El viernes negro y la lucha de las feministas polacas

El viernes negro y la lucha de las feministas polacas

 

Hay situaciones de ciencia ficción que están sucediendo ahora mismo en alguna parte del mundo y nosotras no estamos totalmente enteradas al respecto. Tenemos que saber y entender que el patriarcado como sistema de opresión atraviesa absolutamente a todas las sociedades de todos los países del mundo, es cierto que las realidades que se manifiestan tienen matices particulares que responden a variantes que siendo analizadas a profundidad están igualmente relacionadas a las estructuras patriarcales que nos gobiernan, aunque a primera impresión puedan parecer el resultado de malas políticas, problemas económicos, temas idiosincráticos y un largo etcétera, el análisis desde la crítica feminista nos lleva siempre a la raíz de la cuestión y esta es el modelo patriarcal que se adapta a las diferentes sociedades para oprimirnos con la misma hostilidad.

Viernes Negro 23/03/2018 Varsovia – Polonia
Ph. Tomek Ogrodowczyk para Łódzkie Dziewuchy Dziewuchom

Actualmente las mujeres polacas están en pie de lucha debido a que el partido que gobierna, llamado Ley y Justicia, PiS (Prawo i Sprawiedliwość en polaco) está empeñado en endurecer aún más la ley de reproducción afectando directamente la elección de las mujeres polacas. Pareciera una trama de alguna distopía, donde las mujeres son vistas y tratadas como simples incubadoras debido a la rigidez de la ley impuesta indirectamente por la asociación criminal entre la iglesia y los políticos. Pero no, no es una versión de El Cuento de la Criada de Margaret Atwood, es la realidad que viven las polacas y que el PiS se empeña en reforzar desde el poder, reafirmando que la legislación polaca es la más retrógrada de toda la Unión Europea. Actualmente sólo es posible acceder legalmente a la interrupción voluntaria del embarazo en tres instancias: Si el embarazo fue producido por violación o incesto, si corre peligro la vida de la madre y si el feto tiene alguna deformación o es inviable. El plan del PiS es prohibir totalmente el aborto, incluso en esos tres escenarios, teniendo en cuenta que el 90% de los abortos legales que se realizan en Polonia son debido a malformaciones embriológicos, esta medida supone un ataque directo al derecho de las mujeres y a los derechos humanos en general.

Un grupo de expertos de la ONU ha pedido al parlamento polaco que rechace la aprobación de esa ley, y es por eso que las mujeres polacas y las asociaciones feministas tomaron las calles el pasado 23 de Marzo en lo que se denominó “Czarny Piątek”, las calles de la capital Varsovia se volvieron ríos de personas vestidas de negro en señal de protesta por las medidas contra los derechos reproductivos de las mujeres.

Viernes Negro 23/03/2018 Łódź – Polonia

Es urgente la necesidad de separar la intervención de la iglesia en los asuntos de estado, desde el 2016 que las mujeres polacas están luchando por ser escuchadas, muchas organizaciones civiles se han organizado y desde las calles se ha hecho tangible el impacto que estas acciones han ocasionado en las tomas de decisión de los políticos, sin embargo, al sumarse la Iglesia Católica, las cosas han cambiado mucho, ya que el 14 de Marzo pasado, los obispos hicieron un llamamiento a los parlamentarios para que el proyecto “Stop Aborcja” entre en vigor. De una manera express, el proyecto pasó el día 19 a la comisión de justicia y derechos humanos para ser discutido en el parlamento el día 23, pero debido a que las polacas tomaron las calles, ha sido pospuesto para después de Páscuas.

Desde todas las ciudades de Polonia, se organizaron comités para viajar a la capital y formar parte de la protesta, y también se realizaron demostraciones en todas las ciudades polacas, e incluso fuera del país, en ciudades como Berlín, Brusellas, Londres, por una cuestión de solidaridad con nuestras hermanas polacas.

El patriarcado tiene muchos aliados, todos muy poderosos e infelizmente manejan las instituciones más poderosas de la sociedad, es por eso que las mujeres debemos estar unidas, para construir un mejor futuro en el que prevalezca la libertad, no podemos quedarnos sin hacer nada mientras nos arrebatan los derechos que hemos ganado a base de esfuerzo y lucha. El feminismo se trata de las mujeres como colectividad, por eso, los problemas que tienen las mujeres en cualquier parte del mundo, son problemas de cada una de las mujeres del planeta, para que seamos libres, todas debemos serlo, y para eso tenemos que luchar en unidad.

«Madre sólo por elección» Viernes Negro 23/03/2018 Varsovia – Tomek Ogrodowczyk

«Separar la Iglesia del Estado» Viernes Negro 23/03/2018 Poznan-BarbaraSinica

 

CATEGORÍAS
Comparte