El Womad Cáceres denuncia el «machismo incrustado» en el Poder Judicial

El Womad Cáceres denuncia el «machismo incrustado» en el Poder Judicial

 

El Festival Womad Cáceres ha denunciado el «machismo que continúa incrustado en sectores sensibles de nuestra democracia, como el Poder Judicial, adonde todavía no ha llegado la perspectiva de género».
Lo ha hecho frente a las casi 20.000 personas que abarrotaban la Plaza Mayor cacereña, en el escenario central, donde se ha dado lectura al tradicional manifiesto de Womad, a cargo del escritor, periodista y músico Bruno Galindo, colaborador habitual en cabeceras como El Mundo y La Vanguardia y la revista Rolling Stone.

Galindo, que es el encargado este año de presentar los grupos que desfilarán por el escenario de la Plaza Mayor, ha manifestado en su alocución que «no podemos continuar permitiendo que sean las víctimas de violencia sexual las que sean juzgadas frente a sus agresores y frente a una sociedad que ahora empieza a despertar».

«No es no; y quien no lo entienda así es que vive anclado en un pasado tenebroso», ha subrayado, además de recordar que «las mujeres de este país ofrecieron al mundo una preciosa lección de enfado y de dignidad el pasado 8 de marzo en una acción enorme que no debe quedar reducida a ese único gesto».

«Sin mujeres no progresaremos; jamás habrá revolución. Y esa enseñanza la debemos trasladar a nuestro comportamiento cotidiano», ha precisado Galindo antes de hacer referencia a uno de los referentes femeninos más destacados para millones de africanos: la maliense Oumou Sangaré, que bajará el telón de los conciertos de la segunda jornada de Womad.

«En este mismo escenario tendremos en pocas horas a una de las mujeres más representativas de la lucha por la igualdad en África, de la que todos debemos aprender», ha dicho en referencia a esta artista que ha utilizado sus canciones para denunciar la posición de las mujeres en Malí y oponerse a la poligamia, el matrimonio infantil y un sistema que define una buena esposa como una mujer sumisa.
El manifiesto de Womad también ha tenido palabras para el drama de los refugiados y ha criticando el caso Open Arms, acusado y absuelto en Italia de promover la inmigración irregular.

«No podemos quedarnos callados ante la desidia de países teóricamente amigos y de instituciones teóricamente democráticas que convierten en delincuentes a los que se juegan la vida por salvar a esas personas de morir ahogadas en el Mediterráneo», ha manifestado.
Además, ha animado a protestar «por los atropellos que se están produciendo en Europa», pues, a su juicio, «no hay derecho a que se considere ilegales a las personas que se ven obligadas a abandonar sus casas, sus familias y su país para encontrar la paz y salvar sus vidas».

Por último, Womad también ha instado a revelarse ante la existencia de campos de concentración de refugiados «a las puertas de la Unión Europea, con países como Hungría y mandatarios como Viktor Orbán ejerciendo como muros de contención humana al más puro estilo Trump».

CATEGORÍAS
Comparte