La española Alicia Hernández, ganadora del Premio Rey de España en la Categoría de Prensa

La española Alicia Hernández, ganadora del Premio Rey de España en la Categoría de Prensa

La española Alicia Hernández Sánchez, ganadora del Premio Rey de España en la Categoría de Prensa, destaca la dificultad de hacer periodismo en Venezuela, donde reside desde hace ocho años, por la dificultad creciente de hallar fuentes fiables que no estén polarizadas.

El rey Felipe VI ha entregado a Alicia Hernández su premio por un artículo publicado por The New York Times sobre el tráfico ilegal de gasolina en la Guajira venezolana, una zona fronteriza con Colombia y donde está muy presente el sector petrolero.

Junto al fotógrafo Santiago Donaire, Alicia Hernández está preparado un libro sobre el crudo y eso les llevó a la Guajira, donde se encontraron con el comercio ilegal de gasolina, llevado a cabo en muchos casos por menores, con testimonios personales muy duros.
Es un trabajo de subsistencia para numerosas familias, cuyos ingresos dependen en muchos casos del trabajo de esos niños que «hacen cobre» (ganan dinero) con actividades que ponen en riesgo su propia salud.

Alicia Hernández se fue a Caracas hace ocho años en busca que trabajo y ahora colabora con varios medios, como los españoles El Confidencial, la COPE y La Sexta, así como los anglosajones The Guardian y The New York Times.

La actualidad política venezolana ocupa muchas de sus colaboraciones en forma de análisis, pero la crisis socioeconómica que va en paralelo a la política también la obligan a escribir de casos como el premiado o de la desnutrición infantil.
Informar desde Venezuela es complicado, porque las fuentes están muy polarizadas, con el Gobierno o con la oposición, y buscar quien confirme datos se antoja difícil, explica en declaraciones a Efe.

Por eso apoya sus informaciones en contar lo que ella misma ve («el precio de un café hace una semana y hoy») y en lo que le cuenta la gente.

CATEGORÍAS
Comparte