la víctima y decía que en un principio la víctima no quería recurrir la sentencia porque lo que quería era que se le olvidara el tema ya, que pasara rápido y ya está. Entonces me dio muchísima pena. Para nosotras es muy fácil empatizar con la chica porque nos podía haber pasado a cualquiera y pensé en cómo podríamos hacer algo que más que protestar por la sentencia, cómo podríamos hacer algo para apoyar a la víctima. Decirle ‘no es tas sola’ y ‘vamos a luchar contigo’. Entonces se me ocurrió lo de los pañuelos morados y se me ocurrió decírselo a gente con influencia en las redes porque al final es lo que tira y por donde más se mueven las cosas y más difusión pueden tener. Se lo comenté a una influencer que sigo desde hace tiempo que se llama @SrtaBebi y me contestó diciéndome que le parecía muy bien la propuesta.

La gente, ya en el comentario que le puse a ella, ya empezó a poner muchísimos likes. Ella lo publicó en un Instagram Storie y se dio más difusión. En Twitter también lo publicamos las dos. Creo que es una idea simple con un objetivo bonito. Y el hecho de que haya estado respaldado por ella ha ayudado bastante.

P ¿Cuál es el objetivo de todo esto?
R.-
Apoyar a la víctima ante lo que personalmente me parece una justicia. Arroparla, si es posible, de alguna manera. Decirle que no está sola, que entendemos perfectamente su situación y que no está sola tampoco para luchar. Vamos a seguir luchando con ella. A raíz de lo que ha pasado se han desatado muchísimos testimonios en internet con el hashtag #cuéntalo. Si no hubiese pasado esto, desgraciadamente, nadie habría empezado a contarlo y al final las cosas malas también sirven para cosas buenas. Dentro de lo malo, intentar darle un poco de apoyo a la chica y que salga algo bonito.

No sé el respaldo que tendrá el día de los Sanfermines. Yo voy a estar y lo voy a llevar. Si alguien me pregunta por qué morado y no rojo se lo voy a explicar y que le de vueltas y reflexione sobre el feminismo, que me parece necesario. También es ese el objetivo, que la gente reflexione. Es un tema necesario y que es un problema social con el que hay que luchar y con el que por fin hemos empezado a levantar la voz.

Y también quiero aclarar que el color no tiene nada que ver con cuestiones políticas. Mucha gente lo está asociando a Podemos y no es por Podemos, no tiene nada que ver con temas políticos sino con que el color es el que se utiliza para la lucha feminista, como el Día de la Mujer por ejemplo.

Decirle que no está sola, que entendemos perfectamente su situación y que no está sola tampoco para luchar

P Estás recibiendo un apoyo considerable en redes sociales…
R.- La influencer ha sido la que ha ayudado a que la propuesta dieses un salto. Y distintos medios, que la verdad que es importante y me alegro que hayan sacado la propuesta. Vosotros, El Plural, fuisteis los primeros. También Diario de Navarra y La Razón. Me parece importante sobre todo por el público al que puede llegar, para que la gente le de una vuelta. Creo que es necesario. Y en las redes, a la gente parece le ha gustado la propuesta. Ha habido varias personas que me han dicho que van a llevar el pañuelo morado. Ojalá sea así y le pueda llegar el apoyo a la víctima.

CATEGORÍAS
Comparte