«No quiero ser cortada», el desgarrador testimonio contra la Mutilación Genital Femenina

La ONG Wanawake Mujer acerca estos duros testimonios en el día contra esta práctica y cuando hay más de 2 millones de niñas en riesgo de sufrirla.

Este 6 de febrero se celebra el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, una práctica que, según Naciones Unidas, afecta a más de 200 millones de niñas y mujeres en 30 países.

La MGF se lleva a cabo cada vez de forma más temprana y sus víctimas son mayoritariamente niñas, que la sufren en algún momento de sus vidas entre la infancia y la adolescencia. 44 millones de niñas mutiladas genitalmente son menores de 14 años. Y existen muchos países en los que la mayoría de las niñas la sufrieron antes de llegar a los 5 años, cuando ellas tienen menos voz.

Más de 3 millones de niñas cada año están en riesgo de sufrirla en todo el mundo. Niñas con nombres y rostros, niñas con voz que se suman a los cientos de millones que ya han sido víctimas.

Sin embargo, muchas de ellas comienzan a decir “no quiero ser cortada”, como las niñas acogidas en el centro de Rescate de Tasaru Ntommonok (Rescate a la Mujer en lengua masai) en Kenia, dirigido por la activista Agnes Pareyio. Ellas han plantado cara a su destino y han roto con esta tradición que vulnera sus derechos más básicos.

Seguir leyendo >>> 

CATEGORÍAS
Comparte