¿Por qué Caperucita Roja está prohibida en Estados Unidos y las armas no?

Campaña de Moms Demand Action pidiendo la regulación de armas.

Campaña de Moms Demand Action pidiendo la regulación de armas.
Una campaña de 2013 pedía el control armamentístico señalando vetos ridículos: el huevo Kinder y el balón prisionero
Tras la última matanza en un colegio de Estados Unidos, las redes sociales han recuperado una campaña de concienciación del año 2013 impulsada por Moms Demand Action, la organización de padres que pide una regulación más estricta de las armas en el país. Una regulación que recuerda la paradoja de que, para proteger a los niños, en el país estén prohibidas cosas como el cuento de Caperucita Roja, el juego del balón prisionero o los huevos Kinder.

Como recordaba hoy Andrés Mohorte en Xataka, los datos de 2018 son escalofriantes. Ya son 18 los tiroteos registrados en colegios en lo que va de año. Y, en general, apenas llevamos 47 días y ya ha habido más de 40 masacres -con más de tres muertos por armas de fuego-.

Campaña de Moms Demand Action pidiendo la regulación de armas.

Campaña de Moms Demand Action pidiendo la regulación de armas.

Y en Twitter ha vuelto a difundirse las imágenes ilustrativas que Moms Demand Action difundió en 2013, señalando la paradoja de que se pensara en la seguridad de los niños para prohibir asuntos banales, mientras que la regulación de las armas no se restringe. En el tiroteo de Florida de este jueves, llama la atención que el responsable tenía 18 años, lo que autorizaba a comprar un fusil semiautomático, pero no una cerveza, para lo que se le considera todavía menor.

Estas imágenes de la campaña señalaban que Caperucita Roja fue prohibida para los niños. Un asunto que se remonta a los años 90, cuando el cuento se retiró de la lista de recomendaciones para los menores una conocida versión del cuento de los hermanos Grimm por el hecho de que Caperucita llevaba una botella de vino en la cesta para su abuela.

Según explicó entonces la responsable del veto, Vera Jashni, una funcionaria de Educación, el último párrafo del cuento le llevó a tomar la decisión. Cuando el cazador mata al lobo, “la abuela bebe un poco de vino y después de un rato se empieza a sentir mejor y con más fuera, así que empieza a limpiar el desastre que se ha formado en la cabaña”. “Le da a los niños un mal mensaje sobre el alcohol”, dijo entonces Jashni en unas declaraciones recogidas por el Seattle Times.

Campaña de Moms Demand Action pidiendo la regulación de armas.

Campaña de Moms Demand Action pidiendo la regulación de armas.

Pero no es la única prohibición ridícula que señalaba la campaña. Desde el año 1938, existe una ley que prohíbe los huevos Kinder y cualquier alimento que lleve juguetes incrustados, lo que produce anualmente grandes aprehensiones de estos huevos de chocolate en la frontera con Canadá.

Y más de lo mismo pasa con el juego del balón prisionero, prohibido en varios colegios de New Hampshire, con el argumento de que este deporte y otros nueve en los que se usa a “los niños como objetivo” fomenta el bullying.

CATEGORÍAS
Comparte