Más brujas. Y todos los días, más brujas

“Tú eres una bruja”, me dijo la compañera. Mi mejor amiga y yo estábamos en su apartamento bebiendo cerveza, hablando y riéndonos de nuestros problemas. Yo llevaba como seis meses que no salía de algunos líos bastante marañosos, que en realidad todos tenían que ver con el feminismo. Me preocupaba que, poco a poco, mi … Sigue leyendo Más brujas. Y todos los días, más brujas