Emelina Fernández presentó una propuesta que desarrolla y objetiva los estereotipos sexistas habituales en contenidos y publicidad

Resultado de imagen de Emelina FernándezLa presidenta del Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), Emelina Fernández, ha reclamado que la legislación que regula la publicidad describa los estereotipos sexistas que vulneran el mandato contenido en la legislación de Igualdad, de trasladar una imagen igualitaria, plural y no estereotipada de hombres y mujeres en los anuncios. De esta forma, ha explicado Fernández, las autoridades reguladoras podrán contar con criterios válidos para poder argumentar técnicamente el cese o la sanción ante el incumplimiento de este principio legal por parte de un anunciante.

Emelina Fernández ha hizo esta propuesta en una reunión del Grupo de Trabajo de Personas Expertas en Igualdad de Género del CAA, en la que se presento un documento que contiene una propuesta de indicadores y criterios sobre publicidad discriminatoria para la mujer y estereotipos sexistas, para su debate y aportaciones. Así, ha apelado a todos los actores que componen el sector a contribuir a erradicar estos estereotipos que están presentes en el 30% de los anuncios más emitidos en la televisión en España y que alcanza incluso -tal y como ha denunciado Fernández- a la publicidad de juguetes.

La iniciativa del CAA parte del hecho de que, a pesar de que varias leyes, tanto orgánicas como autonómicas (de Igualdad, contra la Violencia de Género, la Ley General de Publicidad o la Ley de Comunicación Audiovisual) contienen principios genéricos de obligado cumplimiento como estereotipos de género, sexismo o discriminación a través del lenguaje o la imagen, estos conceptos son jurídicamente indeterminados y no se dispone aún de indicadores normativamente establecidos que permitan su comprobación. Además, este marco normativo no configura un régimen sancionador al respecto. Y por otra parte, la jurisprudencia sobre la materia es escasa y centrada básicamente en la publicidad sexista.

El documento que se ha sometido a estudio y debate representa un trabajo pionero coordinado por el CAA y la autoridad audiovisual marroquí en el seno de la Red de Instituciones Reguladoras del Mediterráneo (RIRM) en el que se han desarrollado los supuestos de publicidad de publicidad ilícita contraria con mensajes denigrantes, discriminatorios o vejatorios, así como un listado de 17 estereotipos que fomentan la desigualdad. Esta iniciativa tiene el propósito de otorgar mayor seguridad jurídica a los prestadores de servicios audiovisuales, a los anunciantes y a las empresas, además de contribuir a promover el principio de igualdad.

Cuatro supuestos de publicidad ilícita y 17 estereotipos sexistas

En este trabajo se desarrollan y profundiza en los supuestos previstos en la Ley General de Publicidad como publicidad ilícita, como son presentar el cuerpo de la mujer como un mero objeto desvinculado del producto que se promociona, o la aparición de situaciones de violencia o de dominio del hombre sobre la mujer. En este caso, el CAA ha propuesto también la aparición de mensajes que contribuyen a la sexualización temprana de las niñas.

En cuanto a la objetivación de los estereotipos femeninos y masculinos frecuentes en la publicidad que fomentan la desigualdad, se tipifican situaciones en las que la mujer es la responsable exclusiva del cuidado de la familia y el hogar, situaciones en las que la mujer es incapaz de controlar sus emociones, o cuando el cuerpo de la mujer es perfectible, o cuando el hombre se presenta como torpe en las tareas del hogar, o mensajes que trasladan que el hombre puede controlar sus emociones, entre otros aspectos hasta un total de 17 estereotipos.

«Si no queremos dejar esta cuestión a la autorregulación -que se ha demostrado fracasa en este campo- es necesario que la ley tipifique estos supuestos para que las autoridades reguladoras puedan intervenir de forma eficaz y deje de vulnerarse impunemente el derecho a la igualdad entre hombres y mujeres», ha zanjado la presidenta del CAA.

El Grupo de Trabajo de Personas Expertas en Igualdad de Género del CAA está integrado por representantes de varios ámbitos sociales, como la Fiscal Delegada de Violencia sobre la Mujer en Andalucía, Flor de Torres, la magistrada Amanda Cohen, la directora del IAM, Elena Ruiz, la directora general de Violencia de Género de la Junta de Andalucía, Maria de los Ángeles Sepúlveda; la decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, María del Mar Ramírez; las portavoces de Igualdad de los Grupos Parlamentarios andaluces o la decana del Colegio de Periodistas de Andalucía, Eva Navarrete; entre otras personas del ámbito académico, laboral o de los medios de comunicación.

Un protocolo para las situaciones que fomentan la desigualdad

Tras el encuentro, la Fiscal Delegada de Violencia sobre la Mujer en Andalucía, Flor de Torres, ha coincidido en la necesidad de protocolizar las situaciones que fomentan la desigualdad, y también ha señalado la importancia de que la ciudadanía conozca dónde canalizar sus quejas. «La indignación ciudadana hay que volcarla en las instituciones públicas. Se puede llegar a la fiscalía ante situaciones o ejemplos de cosificación de la mujer porque la apología de la violencia de género puede tener un encaje legal», ha dicho la fiscal, que ha advertido de que la utilización de burlas, situaciones de sumisión de la mujer o situaciones extremas de desigualdad son la antesala de la violencia machista.

Por su parte, la magistrada Amanda Cohen, responsable de la sentencia por publicidad sexista contra una campaña de Ryanair, ha lamentado la falta de jurisprudencia sobre esta cuestión -solo existen dos pronunciamientos judiciales en España por publicidad sexista- a pesar de que este tipo de anuncios están «a la orden del día». En su opinión, los poderes públicos deben incidir en la educación de los jóvenes que, ha dicho «ve determinados comportamientos discriminatorios como absolutamente normales».

La catedrática de Historia e Instituciones Económicas Lina Gálvez ha llamado la atención sobre un estereotipo cada vez más frecuente en la publicidad como es el de una determinada maternidad, «entregada y natural». «Resumiría un aspecto importante de los estereotipos de género que es el carácter de refuerzo de la realidad y como a su vez la realidad alimenta el estereotipo. Se crea un círculo vicioso que hay que romper de alguna manera», ha concluido la también directora del Observatorio de Género sobre Economía, Política y Desarrollo.

CATEGORÍAS
Comparte