El jurado declara a Ibrahima culpable de asesinar y maltratar a Tatiana Vázquez

El jurado declara a Ibrahima culpable de asesinar y maltratar a Tatiana Vázquez

EFE

Un jurado popular encargado de juzgar el asesinato de Tatiana Vázquez, de 24 años, natural de Castro de Rei, asesinada en el barrio lucense de San Fiz, ha declarado culpable de asesinato y malos tratos a su exnovio Ibrahima Ndiaye, que permanece en prisión provisional desde la aparición del cadáver en abril de 2016.

Ibrahima, de 31 años, de nacionalidad senegalesa, fue trasladado desde la prisión de Bonxe (Lugo) hasta la Audiencia provincial de Lugo, donde escuchó ese veredicto del jurado popular adoptado por unanimidad.

Tras conocer el veredicto de culpabilidad, la Fiscalía ratificó su petición inicial de veinticinco años de prisión por el delito de asesinato y dos años y medio de cárcel por el de malos tratos, al considerar que el jurado había “asumido íntegramente” los argumentos del escrito de acusación.
También la acusación particular, ejercida por el letrado Pablo Freire, mantuvo la petición de pena de 28 años de cárcel, seis meses más que la Fiscalía, por los mismos delitos.
Por su parte, el abogado defensor, César Lodos, anunció su intención de presentar recurso y pidió a la sala que, a la hora de dictar sentencia, tuviese en cuenta como atenuante las “dilaciones indebidas” que se han producido en este proceso.

La madre de la víctima, Manuela Abuín, afirmó al conocer el fallo del jurado que se “hizo justicia” y que “es lo que merece, porque Ibrahima Ndiaye fue el culpable de todo esto”, a lo que el padre de la chica, Carlos Vázquez, añadió: “fue un desgraciado”.
La madre reconoció que este veredicto de culpabilidad alivia “un poco” la pena de la familia, pero también reconoció que “el dolor” por la pérdida de su hija “nunca se marcha”.
A preguntas de los periodistas, reconoció que los familiares de Tatiana están “aliviados porque salió todo” como esperaban, dado que siempre consideraron al exnovio como el asesino.
Además de expresar su reconocimiento a la labor de algunos de los actores del proceso judicial, mostró su agradecimiento a vecinos, familiares y amigos, por su apoyo.
Por su parte, Ibrahima aseguró pocos minutos después de conocer el fallo del jurado popular que “seguirá defendiéndose”, porque no ha matado “a nadie”.
“Esto no ha terminado. Voy a seguir defendiéndome, porque yo no maté a nadie. No me pueden meter en la cárcel así”, dijo el senegalés, que permanece en prisión provisional desde el 10 de abril de 2016, cuando fue detenido, solo un día después de la aparición del cadáver de la chica, hallado en el interior de un coche, con signos de haber recibido medio centenar de puñaladas, en el barrio lucense de San Fiz.
Ibrahima hizo estas escuetas declaraciones a los medios de comunicación a las puertas de la Audiencia provincial de Lugo, mientras era conducido, esposado, custodiado por media docena de agentes de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía.

CATEGORÍAS
Comparte