Para el PP la huelga del 8M es “insolidaria”, “elitista” y “busca enfrentamientos”

De izquierda a derecha, Pablo Casado, Javier Maroto, María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy, Fernando Martínez Maillo, Andrea Levy y Javier Arenas en la mesa central del 18 Congreso del PP.

PP y Ciudadanos serán los únicos partidos que no apoyen la huelga feminista o paros parciales en el Día de la Mujer

Desde hace varios días, el Partido Popular viene asegurando que no comparte los principios de la huelga feminista del próximo 8M y que no la secundará ni apoyará, pero este miércoles hemos podido saber por qué. Cuáles son sus motivos para desechar la iniciativa, y son que el PP considera que la huelga del día Internacional de la Mujer es “insolidaria”, “elitista” y, por tanto”, lo que hace es apostar por “enfrentamiento entre hombres y mujeres”.

Y es que, aunque el objetivo de esta huelga feminista es conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, demostrando que si ellas paran en sus puestos de trabajo, también se para la sociedad; el PP considera que las mujeres no pueden hacer suya la lucha por la igualdad,

Al menos, según han plasmado en un ideario para explicar su negativa a apoyar la huelga, creen que “la igualdad no es algo de mujeres” sino “un asunto de todos” y por ello primero hay que luchar por el “equilibrio”.

Ahora la pregunta es ¿Qué es el equilibrio para el PP? Pues nada más y nada menos que, igual que las mujeres piden estar presentes en los ámbitos que antes eran solo terreno de hombres, que los hombres también puedan estar presentes en las áreas ocupadas mayoritariamente pro mueres. Es decir, aunque aseguren que no, igualdad.

“Elitista” porque deja fuera a los parados

Pero el ideario de los populares da mucho más de sí. Otro de los puntos a analizar es en el que explican por qué, a su parecer, la huelga feminista del 8M es “elitista”.

Porque “sólo pueden hacer huelga aquellas personas que tengan un empleo”y se deja fuera a las personas que están en paro, que no quieran trabajar o que no tengan edad para ello. Además, es “insolidaria” porque no se ha convocado pensando en las mujeres que trabajan como autónomas-. El PP denuncia que si estas mujeres quieren hacer huelga, tienen que cerrar sus negocios, como las personas que cuidan “en soledad” de mayores y dependientes. Algo que, por otro lado, pasa en todas y cada una de las huelgas convocadas y que serán convocadas.

Pero el PP olvida que uno de los objetivos de la huelga feminista es precisamente esto: Recordar y visibilizar que, en la inmensa mayoría de los casos, son las mujeres las que se encargan de los ciudados de terceros y que, si ellas parasen, esas personas quedarían desamparadas. Al igual que se busca demostrar que determinados sectores como la Sanidad, la Educación o el Sector Servicios quedaría bloqueado con una huelga de mujeres.

Críticas a Susana Díaz

Los populares se preguntan cómo es posible Susana Díaz, siendo presidenta de una comunidad en el que el paro femenino es el más alto de España, quiera sumarse a la huelga. Y es que, asegura, que los paros buscan “romper” con el modelo de sociedad occidental en el que trabajan “más mujeres que nunca”.

Denuncian un uso partidista de la violencia de género

Uno de los puntos más polémicos de este ideario explicativo del PP llega cuando aseguran que se está usando de forma “partidista” la violencia de génerocuando hace sólo unos meses que se firmó el pacto de Estado contra esta lacra.Es una “frivolidad e irresponsabilidad”, dice el PP.

“No se puede poner en riesgo lo que ha supuesto meses de trabajo y generosidad por parte de todos para dar un mensaje de unidad y confianza a las mujeres que sufren la violencia machista”.

Natalia Castro es redactora de El Plural

CATEGORÍAS
Comparte